Un fantasma recorre al PAN: el fantasma de 1976

Benjamin Gaxiola Loya, Recientes No hay comentarios en Un fantasma recorre al PAN: el fantasma de 1976 86

El PAN de este 2017 amenaza con venirse abajo, con desbarrancarse por sus ambiciones, con fracturarse dados sus apetitos, con parcelarse como partido político ante su canibalismo de poder.
La crisis por la que atraviesa en estos momentos, debido al enfrentamiento entre los bloques de seguidores del actual presidente nacional Ricardo Anaya y sus opositores nucleados alrededor de Margarita Zavala de Calderón y del ex gobernador poblano Rafael Moreno Valle, es sin duda la mas grande, destacada, significativa y peligrosa desde la fractura del año 1976 en que acabaron sin ofertar candidato a la presidencia de la Republica.
Sus diferendos de estos días, cada vez más frecuentes, ríspidos y personales, no están siendo procesados adecuadamente. Hay demasiado odio y rencor en los dardos que al interior se avientan sus tribus azules. Han desenterrado las hachas de guerra y parecen querer sangre.
Nada más alejado de lo que fue el PAN a lo largo de su ya extensa historia.
El PAN ha pasado de las asambleas y consejos de partido donde con rudeza pero con fraternidad se discutía de todo, a las cenas de negros donde lo que prevalece ya no es la práctica parlamentaria del debate de ideas, la tolerancia y al ánimo cordial. Ahora, el PAN destaca por su divisionismo, sectarismo, porrismo y un caciquismo mediocre y ramplón.
En ese 1976, la fractura entre las posiciones que representaban José Ángel Conchello y Efraín González Luna fue imposible de remontar. José López Portillo fue el candidato del PRI y el único que recorrió el país solicitando el voto.
Candidato único: el mejor ejemplo de lo caduco del sistema político de ese momento y que obligo, entre otros factores, a las reformas que de la mano de Reyes Heroles habrían de cuajar un par de años más tarde para regresarle la representatividad, pluralidad partidista y gobernabilidad al país.
(Valentín Campa, por el Partido Comunista Mexicano, contendió desde las sombras: el PCM no tenía registro legal y no fue avalada su participación, no obstante el cálculo de que haya obtenido una alta votación en esos comicios).
José Ángel Conchello, el pragmático, enfocado hacia la clase media, pro colaboración con el régimen priista. Efraín González Luna, el doctrinario, el reacio a conciliar con el gobierno, el purista de la génesis panista de 1939.

En 1976 el debate fue de ideas, posiciones ideológicas y visión de futuro. Este 2017, el PAN solo riñe por candidaturas, dinero, prebendas materiales, impunidad. Lastimoso contraste.
Con la llegada del PAN a Los Pinos durante el periodo del 2000 al 2012, el proceso de degradación institucional de ese partido político se agravo. De partido de pocos, medio doctrinario y medio pragmático, se convirtió en un partido oligárquico, elitista, rapaz, simulador y sobre todo de los moches y la venta de beneficios, corrupto y corruptor.
En la renuncia y despedida al PAN de muchos de sus más ilustres ex militantes, sobresale un coro de voces que tiene en común el verdadero diagnóstico sobre lo que se convirtió el ex partido maderista y civilista que alguna vez fue el PAN original: antidemocracia, promiscuo acercamiento al gobierno, secuestro por parte del empresariado, autoritarismo interno, burocratización del partido, intransigencia, tribalismo, fraude electoral, corrupción, clientelismo, acarreo, abuso de autoridad, dedazos disfrazados…
Rumbo a las elecciones de 2018, el PAN va en un frente electoral junto al PRD y Movimiento Ciudadano: mas se habrá de diluir lo que permanece aún de su ADN historico en aras de ganar el poder, derrotar al PRI y sobre todo a Morena.
A ver si –como dijera el último de sus ideólogos, el fallecido Carlos Castillo Peraza — no acaban ganando el poder y perdiendo el partido. ¿Valdrá la pena?

Benjamín L. Gaxiola
Septiembre de 2017

Author

Benjamin Gaxiola Loya

Benjamin Gaxiola Loya (Hermosillo, Sonora, 16 de Marzo de 1970) es Profesor Universitario desde hace varios aÒos. De formacion Abogado e Historiador se ha desempeÒado ademas de la docencia y la abogacia, en el servicio publico y como asesor en el Poder Legislativo. En la administracion publica ha colaborado desde la Presidencia de la Republica y la Secretaria de Educacion Publica hasta la Secretaria del Ayuntamiento de Hermosillo recientemente, asi como en la Camara de Diputados del Congreso de la Union en la pasada legislatura y en la Camara de Diputados del estado de Sonora aÒos atras. Ha sido columnista en diferentes medios de comunicacion escritos de la localidad asi como analista en radio y television. De igual forma ha sido Secretario de la Sociedad Sonorense de Historia, A.C. asi como capacitador en tematicas educativas, politicas e historicas en distintas instituciones del sector publico y privado del estado.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top