Yucatán, Mérida y la Ciencia

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en Yucatán, Mérida y la Ciencia 12

En días pasados tuve la oportunidad de visitar, por motivos de trabajo, la ciudad de Mérida, capital del bello estado de Yucatán. Una gran ciudad, ordenada, limpia, con sus grandes avenidas y parques en perfectas condiciones, con una vida cultural excepcional y con una gente maravillosa. Sus viejas casonas nos maravillan con su arquitectura inmensa y su detalle artístico que nos sorprende y deleita. El encanto de Mérida se percibe, y se siente, desde el preciso momento que descendemos del avión. Ciudad ancestral, colmada de historia precolombina que se expresa a cada paso con orgullo e identidad.

Los motivos laborales que me llevaron a ella derivaron de una invitación del Fondo Mixto CONACyT – Estado de Yucatán, para participar en la etapa final de evaluación de un interesante proyecto cuya meta es la conformación de una plataforma tecnológica para el procesamiento e introducción exitosa del “pulpo maya” a los mercados nacional y de exportación. Este fondo es uno de los programas del gobierno federal para financiar la investigación aplicada y la transferencia de tecnología, a través de CONACYT, con fondos que provienen, de manera bipartita, de la federación y los gobiernos estatales.

Además de lo interesante del proyecto en comento, lo interesante fue ver como el gobierno del estado de Yucatán considera y hace uso de la ciencia con una clara definición de su política pública al respecto. A diferencia de nuestro estado, y aunque nos incomode mucho, Yucatán cuenta con la Secretaría de Investigación, Innovación y Enseñanza Superior, la cual, entre otras múltiples encomiendas y responsabilidades, administra, en todos sus aspectos, este fondo mixto estatal. Otros estados de la república cuentan también con una secretará similar, elevando su atención a la ciencia a un nivel de secretaría de estado, como debe de ser, y como debiera ser así también en Sonora.

Por una inexplicable razón, el Fondo Mixto de Sonora se encuentra dentro del ámbito de la Secretará de Economía, como si todo lo relacionado con la ciencia cayese, en el corto plazo, dentro del rubro de la economía. Ese es nuestro principal error; el otro, es no saber qué hacer con la ciencia sonorense de una manera sistemática, ordenada y con método sobre todo. Por cuantos años más mantendremos esta abulia. Tan fácil que pudieran hacer las cosas. En fin, seguiremos insistiendo.

Y para terminar, mi mensaje perenne a la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso del Estado: Diputad@s, hay tanto que hacer con la ciencia; háganlo por Sonora, hagámoslo por Sonora. Que así sea.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top