Las campañas electorales 2021, arrancan hoy

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en Las campañas electorales 2021, arrancan hoy 42

Hoy viernes 5 de marzo del 2021, dan inicio las campañas políticas electorales que determinaran los resultados que se obtengan en las casillas el 6 de junio próximo, en este caso de gobernadora o gobernador del estado.

Seis candidatos con sus partidos acudieron al Instituto Estatal Electoral del Estado de Sonora a registrar sus respectivas candidaturas. De ellos, solo una es mujer.

Solo tres de esas candidaturas son, desde mi punto de vista,competitivas. Dos buscando ganar y una, haciendo perder a cualquiera de las dos primeras con todo a que el candidato—tercero en discordia—goza de calidad moral, administrativa y ejecutiva difícilmente en 87 días podrá superar las marcas—partidos en competencia—y las personas propuestas a esas candidaturas que hasta ahora arrancan como caballos pura sangre; con prácticamente un empate técnico de las preferencias de la ciudadanía electora.

Ernesto Gándara Camou, el borrego, encabeza la propuesta de la alianza “Va por Sonora” de los partidos PRI-PAN y PRD. Igual pero en versión candidatura común va la alianza “Juntos Haremos Historia en Sonora” con Alfonso Durazo Montaño, avalado por los partidos Morena, PT, Verde y Nueva Alianza.

El C.P. Ricardo Bours Castelo, abanderado de Movimiento Ciudadano (MC), es el tercero en discordia. Por ser partidos de nuevo registro que les evita ir en alianza o candidatura común van  Carlos Ernesto “el bebo” Zatarain González, Cuauhtémoc Galindo Delgado y Rosario Robles Robles, por Encuentro Solidario (PES), Redes Sociales Progresistas  y Fuerza por México; respectivamente en un papel de comparsa del partido oficial morena.

Del 1.2 millones de votos que se esperan recabar en los centros de votación dentro de tres meses, quien quiera ser gobernador o gobernadora deberá conseguir por lo menos entre el 30 y 40 por ciento de esos votos, lo que convertido a cristiano serían entre 420 y 480 mil votos.

Será sin duda la elección más difícil que hasta ahora se haya realizado, incluyendo aquellas en las que los resultados eran reclamados incluso desde antes de los cierres de casilla. Cada tres años el padrón electoral crece por razón lógica, no así los votantes que se pasean entre el 30 y 50 por ciento que cumplen su obligación ciudadano de ejercer el voto.

Ni siquiera es desconfianza la que motiva la ausencia de electores en las casillas, todo se reduce a ser parte del desinterés que ocasiona la eterna insatisfacción que provocan las malas acciones de políticos y partidos más interesados en sus beneficios, que en los de la ciudadanía que al fin y al cabo son quienes aportan con sus impuestos,los fondos públicos que costean el ejercicio de los derechos y obligaciones ciudadanos.

Algo que ha mantenido a la democracia mexicana en calidad de subdesarrollada es la falta de responsabilidad de quienes participan en los eventos electorales. Si ganan magnifican a la democracia como tal y si pierden, se dan por defraudados. Muy pocas veces son aceptadas a plenitud los resultados electorales, a pesar de que estamos cerca de los 30 años de manejarnos con organismos electorales ciudadanos, sin la intervención en su organización, vigilancia y manejo de los resultados, de ninguno de los gobiernos; sean estos federal, estatal o municipal.

Morena es quien más se resiste a aceptar el momento democrático que los llevó al triunfo electoral tan arrollador del 2018. Para ellos la democracia es parte de su éxito político, ellos la trajeron, ellos la inventaron. Antes de eso,ellos eran víctimas del fraude electoral según su discurso, aun y cuando sus principales actores venían gobernando a los casi diez millones de mexicanos hacinados en la ciudadde México desde 21 años atrás. Andrés Manuel López Obrador entre otras cosas, es a quien le debemos gran parte del resentimiento social en contra de todo lo que huela a elecciones constitucionales.

Sin más crédito que su palabra, inventó un fraude electoral que dice le robo las elecciones presidenciales de 2006. Lo repitió tantas veces que él y sus seguidores lo dan por cierto, aunque hasta ahora jamás han aportado prueba alguna, menos dibujarnos el modus operandi que los coloco en calidad de victimas de un verdugo imaginario. Si usted no lo recuerda, le cuento que fue tal su deseo de exhibir mundialmente a México como país bananero que por meses tomó la avenida principal de la capital del país, ocupando las primeras planas de los periódicos nacionales y mundiales por un buen tiempo.

La esencia de la democracia, decía el ex presidente españolFelipe González, es la aceptabilidad de la derrota y no la magnificación de quien alcanzó la mayoría de los votos, que al fin y al cabo es el propósito de una competencia electoral.

Mientras el centro y derecha de la geopolítica acepta los resultados electorales casi siempre, sin mayor trámite, las izquierdas más dadas al reclamo y la inconformidad, cuando ganan festejan ruidosamente y cuando pierden protestan también ruidosamente. Se trata de deslegitimar al ganador, que es más fácil que aceptar los porque los resultados no fueron los que esperaban. Lo extraordinario de las elecciones del 2021 sin duda resulta del entorno en que las campañas se desarrollaran. La pandemia por el coronavirus, imponenuevas reglas que evitan en lo posible el contagio por el virus tan fácil de expeler y de aspirar entre el o la portadora y el o la receptora.

La acostumbrada visita domiciliaria y reunión pública que acercaba al candidato a la ciudadanía, por lo menos en esta ocasión será muy poco utilizada si responsablemente se dan las campañas de cada una de las ofertas presentadas a los electores. Las redes y prensa escrita, televisión y radio serán quienes llevaran la voz cantante en la promoción y publicidad de los partidos y sus candidatos.

La estrategia de cómo llegar a los electores será el éxito o fracaso de la competencia. Será sin duda una guerra de habilidades y técnicas que nos trae la tecnología. El trabajo de tierra, como se le llama al recorrido que hace morena desde hace meses en suelo sonorense, como si la pandemia no existiera, deberá ser muy limitado, repito; si a candidatos y partidos en verdad les interesa la salud del pueblo.

La sociedad tiene el compromiso de elegir, las autoridades electorales la obligación de eventos claros, con equidad en derechos y obligaciones de participantes y partidos y candidatos la responsabilidad de legitimar cuando sea necesario, los resultados que se obtengan sean cuales fueran sin más trámite.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top