Por las calles de Hermosillo

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en Por las calles de Hermosillo 52

Hermosillo es la ciudad que me adopto hace 43 años, contando apenas con mis primeros 18 años de edad, La idea fue, en aquel entonces, concluir mi carrera de Químico-Biólogo en la Universidad de Sonora, habiéndola iniciado en la UNAM en 1972. Desde ese lejano diciembre de 1973 la ciudad me cautivo, considerándome hoy un comprometido y empedernido hermosillense. La nostalgia por mis años de niño y joven incipiente en mi Mexicali querido, se matiza con todo lo que Hermosillo me ha brindado desde aquel lejano día de mi arribo.

Era la década de los 70´s. El mundo siendo el mismo, era otro a la vez. Los aires de rebeldía aún se sentían por doquier; Hermosillo era un claro ejemplo de ello. Por ello me identifique con su dialéctico ser cotidiano, rebelde y conservador a la vez, con aire de una ciudad culta e identificada consigo misma. Desde entonces, recorrí, como un peatón más, casi todas sus latitudes, pues en aquellos tiempos el transporte urbano era también, como hoy, una catástrofe. Afortunadamente viví siempre cerca de la Uni.

El tiempo y la distancia de los recuerdos se incrementaron pero aún estoy aquí y aquí seguiré. El Hermosillo del 2016 se sigue construyendo en mi ánimo y sentimiento diario. Solo espero haber contribuido hasta hoy con algo de lo que he recibido. Aún sigo recorriendo sus calles y avenidas, ahora en mi bicicleta la mayor parte de las veces, captando imágenes y escenas que describen leyenda y tradición, pasado y presente, avances y retrocesos, aciertos y desventuras.

Un deleite andar por las calles de Hermosillo, las calles con su historia que no quiere ser olvidada y reclama la indiferencia y desdén de muchos de sus habitantes. Propongo que retomemos el sentimiento y la identidad por nuestra ciudad, lo cual hemos venido perdiendo paulatinamente. Dediquémosle menos tiempo al celular mientras nos transportamos de A a B, cualquiera que sea el medio utilizado y volteemos para ver a su gente, a sus edificios, a sus parques. Reencontremos a nuestra ciudad. Reencontrémonos nosotros mismos.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top