Un buen libro

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en Un buen libro 61

En días pasados tuve la oportunidad y el honor de presentar el libro titulado “En busca de nuestros orígenes. Biología y trascendencia del hombre a la luz de los últimos descubrimientos”. Un libro que cuestiona pero que cautiva. Que llama a la conciliación de dos conceptos, de dos creencias, que hemos manejado casi desde siempre como irreconciliables. Una excelsa obra, magistralmente documentada y escrita por el Dr. en Ciencias Biológicas, Emilio Palafox; el Filósofo, Dr. Carlos Alberto Marmelada; y el Catedrático en Metafísica, Dr. Alejandro Llano. Tenemos en ella las sabidurías manifiestas de un científico de las ciencias de la vida, de un pensador universal amante del conocimiento, y de un estudioso del mundo, más allá de lo físico y lo material. Así, las ciencias de vida, la filosofía y la metafísica, convergen en nuestras manos en una forma didácticamente sencilla, interesante, motivante y, por ello, formativa.
La obra se divide en tres partes; sin embargo, desde el prólogo mismo, escrito por los propios autores, somos atrapados por la fluidez y sencillez en qué la información que encierra es expuesta. En el prólogo mismo, se nos cuestiona acerca de la esencia de la naturaleza humana, de nuestro origen, y de nuestro destino tras la muerte. Preguntas cotidianas cuyas respuestas mil indican nuestro desconocimiento, pero también nuestro interés; tal vez nuestro disimulo, descuido y hasta temor a este tipo de cuestionamientos. El libro nos señala que es tiempo de revisar conceptos y entendimientos, de analizar y poder distinguir entre ciencia, filosofía, teología y metafísica, y más que nada, entender cómo ellas están correlacionadas.
Nos delinea la complementariedad creación-evolución, en el concepto “Creación Evolutiva” en contraposición del concepto “Evolución Creadora” como el punto toral de la obra: nuestra creación que evoluciona y no la evolución que nos crea. Es enfática en aducir que la ciencia no es la única forma de generar conocimiento objetivamente valido, y que la existencia misma del ser humano se dirime mediante razonamientos filosóficos y no mediante análisis científicos. Sin embargo apunta, y en ello radica la importancia y fineza de la obra, que sería un gran error de los filósofos y los teólogos el desatender los resultados y la evidencia a los que llega la ciencia en el estudio sobre el origen y la evolución del ser humano.
En su último párrafo, inteligente, incluyente, conciliador y lleno de complementariedad, los autores nos dicen que sin queremos tener un conocimiento integral sobre el ser humano, necesitamos de la aportación y colaboración, sincera, respetuosa y honesta de todas las ramas del saber implicadas en las explicaciones de nuestros interrogantes más importantes acerca de nosotros mismos.
Sin duda, un libro que debemos leer.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top