No al populismo, la linea del presidente EPN

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en No al populismo, la linea del presidente EPN 50

Hace unos días el presidente de la república Enrique Peña Nieto ante los consejeros políticos nacionales de su partido el revolucionario institucional, ofreció un buen discurso. Dibujo al PRI que México necesita y rechazó formatos inútiles y fuera de tiempo. Uno de ellos fue la convocatoria a descartar del quehacer político partidista y de los actos de gobierno el populismo.

Déjeme tratar de encontrar una definición que nos aproxime al entendimiento fácil del concepto tan utilizado en política. El populismo puede ser entendido como un estilo de liderazgo caracterizado por la relación directa, carismática, personalista y paternalista entre el líder y el seguidor. El primero no reconoce mediaciones organizativas o institucionales y dice lo que el pueblo quiere oír, aunque sean quimeras. Habla—sigo con el líder—en nombre del pueblo. Llega un momento que los seguidores están convencidos de las cualidades extraordinarias del líder y creen que gracias a ellas conseguirán mejorar su situación personal o la de su entorno.

Como ejemplo de lo anterior, les pongo al peje, Andrés Manuel López Obrador ( AMLO), amo y señor de Morena, partido político construido por él. En sus encendidos discursos se anuncia como el benefactor del pueblo mexicano, particularmente de los pobres. Deja en el aire siempre los cómo resolver, habla solamente del problema y deje entrever que bastaría su sola presencia en la presidencia de la república, para solucionar como por encanto los diez mil impedimentos que nos mantienen en condiciones de república en eterno desarrollo, carente de muchas cosas, entre ellas gobiernos honestos.

El peje no está solo, hay infinidad de actores de todos los colores y sabores políticos que son profesionales del populismo. Cada uno de ellos tiene la solución de los problemas pero imposible hacerlo si el pueblo no les cede el poder. Aunque la mayoría de esos personajes ya han estado en importantes cargos del servicio público y no ha pasado nada, insisten en anunciarse como los poseedores de la fórmula para que México y los mexicanos cambiemos y dejemos de ser pobres entre otras tantas adolescencias. .

En el PRD hay signos de populismo cuando nos retratan un México encaminado al paraíso a través de programas sociales que hagan del alumno un eterno becado hasta concluir sus estudios, a la mujer una heroína domestica que con o sin pareja sea jefa de familia exitosa o que los adultos mayores disfruten de su vejez protegidos en todos sentidos, particularmente en seguridad social, salud e ingresos económicos por sus años de servicio. No se diga del trabajador y su justa retribución y trato.

El PAN ha convertido su populismo en la compra de voluntades a través de dadivas que mantienen al pobre, jodido e ilusionado votando por ellos. En su populismo se dicen ser una réplica de la madre Teresa de Calcuta y ellos inocentes culpan al PRI de sus fracasos en administraciones públicas en los tres órdenes de gobierno; como lo deja manifestado el joven Ricardo Anaya que busca ser dirigente nacional del PAN, señalando las corruptelas del PRI. Tan fácil que le sería hablar de las propias y les recuerdo algunas:  los moches de los diputados, los fraudes de los gobernadores de Chiapas, Aguas Calientes y Sonora, por ejemplo.

¿Del PRI que les digo en materia de populismo? Fue en una época afortunadamente superada el modo de sostener la simpatía y apoyo social. Quedan remanentes superables por fortuna, como son las actitudes zalameras de jugar con la inteligencia colectiva cuando entre ellos hay adulaciones sangronas felicitándose por errores que tratan de convertir en aciertos. ¿Ejemplos? va uno: el presidente nacional del PRI Cesar Camacho, felicita al gobernador de Querétaro en su sexto informe de gobierno por sus “grandes logros”. ¿A quién se trata de engañar si en las elecciones del pasado junio, el PRI perdió ante el PAN la gubernatura en ese estado? y cuando hay yerros, no hay votos.

Jaime Moreno Berry, en su discurso populista en la reciente campaña para gobernador del estado, utilizo un punto que a muchos gustó. Dijo que si el ganaba lo primero que haría sería no ocupar la casa de gobierno. Claudia Pavlovich nuestra próxima gobernadora después de ser declarada gobernadora electa 2015-2021, retomo el asunto y declaró en el mismo sentido que Moreno Berry. Difiero de mi admirada dama y déjeme decirle porque.

Habiendo sido residencia particular del Gral. Abelardo L. Rodríguez la casona de la exclusiva colonia Pitic, al final de su mandato como gobernador pasó a ser casa de gobierno del estado de sonora. La residencia oficial del titular del poder ejecutivo en los estados y federación, no debe ser considerada como un lujo frívolo de quien gobierne, sino como un símbolo de la obligación que él o la gobernante, cómo será el caso  de sonora, tienen de servir a su pueblo las 24 horas de los 2,190 días o 72 meses o en su caso 312 semanas que el encargo le dure.

Una casa de gobierno es la proyección del despacho de palacio de gobierno, en donde se atienden asuntos de estado a cualquier hora, de cualquier día. Una casa de gobierno está sujeta a ser escenario de marchas y protestas sociales por medidas dictadas que no fueron del agrado de una parte de esa sociedad y debe estar obligadamente resguardada por la fuerza pública en cuidado de la integridad de quien gobierna y su familia.

¿Que ellos, los gobernantes tienen sus residencias particulares? Si, efectivamente por razón natural así debe de ser, pero ese hogar es parte de su yo, de su intimidad, de sus logros y como tal el propietario debe separarla de su oficio temporal de gobernar un estado. Pero además se debe pensar en los vecinos, en los amigos con los que coexisten antes de ejercer el cargo público. Sería irresponsable de un gobernante no resguardar su seguridad y la de los suyos y hacerlo necesariamente causa malestar entre residentes contiguos. La actual casa de gobierno estaba antes de que llegaran quienes colindan con ella y el escenario diario de guardias y movimientos es inclusive parte de su día a día. De manera que mí querida y respetada gobernadora, ojala que la modesta opinión de este ciudadano tenga para usted algún valor,

oscarhpaco@hotmail.com

Twitter: @PacoBarrera

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top