¡Los de adelante corren mucho!

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en ¡Los de adelante corren mucho! 109

Pasadas las elecciones del 2015 los partidos políticos se preparan para hacerse de simpatizantes en los siguientes dos años, pues debemos de recordar para el 2018 vienen las elecciones presidenciales y ahora a todos les anima la posibilidad de ser residente de los pinos  ¿Qué falta mucho? No se crea, el tiempo vuela y nos mueve como mejor le parece. Los dos principales partidos PAN y PRI renuevan este mes sus respectivas dirigencias nacionales. El PAN elegirá de entre Ricardo Anaya y Javier Corral  su próximo presidente nacional, la balanza se inclina hacia el primero y con mucho. Javier Corral—la reina de las plurinominales—así dijo el senador poblano Javier Lozano y quédese con la duda igual que yo por lo de reina; lo que si le digo es que Corral tiene más de veinte años chapulineando de una cámara a otra en el congreso de la unión.

Ricardo Anaya Cortés, es un abogado queretano de 36 años, ya fue presidente de la cámara de diputados federal entre 2012 y 2015, misma que dejó para acompañar a Gustavo Madero en la elección para presidente nacional del PAN, yendo Anaya como Secretario General. Temporalmente ocupó la presidencia nacional de su partido al irse Madero a competir internamente por una diputación federal pluri, nominación que alcanzó. El cerillo, así es conocido en su tierra Anaya, es dueño de una magnifica oratoria caracterizándose por su calidad en la improvisación. Será sin duda un presidente que eleve la calidad del liderazgo panista, ya que Madero en su afán de exhibirse como norteño sencillo, cayó en la vulgaridad y acorrientó el cargo. Basta recordar como ejemplo aquello de que “los priistas nos la van  a pelar” en un acto público de la pasada campaña electoral en Hermosillo.

Ya ha dado muestra Anaya Cortés de que ira con todo contra el PRI, incluso ha cambiado su discurso normalmente conciliador y propositivo, por otro beligerante que le cuesta sostener y se limita  a ser crítico del viejo PRI de quien se expresa como “corrupto y corruptor” quizás culpándolo de los muchos actos de corrupción que han surgido en las administraciones panistas en los tres órdenes de gobierno.

Por su parte Javier Corral Jurado, es Chihuahuense de Ciudad Juárez, periodista desde adolecente y político desde 1990 que ingresó al PAN en su nativa frontera. Fue presidente estatal del blanquiazul de 1994 a 1997 en Chihuahua y su carrera legislativa la inicia como diputado local de 1992 a 1995, posteriormente diputado federal de 1997 al 2000 y del 2009 al 2012 y senador del 2000 al 2006 y del 2012 al presente. Es también un talentoso orador y dueño de una gran facilidad de crearse enemistades por su inclinación a juzgar de acuerdo a rumores. Lo mismo aplica la regla del juicio ligero a sus antagónicos de otros partidos que a sus mismos compañeros. Se dice es el Peje del PAN ya que coinciden en soberbia y ser dueños de la verdad absoluta en lo que exteriorizan. Ya anunció Corral Jurado que impugnara la elección que sabe perderá, culpando desde a un padrón de militantes amañado en su contra, lo que prevé un final no feliz del evento ya cercano.

En el PRI las cosas no son distintas. El actual dirigente, antes eran líderes, se ganaban a pulso la distinción, hoy devorados los partidos por la burocracia esos cargos son más gerenciales que de méritos en la tarea política, convocó a  su consejo político nacional y hoy viernes Manlio Fabio Beltrones Rivera y la Diputada Carolina Monroy serán registrada como fórmula única para el cargo de presidente y secretaria general, respectivamente. Se mencionó insistentemente al jefe de la oficina de la presidencia Aurelio Nuño Mayer, hasta el miércoles 5 agosto igual se llegó a la conclusión que no llenaba los requisitos de militancia y dirigencia alguna en el nivel partidista. Fue el periodista López Dóriga, quien luego de una entrevista con el Cesar Camacho actual presidente del PRI quien aseguró que era Manlio Fabio Beltrones Rivera el próximo dirigente nacional del partido. Enrique Peña Nieto, quien tiene mano en la propuesta seguramente puso en la balanza las necesidades del partido y las del gobierno para lograr que las elecciones locales del 2016 y 2017 en varios estados de la república sean igual que el 2015 para el tricolor, de magníficos resultados. Manlio es sin duda alguna la carta fuerte del PRI en sus operativos políticos. Su indiscutible capacidad en el oficio es más respetada que temida y seguramente le espera al PRI con él a la cabeza, una etapa de política-politica (expresión de Salinas de Gortari) y no es que sea el que escribe regionalista pero desde la presencia de Luis Donaldo Colosio en esa dirigencia no ha habido en el tricolor un político de oficio, de carrera, de vocación. Si hay gente brillante y distinguida pero, hechos más en la burocracia y la administración pública que en el quehacer de la grilla. Manlio recuperara incluso la jerarquía perdida de llamar líder porque lo es, al dirigente del partido.

