Las víctimas del odio, el verdugo… y el autor intelectual

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en Las víctimas del odio, el verdugo… y el autor intelectual 23

La muerte de 22 personas apenas la semana pasada en el Paso Texas, entre ellos ocho mexicanos me hizo recordar un chiste blanco de mis tiempos de secundaríano,  que nos contábamos una y mil veces y que en igual de veces la festejábamos repitiendo que “Un rayo mato a un hombre y buscan al asesino”.

Esta burla se dio cuando existía la policía municipal de investigaciones y se hizo famosa por sus acertadas deducciones cuando hechos delictivos eran denunciados y ellos—los investigadores—tomaban el asunto en sus manos. Si había porejemplo, cristales rotos en puertas o ventanas, textualmente sus informes decían: “Se supone que el vidrio frente a nosotros que muestra daños, fue roto por una roca de aproximadamente 10 x 15 centímetros la cual ya tenemos como evidencia y que fue encontrada sobre el piso de concreto a un metro de la puerta hacia el interior de la habitación…etc.etc.” sin detallar la lógica de que alguien la había arrojado y con qué fin.

Un hombre blanco supremacista—viene de la supremacía blanca, que sostiene que las personas blancas deben dominar sobre todas las etnias—cruel y despiadado ser y todos los calificativos que usted quiera agregar, que cometió este horrendo asesinato colectivo irrumpió en un centro comercial de la ciudad vecina de Ciudad Juárez del lado norteamericano y sin más, con metralla en manos corto vidas de infantes, jóvenes y maduras; igual que sin distingos de ser mujer u hombre.

La desviación mental que predomina en estos entes diabólicos, los obliga a cumplir la misión que ellos creen tener en la vida de eliminar lo que a su raza impida realizarse, si es preciso asesinando como fue el caso.  El argumento que justifica el criminal acto declarado por el mismo delincuente es “la invasión hispana a Texas”, lo que convierte esta tragedia en producto de la promoción al odio racial que mediante discursos, escritos y actos se promueven desde hace años en Norteamérica y que se agudiza a partir de la llegada a la presidencia de Donald Trump.

Lo anterior provoca que además del sujeto que provoca el crimen, debe existir un actor intelectual que influyo e indujo aunque no de forma directa, para que los impulsos del actor material concluyan con el propósito.  

En el caso que me ocupa en este despacho, la mente perversa del asesino de apenas 21 años, sin duda alguna, recibió la influencia externa para realizar los hechos narrados por los razonamientos esgrimidos por el gran inductor del odio racial que expresa a diario quien gobierna el país más poderoso del mundo y que en sus genes lleva el delirio de raza superior que le hereda su hermano de estirpe Adolfo Hitler, el genocida mayor que la raza humana ha padecido a través de los siglos.

La envalentonada reacción que el presidente de México tiene, cuando sus compatriotas emiten juicios en su contra, se redujo al límite cuando la ofensiva viene del repulsivo vecino que gobierno el país del norte. Las muertes del Paso, Texas no deben ser estadística. Es un acto de terrorismo contra toda una naciónque no encontraran en los abrazos, no balazos, siquiera un bálsamo que alivie no solo el dolor de las familias de los muertos, sino la dignidad de una nación denostada, agredida y ofendida generación tras generación.

Tratare de recordar algunas de las peores campañas de odio, que han generado históricamente vergüenza universal:

1.- El antisemitismo: el odio a los judíos

Adolfo Hitler culpa a los judíos de todos los males en el mundo. Alemania está débil y en decadencia por la “influencia judía”. Los judíos, según Hitler, pretenden dominar el mundo. Para lo cual habrían de utilizar todos los medios posibles, incluido el capitalismo. Aquí, Hitler utilizó los prejuicios existentes que relacionan a los judíos con el poder financiero y sus ganancias.

Hitler no permite interferencias de opositores a su pensamiento. El comunismo es, según el conspiración judía. Una gran parte de los dirigentes comunistas es judío. Sin embargo, sólo una pequeña parte de los judíos es comunista. En la guerra con la Unión Soviética, a partir de 1941, la idea del “comunismo Judío” generará terribles consecuencias. La población y los prisioneros de guerra son tratados de manera brutal por los alemanes.

Millones y millones de judíos, fueron asesinados de diferentes maneras en la década de los 40 del siglo pasado, no solamente alentados por el pensamiento de Adolfo Hitler, sino convencidos de que su destino como raza superior obligaba hacerlo.

2.- La cristiano fobia: el odio a los cristianos

Es uno de los discursos de odio que más muertes ha provocado en España, por ejemplo; pues no debemos olvidar que durante la Guerra Civil de los años 30´s del siglo pasado, provocó una de las peores persecuciones religiosas de Europa en la Edad Contemporánea, una persecución perpetrada por partidos de izquierda que aún existen y que nunca han pedido perdón por ello.

3. La hispanofobia: el odio a España y a lo español

Este odio es el tuétano ideológico de los distintos movimientos separatistas que hay en España. Hay que recordar que este mismo odio a España alimentaba a los terroristas de ETA, autores de los asesinatos de más de 800 españoles, niños incluidos.

Los anteriores son tan solo para citar algunos ejemplos y sus consecuencias.

Pero si bien es cierto que Donald Trump interrumpe el buen ánimo con sus impertinentes y sangrones discursos llenos de desprestigios, aquí el nuestro, refiriéndome al presidente Andrés Manuel López Obrador no hace tan malos los quesos; igual practica las reprobaciones con juicios aventurados deshonrando a  quienes osan criticarlo o contradecirlo, sembrando entre sus seguidores que en honor a la verdad son muchos; ese ánimo de guerrilleros callejeros que en ausencia de argumentos valederos, prefieren la facilidad de la diatriba y la rallada de madre, para resolver su problema de convencer en base a razonamientos que prueben los dichos del jefe.

Ni Trump ni AMLO están dispuestos a cambiar sus actitudes, menos sus arrogantes conductas contra todo lo que les molesta y estorba y en sus conciencias deberán llevar las consecuencias de sus liviandades verbales, que en mentes extraviadas, originan actos que se convierten en tragedias que  quisiéramos nunca pasaran.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top