Piquetes de zancudo 20/06/14

Recientes No hay comentarios en Piquetes de zancudo 20/06/14 46

Ronchitas del 13 al 20 de junio, 2014

Sábado 14 de junio.- En el grupito de Guillermo Padrés, ya se hartaron de queso

Circuló este viernes el rumor de que el Secretario de Salud del gobierno padrecista presentaría su renuncia. La defunción de otro jornalero agrícola a quien se le habría negado atención médica por carecer de dinero para pagarla, sería la gota que derramó el vaso para ‘pedirle la bola’ a un funcionario que, por cierto, tampoco tendría por qué irse así como así, y dejar un mar de dudas sobre el manejo presupuestal de la Secretaría que, después de la de Educación y Cultura, es la que más recursos administra. Y la que peores resultados ha obtenido.

Claro. También hay que apuntar que el señor Bernardo Campillo, titular de la secretaría de Salud, entró desde hace un par de años en un pleito de cantina con el secretario de Gobierno, Roberto Romero López (estuvieron a punto de liarse a golpes, pero el segundo simplemente se arrugó, para excepción de la regla que establece que ¿no hay chapo que no sea cabrón?, y buena parte de las campañas contra Campillo tienen su origen en el segundo de a bordo en el gabinete padrecista.

Lo cierto también, es que esto parece un ajuste de cuentas de la ‘mafilia feliz’, como se le ha dado en llamar a ese círculo muy cercano al gobernador Padrés Elías, donde agotaron cinco años de depredación presupuestal, y a un año de que se vayan, no encuentran la manera de tapar tantos hoyos en el barco que hace agua por todos lados.

Y a partir de estos acontecimientos, queda abierta, de plano, la temporada de ‘sálvese quien pueda’, porque en el grupito de Guillermo Padrés, ya se hartaron de queso, y ahora lo que quieren es salir de la ratonera, así sea con una pluri que les dé fuero.

En esas andan, y por aquí les reportaremos cómo evoluciona el asunto.

ooOoo

Martes 17 de junio.- Roberto Romero López: el Alzati sonorense

Pues con la novedad de que en Sonora ya tenemos nuestra propia versión de Fausto Alzati, en la persona de Roberto Romero López, con la diferencia de que al primero lo cesaron fulminantemente, y al segundo le festejan su atrabiliaria participación en redes sociales, donde un día sí y otro también se exhibe como la antítesis de lo que debe ser un Secretario de Gobierno.

Como la trolleadora lectora, el stalkeador lector se habrán enterado, el director de Televisión Educativa, Fausto Alzati Araiza fue cesado ayer de su cargo, después de interrumpir hebreo y escandinavo (ebrio y escandaloso, pues), la lectura de un poema que consideró ‘malicioso’ contra el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Lo anterior, durante la inauguración de la exposición de la muralista Aurora Reyes (Nota completa en http://www.elzancudo.com.mx/vernoticias.php?artids=1925&categoria=1 ).

Pero lo peor no fue lo ocurrido durante el evento el viernes pasado, sino la guerra de ‘tuitazos’ en la que entró el funcionario federal este lunes, con las personas que denunciaron el hecho, y que entre otras cosas le recordaron aquel episodio en el que fue acusado de falsificar sus títulos académicos cuando era titular de la SEP, lo que también le costó el cargo al inicio del sexenio de Ernesto Zedillo.

Aquí en Sonora, este lunes el secretario de Gobierno amaneció ‘faustoalzatiado’ y, cuestionado a través de su cuenta de Twitter por el diputado del PRI Humberto Robles Pompa a propósito de la pésima relación entre Ejecutivo y Legislativo; la retención de recursos del primero hacia el segundo y la torpeza política con la que ha conducido a la bancada panista provocando la parálisis legislativa, Roberto Romero López exhibió a plenitud el por qué es considerado el peor secretario de Gobierno que haya tenido Sonora.

Todo comenzó con la respuesta que dio Romero López a algunos tuits de diputados de oposición en la que dijo: “Cómo lloran y qué poco trabajan”.