Manlio Fabio Beltrones Rivera, es considerado actualmente el político más completo de México y no lo digo yo, a diario lo catalogan así los principales columnistas y analistas en esto que se llama política, el de Villa Juárez es estadista y de estos hay pocos. Ex gobernador, senador dos veces y diputado federal tres Manlio Fabio Beltrones Rivera,  es para el Presidente Peña Nieto una garantía de convertir al PRI en el instituto político que obtenga el calificativo de partido en el gobierno y no del gobierno. El presidente no necesita más empleados, él ya tiene miles, está urgido de aliados que le propongan, que le hagan el contra peso cuando es necesario y que políticamente salgan en defensa de tesis que surgidas del partido sean convertidos en proyectos de gobierno que beneficien a los mexicanos. Es innegable que el éxito mayor del gobierno peñanietista son las reformas estructurales que están enfocadas al futuro del País y estas se dieron en el poder legislativo y sin Beltrones, difícilmente hubiesen sido tan bien aterrizadas. Si el PRI quiere posicionarse de los pinos, es necesario tenga un presidente de las características del sonorense. Su capacidad retorica no está en duda, su habilidad negociadora la desconocen solo quienes nacieron de diez años a la fecha y sus dotes y oficio político ni que contarles. Me basta recordar la expresión de Don Faustino Félix Serna, el papá de los pollitos en Cajeme; que en algún evento dijo textualmente “A Manlio, lo parieron político”.  Sé que puedo ser sujeto de críticas por enumerar las virtudes de Beltrones, pero son riesgos que se deben de correr y debe hacerse costumbre no darle la espalda a cosas buenas, antes que seguir viviendo de lo negativo.

La izquierda no tiene cambios de timón en los siguientes meses y son dirigidos por chuchas cuereras de la política. Morena—Movimiento de Regeneración Nacional—tiene un Rey, Andrés Manuel López Obrador y un primer ministro Marti Batres. El rey habla, ordena y traza líneas y es un peligro para México dijo Felipe Calderón cuando fue presidente y quizás sea en lo único que esté de acuerdo con él. Es—el peje—una piedra en el zapato de cualquiera, particularmente del PRI. Sus improperios, populismos y desplantes deben ser atajados con criterio y razones y no todos las exponen. El Peje es el real competidor del PRI y crece a base de fantochadas. Hace de la mentira un juego que fuera de descalificarlo lo posiciona y destruye prestigios sin compasión alguna. Un día del 2011 dijo que si perdía la presidencia se iba a la chingada—su rancho en Tabasco—a descansar alejado de todo lo que huela a política. No cumplió y se dará una tercera oportunidad el 2018 para empatar a Cuauhtémoc.

Movimiento Ciudadano es dirigido por el experimentado político veracruzano Dante Delgado Rannauro, ex gobernador de su tierra Veracruz que incluso fue a dar a la cárcel después de cumplido su sexenio, de allí superado el juicio se fue del PRI y fundó primero el Partido Convergencia, ahora MC y debo recordar que Delgado tiene un algo coincidente con Manlio: Proceden del mismo liderazgo en sus inicios políticos, los dos son alumno de Don Fernando Gutiérrez Barrios, un icono de la política en el último cuarto del siglo veinte. Sucede que Morena y Movimiento Ciudadano fueron en las pasadas elecciones quienes demostraron mayor crecimiento, incluso en Sonora Movimiento Ciudadano se posicionó en cuatro presidencias municipales y dos diputaciones locales plurinominales.

Finalmente el PRD que entre los restos de un pasado que fue, es dirigido también por un hombre de estado como lo es el guanajuatense Carlos Navarrete. Su composición de tribus se lo ha comido, su falta de compromiso institucional en los liderazgos de las tribus lo tienen contra las cuerdas y dependerá de Mancera candidato su posible recuperación. En un reto a su liderazgo Navarrete a puesto a disposición del Consejo político su presidencia, reto que este viernes deberá ser aceptado o rechazado.

Recorridos los principales actores político electoral me haría falta solamente establecer confrontaciones: El PRI ira como siempre a la defensiva, a correr en el ring como Mayweather, buscando el mejor golpe y aplicando el oficio político completamente. El PAN con un Anaya renovado, bajado de su habitual elegancia en el hablar con características conciliadoras a merolico gritón de esquina en contra del “corrupto y corruptor”. El Peje jabeando y golpeando los bajos “con todo respeto” y creciendo, le gusta al populacho. El resto de los partidos a la caza de inconformes dispuestos a desplazarse en los colores partidistas buscando quien los trate mejor y los meta en la fila de los probables con buen lugar en la cola.

 oscarhpaco@hotmail.com                    

Twitter:PacoBarrera   

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top