Lilly Téllez: entre el linchamiento y la violencia política

Arturo Ballesteros Navarro, Recientes No hay comentarios en Lilly Téllez: entre el linchamiento y la violencia política 330

El lunes pasado tuvo a lugar un ejercicio interesante en la Mesa de Cancún, un grupo de columnistas, y otros no, a la que pertenezco. Recibimos la visita de la candidata al Senado, Lilly Téllez, un encuentro que generó polémica, controversia, motivada por ambos lados hay que reconocer, de la cual daré mi opinión y comentario de acuerdo a lo que observé, tratando de dar un breve juicio objetivo, imparcial, guste o no a ella o a mis compañeros.

Fue un encuentro que duró casi 3 horas, nunca había pasado eso, para dar cuenta como estuvo la reunión, ella llegó puntual a la hora, 8:30AM, y el protocolo es la presentación de cada uno de los que integran la mesa, después la invitada da una introducción de su vida, trayectoria o proyecto y luego viene la sesión de preguntas y respuestas, con ella cambio, como buena periodista, pidió, al grano, arranar con las preguntas y respuestas. Todo empezó bien y después con “timing” con esa experiencia que da el ser periodista, y de lo que se trataba la reunión, ella generó la primera controversia, polémica, y una contradicción, al señalar una supuesta intromisión del gobierno, de coacción del Secretario de Gobierno Miguel Pompa, de quien aseveró tiene audio y video de presiones a familiares, esto obvio habría que probarlo y denunciarlo, como debería ser, o simplemente queda en lo mediático, total, estamos en campaña, ella y el gobierno lo entienden.

También hizo mención de la relación familiar y de amistad de sus abuelos, sobre todo hizo mención de él, don Julián García Pesqueira (QEPD) con don Miguel Pavlovich (QEPD) y doña Alicia Arellano, la cual es cierta. En lo que no estuve de acuerdo es que Lilly, hizo mención de una supuesta intervención de doña Alicia en este proceso, lo que está fuera de lugar. Fue un lamentable error, la señora madre de la gobernadora hace años está fuera de cuestiones políticas, está delicada de salud, y lucha por su vida.

Después Lilly, durante la sesión, cayó en una contradicción al señalar que de llegar al Senado, no trabajara de la mano de nadie, ni de la Gobernadora, y hay un audio y video de una entrevista que tuvo donde señala la buena relación que tiene con la Gobernadora Pavlovich, que se conocen desde niñas, y que trabajaría de la mano de ella, peo se entiende, estamos en campaña políticas, esto pues es un breve resumen de lo que creo importante y controversial que dijo ella, y digo esto, porque nadie le preguntó sobre propuestas, y ahí se dejó entrever el interés y rumbo que tomó el encuentro.

Columnistas

Con el debido respeto y aprecio a los compañeros de la Mesa, con quienes puedo estar de acuerdo o no en lo que preguntan o escriben, están en todo su derecho y hay que defender, como dijo el filósofo, Voltaire, la mayoría de las preguntas que le hicieron a Lilly Téllez fueron triviales, buscando la respuesta sensacionalista para cabecear una columna o nota.

Y ahí las van algunas: ¿Por qué vives en Los Lagos y quién paga? ¿EL reloj que traes o las joyas cuánto cuestan? ¿Conoces a Javier Lamarque? ¿Conoces a González, el dueño del inmueble donde están oficinas de MORENA, y controversial empresario del sexenio de, Padrés, quien hizo una Torre que está por el Morelos y financió campañas políticas? Por poner algunos ejemplos de cuestionamientos, y hasta porque comió langosta, que hasta meme le hicieron… !Por favor!

Y para todos ella tuvo respuesta; su sueldo viene de la IP, claro, ella trabaja para Ricardo Salinas Pliego y para SDP Noticias, no tiene que dar cuenta, no es funcionaria pública, es candidata externa al Senado por MORENA; no tiene porque conocer a Lamarque o González, ella llegó a Sonora a contender, es de aquí, pero trabaja en la ciudad de México, y la casa donde vive, reloj o joyas que tiene, son producto de sus ingresos y de regalos de su familia, y punto, de llegar al Senado, pues sí, su sueldo y prestaciones se someterán al escrutinio publico y a la normatividad que marca transparencia.

La sesión prosiguió, hubo hasta cierta descortesía hacia ella por parte de uno de los integrantes, mas sin embargo ella respetuosamente siguió y respondió, al nivel de lo que se le preguntaba, y así seguimos, hasta que terminó y nos despedimos, todo bien, hasta con el deseo de que volvería, pero a la hora vino un señalamiento por parte de ella que desato de manera viral las redes, tanto por compañeros de la Mesa como otros periodistas y gente tuitera.

