Las multas del INE y el COECYT

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en Las multas del INE y el COECYT 8

Con la vieja costumbre de leer todo lo que cae en mis manos, casi independientemente del color y del tema, y descuidando a veces la fuente y el registro la fecha, recientemente me tope con una noticia que considere excelente y muy pertinente. En ella se  mencionaba que las multas del INE a los partidos políticos en Sonora, serían destinadas al Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (COECYT), cuyo verdadero nombre, según la Ley, es Consejo Sonorense de Ciencia y Tecnología (COSOCYT).

No tengo el dato de a cuánto asciende el monto de dichas multas, pero seguramente será un respiro para el Consejo, pues su adscripción a la Secretaría de Economía del Estado no le da capacidad de acción, aun habiendo tanto que hacer en el rubro científico estatal. Se  abre una oportunidad de oro que deberá ser cierta y bien aprovechada.

El futuro del financiamiento para la ciencia en México y en Sonora se desliza hacia un nuevo escenario. El apoyo del nuevo ejecutivo nacional es, hasta ahora, incierto en cuanto al incremento del monto financiero basándonos en las declaraciones recientes en Palacio de Minería. El apoyo a la ciencia, independientemente de todo y en un país aún pobre como el nuestro, debe ir a  la alta sin excusa alguna. ¿Lo entenderán los gobernantes o les sigue gustando la dependencia científica y tecnológica del país?

El programa elaborado para CONACYT con todos sus “buenos componentes” sobre el impacto social y ambiental que debe tener la ciencia nacional, requiere de un seguimiento y evaluación de sus impactos, para presumir el cumplimiento de la gran responsabilidad adoptada.

Volviendo al asunto del INE y las multas para el COECYT, es importante que este organismo le tome la mano a la Comisión de Ciencia y Tecnología del Congreso del Estado de Sonora, y que juntos velen por el bienestar social del Sonora a través de una política pública de apoyo a la ciencia sonorense. Después de años de haber sido constituidas ambas instancias, con la participación activa de la comunidad científica sonorense, nunca han funcionado como debieran, no obstante las promesas de compromiso para ello hechas por los gobiernos en turno.

Sonora sigue desperdiciando su potencial científico en aras del apoyo a una supuesta productividad, comprometida solo con rubros específicos de la economía estatal (minería, automotriz), descuidando la generación del nuevo conocimiento para la incubación de empresas nativas de nueva generación, teniendo como soporte los conocimientos y tecnologías de frontera desarrollados en nuestras universidades y centros de investigación (UNISON, ITH, CIAD, ITSON, COLSON, etc.).

Insisto, echar andar la Comisión y potenciar al Consejo se oye fácil; es fácil. Solo se requiere saber qué hacer y cómo hacerlo. Se requiere del método, se requiere de la intención, se requiere de la voluntad, se requiere de leer a Descartes.  Entonces, bienvenidos esos dineros que tanta falta hacen. Utilizarlos mejor, es el reto.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top