Fuero: ¿impunidad o anti-política?

Bulmaro Pacheco Moreno, Recientes No hay comentarios en Fuero: ¿impunidad o anti-política? 60

¿Está de moda exigir que se quite el llamado Fuero?

Los que así lo demandan presentan la exigencia de piso parejo para todos los ciudadanos a la hora de aplicar el estado de Derecho en materia de responsabilidades, y que no existan privilegios ni excepciones para nadie a la hora de ser investigados por la presunta comisión de delitos. Que el desempeño de un cargo público sea por designación o de elección popular no sea el pretexto para que quien delinque no sea enjuiciado-de inmediato- como sucede con los ciudadanos comunes.

¿Existe en realidad el fuero como tal?

La Constitución federal lo menciona en al artículo 61:“Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas. El presidente de cada Cámara velará por el respeto al FUERO constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar”. También en el 13 :”Nadie puede ser juzgado por leyes privativas ni por tribunales especiales.Ninguna persona o corporación puede tener fuero,ni gozar más emolumentos que los que sean compensación de servicios públicos y estén fijados por la ley…subiste el fuero de guerra para los delitos y faltas contra la disciplina militar”.

¿Se ha fundamentado la figura jurídica?

Sí. El jurista Juventino Castro afirma: “Con el propósito de proteger la función constitucional desempeñada por ciertos servidores públicos de alta jerarquía, respecto de posibles obstrucciones o agresiones con fines políticos de las demás ramas de Gobierno o de represalias y acusaciones temerarias, el artículo 111 en vigor conserva y amplía la institución de la inmunidad procesal de ellas en materia penal -antiguamente llamada en forma equívoca “fuero constitucional”- y que después de haber sido severamente criticada, ahora se denomina eufemísticamente, “declaración de procedencia”, pero cuyo significado y alcances jurídicos siguen siendo exactamente los mismos”… Es decir el equivalente a “Desafuero”.

Jacinto Pallares abunda: “La necesidad de que los funcionarios a quien están encomendados los altos negocios del Estado no estén expuestos a las pérfidas asechanzas de sus enemigos gratuitos, el evitar que una falsa acusación sirva de pretexto para eliminar a algún alto funcionario de los negocios que le están encomendados y el impedir las repentinas acefalias de los puestos importantes de la administración pública, son los motivos que han determinado el establecimiento del fuero que se llama constitucional consignado en el Código Fundamental” (artículos 108 a 114)

Hay quienes argumentan que ya no son las mismas circunstancias históricas y políticas que lo generaron, y que por eso hay que quitarlo.

Es un argumento débil que debe ser debatido. Si bien la figura del llamado fuero se ha desgastado por la abundancia se denuncias de corrupción de parte de servidores públicos en ejercicio que no han avanzado, también es cierto que las tensiones enfrentadas por el poder público y sus representantes ahora son más intensas y frecuentes que antes. Ejemplos y actores abundan: El hampa organizada,los poderes fácticos,etc.

El poder público en el nivel que sea, siempre estará al acecho de quienes por todos los medios buscan debilitarlo para sacar provecho, complicar la aplicación de la Ley y frenar la moderación de abusos de quienes tienen por imperativo servirse del poder para fines privados.

También hay excepciones. Los hay quienes con fuero y todo burlaron la Ley, se apropiaron de bienes públicos, y defraudaron la confianza, y ahora que ya no tienen esa protección, tampoco les pasa nada, porque las complicidades y las redes de intereses que establecieron durante su mandato los ha librado por ahora de la aplicación de la Ley.

Por eso el debate no debe quedarse nada más en lo relativo Fuero. ¿Fuero o impunidad? ¿Que pesa más en México? ¿Quitar el fuero, combatir la impunidad,o exigir que se atiendan con eficacia el 90% de las denuncias que nunca se investigan?

¿Por ejemplo?

El caso del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés, que durante su gestión se burlaba de la aplicación de las leyes contra sus colaboradores con actos de corrupción argumentando siempre que se trataba de venganzas políticas por pertenecer a un partido distinto.

¿Qué podrá alegar ahora que son tan del dominio público las irregularidades detectadas en su gobierno? Los expedientes integrados por la autoridad competente demuestran su culpabilidad.

Antes,no se le tocó por la protección que le daba el cargo de gobernador (fuero). ¿Y ahora que ya no lo tiene?¿Cual es el freno?  su red de protección la conforman las complicidades y los intereses creados durante su gobierno.

Para el debate:¿Quitar el Fuero así nada más, o entender que en casos como el mencionado pueden más las complicidades y los intereses creados que la justicia pronta y expedita?.

¿Porqué el coraje contra los servidores públicos? ¿Anti-política?

Porque al desencanto con la democracia, la gente ahora le suma el rechazo contra los políticos. Muchos creyeron que los avances en la democracia iban a traer la solución para la mayoría de los problemas y no ha sido así. Tenemos una mayor democracia,sí, pero hay problemas que se han agravado porque la democracia en ninguna parte del mundo ha sido la fórmula mágica para resolver los problemas de desigualdad de oportunidades, pobreza, crisis económicas y de seguridad entre otras.

