Primera cámara de comercio en Sonora

Jorge Murillo Chísem, Recientes No hay comentarios en Primera cámara de comercio en Sonora 70

Bien dice la historiadora jalisciense Laura Alarcón Menchaca en su tesis doctoral para obtener el grado académico, que no se pueden entender las grandes transformaciones económicas en Sonora durante los años del siglo XIX y principios del XX, si no se conocen los cambios culturales y sociales que desempeñaron los NOTABLES.

Pero ¿Quiénes son los Notables?

Personas de la localidad que se distinguen por sus cualidades de inteligencia, carácter y capacidad de toda especie. Generalmente se trata de empresarios que saben mantener sus palabras con nuevas ideas y enfoques para alcanzar los objetivos trazados, realizando acciones en concordancia con los mismos.

Un ejemplo de lo anterior fue la decisión del gobernador Abelardo Rodríguez en 1946, de pedirle al entonces Director de Educación del Estado, profesor don Alberto Gutierrez que reuniera a un grupo de personas de reconocido entusiasmo en la obra social y cultural, para estudiar los detalles de la organización de un Patronato que pudiera dotar de becas a los estudiantes con dificultades económicas. Gracias a estas personas NOTABLES reunidas, nació la exitosa Fundación Esposos Rodríguez que hoy sigue dando frutos a sus 75 años de haber sido creada.

Pero para entender el origen de una Cámara de Comercio es necesario recordar el notable desarrollo económico que se dio en Sonora en el siglo XVIII, hace 300 años, cuando el territorio formaba parte del noroeste del Virreinato de la Nueva España (hoy México).

Hay que recordar los cambios de Dinastía que se dieron para reinar en España. Desaparecieron los Habsburgo y surgieron los Borbones y con ellos, numerosos cambios políticos y económicos llamadas “Reformas borbónicas” que hicieron traer a nuestro territorio norteño a inmigrantes españoles motivados por el conocimiento que tuvieron de los recursos naturales y las facilidades para su explotación mediante las conocidas “mercedes reales”.

Se dedicaron los inmigrantes o encomenderos al comercio de susactividades agrícolas, ganaderas, mineras en los primeros centros urbanos españoles San Miguel de Horcacitas y Alamos del entonces Reino de Nueva Vizcaya que fue la primera provincia en ser explorada y fundada en el Norte de México. Las mercedes reales también podían ser donadas a indígenas para que formaran tierras comunales, pero especialmente fueron otorgadas a españoles para que las hicieran producir.

Al terminar la lucha por la independencia de México (1810-1821) y amparados con la primera constitución mexicana de 1824, varias familias hispánicas se dirigieron a San José de Guaymas donde se formaron las primeras élites o notables, los Basozabal, Yñigo, Iberri, Gándara, Zaragoza, Seldner, Aguilar, Coska, Cubillas, o franceses como los Marcor, Villadent, Peridier, Fourcade, Leleviery Camou, o italianos como los Boido, Albedi. y Scolari.

Formaron alianzas en negocios y lazos familiares, cubriendo un amplio rango social cultural con las principales ciudades del Estado.

Entre Guaymas y Hermosillo no hubo una rivalidad, como la había en las ciudades sinaloenses. El puerto sonorense era más bien una extensión de la red familiar del Pitic, que hacia 1879 cambió definitivamente su capital de Ures a Hermosillo.

Muy pronto se formarían las grandes Compañías Navieras de don Luis A. Martínez y la de Vicente R. Mexía, entre otras, para incrementar el comercio.

El desarrollo comercial se realizó ampliamente en Guaymas pues contaba a finales del siglo XIX ya con una importante población de 10,000 habitantes quienes se sentían orgullosos de vivir con servicios modernos que les permitían prosperar en sus negocios: Electricidad, telégrafo, correo eficiente, ferrocarril urbano y una vía de ferrocarril hasta la frontera con Estados Unidos, y naturalmente una comunicación marítima con los principales puertos del mundo a través de sus grandes empresas navieras.

Nació entonces el 14 de mayo de 1889 la primera organización comercial formada por empresarios, con el fin de protegerse institucionalmente y elevar la productividad dentro del territorio nacional.

La mesa directiva la formaron:

Presidente: Pedro Cosca

Vice-Pres: Cayetano L. Iñigo

Tesorero: Rafael Escoboza

Vocales:  Francisco Von Borstel, Francisco Seldner. Juan Pedro Camou y Guillermo Robinson.

No es de extrañar que alguien piense que la ciudad de Hermosillo es capital del Estado de Sonora por el hecho de que, habiendo aumentado el comercio regional gracias al ferrocarril, se encontró situado geográficamente en la línea media de dos puertos fronterizos:  Nogales y Guaymas.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top