¿Cuánto vale una medalla de oro olímpica?

Recientes No hay comentarios en ¿Cuánto vale una medalla de oro olímpica? 100

Al parecer el licenciado Alfredo Castillo Cervantes nunca ha ganado una medalla ni aspira tampoco a ganarse una. El presidente Enrique Peña Nieto lo nombró en abril del año pasado titular de la Comisión Nacional del Deporte y, según la Agencia Reforma, declaró públicamente, que “las medallas no miden el éxito…” y más adelante, cuando se enteró que la sonorense Alejandra Valencia se había quedado cerca de ganar la medalla de bronce, señaló:. “Para mí, no es un indicador”, o el licenciado Castillo no pensó lo que dijo o el reportero que escribió la nota, como ha sucedido muchas veces, no entendió las palabras del funcionario.

Quizás el ex procurador del Estado de México quiso decir en su juicio, pensando ahora como autoridad deportiva, que era prematuro juzgar el trabajo de la delegación de México en Río 2016 considerando los pobres resultados que se están obteniendo.

Lo que sucede es que las medallas de las Olimpiadas son los objetos más deseados en estos días en Río de Janeiro 2016. Sus organizadores ordenaron producir 2,488 medallas para premiar a los deportistas, de las cuales, 812 fueron de “oro”, el metal más preciado.

Pero ¿Qué valor tiene una medalla olímpica de oro?, sin considerar su valor extrínseco.

Para calcular el valor intrínseco de las medallas olímpicas hay que tomar en cuenta su composición química y según la normatividad del Comité Olímpico Internacional que preside desde 2013 el exesgrimista alemán Thomas Bach, establece que cada medalla dorada debe contener al menos 6 gramos de oro, y si esto es cierto, las de Río 2016 pesaron unos 500 gramos y su valor intrínseco estimado es de 600 dólares, según cálculos del Consejo Mundial del Oro, por tener 1.34 % de oro, 92.5 % de plata y el resto es bronce (cobre y estaño).

Sin embargo, hubo medallas doradas hechas enteramente de oro y fueron entregadas en los juegos olímpicos de Estocolmo en 1912. En la cara posterior se mostraba a un heraldo inaugurando las olimpiadas, mientras que en el reverso se podía apreciar la imagen de un gimnasta conocido.

Pero además de su valor intrínseco, estas preseas una vez entregadas, su valor en el mercado se proyecta mucho más allá del costo de los elementos químicos que la componen y se convierten en un objeto muy preciado para los coleccionistas. Así, una medalla de oro olímpica y de una disciplina cualquiera, ganada por un deportista no muy conocido, puede venderse en unos 10 mil dólares en los casos de subasta.

Pero si se trata de una presea que cuenta con una historia particular que la puede hacer más valiosa, las cifras se disparan mucho más allá, como sucedió en noviembre del 2013 cuando en Johannesburgo, Sudáfrica, se subastó en más de un millón de dólares una de las cuatro medallas de oro del afroamericano Jesse Owens ganadas en las Olimpiadas de Berlin de 1936, ante la presencia de Adolfo Hitler.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach aclaró que no asistiría a la subasta lamentando que se haya perdido el verdadero sentido del valor de la presea.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top