El periodista Luis Alberto Medina, que algo sabe del difícil arte de picar cebolla, terció para preguntar a Robles Pompa por qué había llamado “tortillera” a la panista Mónica Paola Robles, que es además, esposa de Romero López. “Porque ella me llamó jotolón mientras hablaba”, fue la respuesta del priista.

Se referían, desde luego, a la sesión del pasado jueves, cuando después de una acalorada discusión en la que se dijeron de todo, los priistas abandonaron por tercera ocasión consecutiva el salón de plenos, rompiendo el quórum…

ooOoo

Miércoles 18 de junio.- Guillermo Padrés no tiene quien lo defienda

Pues no fue muy lejos por la respuesta el atrabiliario Roberto Romero López, secretario de Gobierno de Sonora que en la víspera acusó a los delegados federales de Conagua, Semarnat y Profepa  de estar haciendo lo necesario para dejar sin agua a Hermosillo al obstaculizar los trámites para continuar con las obras del Ramal Norte.

El gobierno federal respondió de inmediato y lo hizo a través de la persona que más sabe de los asuntos relacionados con el tema hídrico, y concretamente con el accidentado proceso de construcción del Acueducto Independencia, el ingeniero César Lagarda Lagarda, que en una exposición sumamente documentada, y con la serenidad de quien sabe de lo que está hablando, soltó:

“Yo disculpo al secretario de Gobierno, porque sus opiniones son las de alguien que no conoce el tema”.

Bueno, en otra parte de la entrevista, a Lagarda Lagarda le preguntaron si los funcionarios del nuevo sonora le habían pedido una opinión sobre cuestiones técnicas del Acueducto, y el ingeniero dijo que no.

“Ojalá me pidan opiniones sobre cuestiones técnicas, porque si las piden sobre cuestiones políticas, de eso no sé nada”, dijo.

Y desde el fondo del pequeño salón donde se llevaba a cabo la entrevista sólo se oyó un “¿Qué qué quééééééé???”.

Y luego unas carcajadas.

Cera y pabilo, hizo el señor Lagarda del señor Romero López. (La nota completa la podrá ver la hídrica lectora, el ramaleado lector en http://www.elzancudo.com.mx/vernoticias.php?artids=1932&categoria=1 )

La madriza que César Lagarda acaba de proporcionar no a Roberto Romero, porque ese es un hombre de paja; el receptáculo de todas las mentadas que se desbordan ya sobre su jefe, el gobernador Guillermo Padrés Elías, marca el comienzo de una nueva relación entre el gobierno federal y el estatal.

Y con datos técnicos en la mano. El reservorio construido por los genios del nuevo sonora está en el vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez. Esa presa se volverá a llenar en el futuro, porque el ciclo del agua es milenario.

Quienes abogan por el futuro del ramal norte para este verano, se equivocan. El ramal norte, incluso suponiendo que no lo hubieran clausurado, no tendría agua sino hasta el 2015 o 2016.

El acueducto tiene, en su obra de toma, cinco motores. Cada uno cuesta entre 4 y 5 millones de pesos, porque son aparatos que no se fabrican en maquilas, sino que se diseñan a partir de las necesidades específicas de la obra en la que serán utilizados.

Uno de esos motores ya falló desde el año pasado, se devolvió a Taiwan, donde los fabrican sobre pedido, pero es hora de que no lo regresan.

Los otros están funcionando sobre la plataforma de la obra de toma en El Novillo, que tiene fallas estructurales. Si algún día tienen que funcionar los cinco motores, la plataforma será insuficiente para resistir la vibración.

Los tubos del Acueducto no van a resistir la presión frente a eventualidades, porque fueron colocados sin atender los protocolos mínimos que exige una obra de esa naturaleza. Si un camión se estaciona a la orilla de la carretera, su carga los va a hundir.

Ya entrados en gastos, el ingeniero Lagarda mostró un plano muy elemental, que muestra cómo el ramal norte atraviesa todo el vaso de la presa Abelardo L. Rodríguez, donde se encuentra incluso el reservorio que, cuando la presa tenga de nuevo agua, será inundado junto con los millones de pesos que costó.