La democracia da libertad,fomenta la participación y amplía los derechos de la gente. La democracia no hace más ricos ni más pobres, hace ciudadanos más libres para elegir gobernantes,pero a veces la gente se equivoca al elegir y de ahí el desencanto con la política y la decepción ciudadana.

¿Ejemplos?

Los abundantes casos de gobernantes enjuiciados y destituidos del poder que fallaron a la confianza de la gente y que hicieron lo contrario a lo que ofrecieron en sus campañas.Los casos de Brasil, Ecuador, Perú, Paraguay,Guatemala y Honduras entre otros,ejemplifican lo anterior.

¿Es antiguo el fuero entonces?

José Becerra Bautista dice: “El fuero surgió como institución en el derecho medieval inglés cuando en 1341 el Parlamento, ante el crecimiento del poder de los comunes dictó un estatuto en virtud del cual ninguno de sus miembros podía ser juzgado sino por sus propios pares”. En México fue Benito Juárez el que suprimió todos los fueros existentes manteniendo únicamente el Fuero Constitucional, el Fuero Militar y el Fuero de Imprenta. El fuero eclesiástico quedó suprimido y la Constitución de 1857 solo reconoció los Fueros Constitucional y militar.

¿Juicio Político?

El juicio político está en las constituciones y se le llama así porque no es un juicio penal que persiga castigar -aunque una de sus causales pueda ser delictuosa- sino separar del cargo. Implica el ejercicio de una función jurisdiccional llevada a cabo por un órgano político, para remover de su cargo o inhabilitarlo para otros posteriores a un servidor público. Es el control que ejercen ambas Cámaras del Congreso de la Unión sobre los otros dos Poderes del Estado con el fin de destituir de sus cargos a los órganos públicos y por las causas que indica la Constitución” (Palacios P.).

¿Quitar el llamado “Fuero” resolverá los problemas de corrupción?

No, porque la corrupción no es un fenómeno privativo de los servidores públicos ni de los representantes populares. El debate por precipitado ha sido incompleto. La corrupción es un fenómeno general que se ha extendido a todos los confines de la sociedad y donde cada quien tiene su parte de responsabilidad, pero el debate -ahora- se sesga para achacarle todas las culpas a los servidores públicos -que tienen su parte de culpa-,pero la corrupción es un fenómeno mucho más amplio y complejo.

¿Y en el ámbito local?

En Sonora, lo relativo al fuero coincide con las disposiciones federales (Título sexto de la Constitución local artículos 143 a 148-B), con la diferencia de que dicha protección por alguna razón se amplió a una diversidad y multitud de  servidores públicos que no deberían estar considerados.

¿Se trata de un debate jurídico o político?

Está de moda atacar a la política y a los políticos. No sólo se da en México. En algunos casos hay razón de sobra,pero se tiende a generalizar. Se trata de una tendencia mundial que ha insistido en cuestionar la utilidad, los valores y la eficacia de la política y de quienes la practican profesionalmente. Ahora los culpan de todo y les endosan cuanta crisis se va presentando. Esa tendencia ya ha rendido sus primeros frutos.

En los Estados Unidos de América el Partido Republicano ya tiene a un candidato, que ha hecho del ataque a la política y a los políticos su bandera principal. En Inglaterra, el llamado Brexit que ha sacado a la nación de la Unión Europea, se logró básicamente por la postura radical anti-autoridades públicas. Así lo entendió el primer ministro William Cameron, que renunció a los pocos días del referendo. El caso de Grecia, el año pasado, y el reciente intento de golpe de Estado en Turquía también deberán ser inscritos en la lista de la anti política entre otros casos.

Quienes impulsan la eliminación del fuero deberán demostrar que con esa medida se resolverán en el corto plazo los graves problemas de corrupción,indolencia,y la aplicación selectiva de la justicia.

También, que la corrupción y la injusticia no son fenómenos privativos de los políticos y los servidores públicos. Deberán tomar en cuenta que ahora participan también otros actores,por ejemplo,aquellos que nunca dan la cara, pero que con frecuencia se dedican a sacar raja del sector público vía tráfico de influencias,concesiones,prebendas y cabildeos con independencia del partido al que pertenezcan y nunca les pasa nada a pesar de no gozar del fuero. Si con eso-por moda o por inquietud legítima- se busca generar una ola de indignación contra la política y los servidores públicos,poco se abonará al clima de polarización política que se vive en México de cara a la sucesión presidencial del 2018. El Barón de Montesquieu sentenció que “La ley debe ser como la muerte que no exceptúa a nadie” y “Que una cosa no es justa por el hecho de ser ley, sino que debe ser ley porque es justa”. Nada más y nada menos…Este debate va para largo.

bulmarop@gmail.com

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top