Resulta que en compañía de Alfonso Durazo, su compañero de fórmula, Lilly hizo una sesión de Facebook live, hizo mención de la reunión por la mañana, y se refirió a los intrigantes de la Mesa como “opinólogos” “comentócratas”, no periodistas, porque no les conoce sus trabajos.

Yo no me había dado cuenta hasta que por varios lados me llegó el video, y quiero decirles que me dio… risa, no me sentí aludido, u ofendido, porque es cierto, ni yo, ni los que estamos en la Mesa, hacemos periodismo de investigación, ni reportajes, solo comentamos y generamos opinión del acontecer político que hay en el día, en la semana.

Quizás lo que molestó es la “jiribilla” de Lilly, al decir y señalar eso, digamos que fue “rudeza innecesaria”, pero pues vino la reacción, furibunda por cierto, a la que se unieron otros periodistas y gente de la red social, la cuestión es que fueron y han sido ataques personales, no a su proyecto y propuesta, sino a denostarla, agraviarla, que lo único que han logrado es aumentar sus números positivos, la gente siempre se pone del lado de la persona que es atacada, y Lilly aprovechó la “recta” que le pusieron, y la “Bateó” toda la semana.

Origen

El origen de toda esta campaña negra y violencia política que hay contra Lilly Téllez, es porque es candidata de un partido de oposición, que viene como una “ola” un “tsunami” del que no se sabe a ciencia cierta el tamaño, y esto ha puestos nerviosos a muchos, pero no se vale lo que se hace en contra de ella como persona, como también repruebo esos memes y videos en contra de Sylvana Beltrones, el trato a Célida López, en fin, al maltrato a la mujer en política, sobre todo si es de oposición. No se vale, no nomás las denigra a ellas, sino a nosotros como personas.

Y si van a seguir los ataques en contra de Lilly, o de cualquier otra candidata, del partido que sea, están equivocados si creen que la Gobernadora Claudia Pavlovich está de acuerdo o lo va a agradecer, y lo digo porque ella en el 2015 cuando fue candidata recibió todo tipo de ataques del PAN y sus troles. ¿Ya se les olvidó? Ella aguantó estoicamente, como madre, esposa, hija, no hizo nada al respecto y hoy es nuestra Gobernadora.

Con otra, ella ha promovido la paridad e igualdad de género, y recientemente se firmó un pacto en el IEE de no violencia y agresión a la mujer, que ella atestiguó y seguro promovió, el cual firmó el dirigente del PRI, Gilberto Gutiérrez, así que ni en el Paque Madero quedan bien los que ataquen a mujeres de oposición, quien al margen de lo que firmo, jamás avalaría esto.

Queda menos de un mes ya de campaña, y espero que cesen los ataques, aunque lo dudo; Hermosillo y Cajeme, son las plazas donde se están poniendo interesantes y quizás cerrado el asunto, veremos si hay madurez, y llegamos al final más o menos en paz.

Para terminar este tema, reflejo el pensamiento de, Ben Bradlee, el editor que contrató Kathy Graham para levantar al periódico Washington Post, y vaya que lo hizo, ganó varios premios Pulitzer, por trabajos sobre la Guerra de Vietnam y el caso “Watergate” que significo la caída del entonces presidente, Richard Nixon, y hoy ese medio es un referente y con mucha influencia. Bradlee recibió muchas presiones de la Casa Blanca y el “establishment” pero aguantó, él señalaba; “Ejercer el periodismo no es para generar simpatías, sino la búsqueda de la verdad”.

En resumen pues, no comparto ciertas cosas que sucedieron durante la reunión de la Mesa de Cancun, ni del lado de ella, ni de nosotros, ni lo sucedido posteriormente, hubo cierta dureza por parte de ella y falta de humildad, es cierto, es una periodista que está en otro nivel y forjó su carrera en, México, como tampoco comparto los vituperios, epítetos, y clima de linchamiento que han hecho de ella en columnas y redes, eso es ser cobarde , ruin, y refleja pobreza de conciencia y de periodismo, como tampoco estoy de acuerdo en la demanda que se quiere interponer contra algunos miembros de la Mesa.

Eso sí, lo acontecido ha posicionado a la Mesa de Cancún, ahora la conoce medio mundo, y a Lilly, también, quién al parecer cierra este mes con video columnas, veremos como vienen.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top