Otro dato importante. En toda la extensión del ramal norte que pasa por el vaso de la presa, hay 36 válvulas. Jamás, esas válvulas podrían ser exploradas cuando la presa tenga agua.

“Yo no me quiero meter en cuestiones políticas”, dijo el ingeniero Lagarda. “Yo soy un convencido que desde hace mucho tiempo, la desalación es una alternativa para abastecer de agua no sólo a las ciudades costeras, sino a las que están, como Hermosillo, alejadas a un centenar de kilómetros de la costa”…

ooOoo

Jueves 19 de junio.- Pretende Padrés que lo pinten en un mural del Palacio para inmortalizarse

*Por considerar al maestro Carlos Moncada Ochoa uno de los referentes imprescindibles en el periodismo (político, cultural, histórico y/o sin más adjetivos), me permito reproducir en este espacio su colaboración de hoy:

La destrucción de murales en el palacio de gobierno resultó, por desgracia, cierta. La polémica que se desarrolló la noche del martes en las redes se centró sobre el espacio originalmente sin pintura en el ángulo superior norte, pero el estropicio principal se hizo en los muros que, al subir a la planta alta, encuentra uno a mano derecha y a mano izquierda.

En esos espacios, equivalentes al 40 o 50% del mural de Teresa Morán, que plasmó la vida y teogonía de los yaquis y evocó las páginas históricas más brillantes contra los filibusteros y la intervención francesa,  los albañiles tendieron capas de enjarre y las pinturas desaparecieron.

El gobernador desea que en los espacios robados al patrimonio cultural de Sonora se pinten retratos de líderes nacionales panistas, el del presidente Vicente Fox, el del presidente Felipe Calderón y, desde luego, el suyo, destacando que es el primer gobernador panista en Sonora (y Dios quiera que el último).

También se pintarán las que Padrés cree sus obras cumbre: el acueducto a El Novillo, el estadio de beisbol y algún puente elevado. A él  se le representará acompañado de “su” pueblo, no necesariamente la noche del 15 de septiembre del año pasado.

Los murales del palacio los promovió  el gobernador Samuel Ocaña García. Los del cubo de la escalinata y de la planta superior fueron pintados por Enrique Estrada y Teresa Morán; los de la planta baja, con estilo diferente, por el recientemente desaparecido Héctor Martínez Arteche. Aunque los dos primeros comenzaron en 1982 y Martínez Arteche a principios de 1985, los tres terminaron este año, que fue el último del gobierno de Ocaña.

Habíamos considerado que estos murales eran, en cuanto a plástica, lo mejor del patrimonio cultural de los sonorenses. Ahora que se intercalen temas políticos y figuras políticas cuestionadas, especialmente la del gobernador, por la imparable corrupción, los restos del antiguo patrimonio cultural quedarán contaminados.

Supongo que los sonorenses de todos los partidos, el PAN inclusive, no permitirán el monumental insulto a nuestros antepasados.

PADRÉS Y SOCIOS SE LA JUEGAN: GANAN EN 2015 O A LA CÁRCEL

Supongo que los panistas fingirán otro intento de sesión en el Congreso, aunque con el ánimo de que no se reúna el quórum; ya conocen la receta: hablar mucho y no ceder en nada.

El gobernador Padrés está decidido a impedir que se apruebe la legislación electoral para que se conserve el Consejo Estatal Electoral con la composición que le conviene. Si el INE presiona y obliga a los legisladores locales a celebrar al menos una sesión para aprobar la nueva ley, Padrés confía en que algunos de sus cómplices quedarán en posiciones que les permitan hacer trampas a favor de los candidatos panistas.

Poco o nada le importa que los sonorenses hagamos en ridículo por no haber sacado la tarea sus legisladores. Y su afán de revolver las aguas se entiende. Se está jugando, para el 2015, dos opciones: la primera, que gane el candidato del PAN y le tape la corrupción; la segunda, que gane el candidato del PRI y que lo mande derechito a la cárcel.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top