La violencia de géneros, opacidad de la 4T

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en La violencia de géneros, opacidad de la 4T 31

La violencia de género no es circunstancia que se inicia el 1 de diciembre de 2018, menos es producto de gobiernos neoliberales, como quiso culparlo ya sabes quién y sus chicas y chicos del coro. Según las estadísticas, en la nación por día mueren 10 mujeres, nada más por actos violentos. Si bien es cierto que las entidades federativas tienen mano en la atención del problema, es la federación como instructora según las leyes generales que atienden estos problemas; quienes como punta de lanza abren brecha.

Hasta hoy el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ha sido tibio no tan solo en la atención dl asunto, sino en las respuestas a los reclamos que en las últimas semanas se están dando a lo largo y ancho del país.  La informalidad con que el Presidente de la republica atiende un asunto que le molesta y lo ha exhibido públicamente, no está oculto. Lo deja ver en sus expresiones verbales y caras de enfado cada vez que algún periodista liberado del dominio de quien organiza las mañaneras, le retrae el asunto.

El colmo llego cuando afirmó que el tema del feminicidio opacaba el de la rifa del avión presidencial. Así fue que mientras él se burlaba de los empresarios entamalados y obligados a comprar 1.5 millones de cachitos para cumplirse el capricho de la rifa, unas violentas féminas le quemaban las puertas de palacio, le pintaban sus muros y golpeaban los ventanales en protesta por los feminicidios en aumento.    

La violencia contra la mujer es cualquier acción o conducta basada en su género, que cause muerte, daño, sufrimiento físico, sexual o psicológico. El 21 por ciento de las muertes de mujeres en el mundo se deben a la violencia de género.

En el Código Penal Federal se precisa al feminicidio como el delito de privar de la vida a una mujer por razones de género y es considerado así cuando hay violencia sexual y lesiones físicas previas al asesinato,antecedentes de violencia doméstica, relación sentimental con el agresor, exposición pública del cuerpo de la víctima; entre otras. 

El feminicidio es un término que empezó acuñarse a finales del siglo XX, como consecuencia del alto porcentaje de crímenes contra mujeres. La palabra en si es un neologismo que proviene de la lengua inglesa femenicide. El feminicidio es uno de los crímenes más comunes en la sociedad actual.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública presentados a inicios de este año, señalan que de enero a diciembre de 2019 se registraron 976 presuntos delitos de feminicidio. Los cinco Estados con más delitos relacionados con feminicidio son Veracruz con 157, Estado de México con 122, CDMX con 68, Nuevo León con 67 y Puebla con 58; siendo las víctimas con más registros las mayores de 18 años.

Como estrategia aun sin resultados, la autoridad federal ha creado la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM). Esta medida es un mecanismo de protección de los derechos humanos de la mujer única en el mundo, establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su trámite para emitirla o concederla lo describe el Reglamento de dicha Ley.

Hasta hoy solamente Veracruz, Estado de Mexico y Nuevo León cuentan con esta alerta, mientras que en la capital del país y Puebla intentan ser incluidos en este procedimiento que para variar, no señala claramente con qué y cómo se busca remediar la grave situación en comento.

El Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública detalló en su informe 2019, que Monterrey, Culiacán, Iztapalapa, San Luis Potosí y Tijuana son los cinco principales municipios de una lista de 100 con el mayor número de presuntos delitos de feminicidio.

En Sonora durante enero a diciembre de 2019, se iniciaron 38 carpetas de investigación por asesinatos de mujeres cometidos en 11 municipios. Las ciudades con más casos fueron Hermosillo con 10, Nogales con 8 investigaciones, Guaymas y Cajeme con cinco hechos registrados cada una y por último San Luis Río Colorado; con cuatro incidencias.

La Gobernadora Claudia Pavlovich, mediante acciones emprendidas en la Fiscalía General y Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, además del instituto para la Mujer y el DIF como coadyuvantes mantiene una permanente actividad preventiva y persecutoria en su caso, en eventos tan desagradables como el tratado. Hoy (miércoles 19 de febrero), se anuncia la actualización de la app Mujeres Seguras, aplicación que tiene un botón de alerta al 911 y envía ubicación a la red de confianza; pero además, funciona aunque se carezca de internet en el momento de accionarla.

Regresando al tema. El pasado viernes en la ciudad de Mexico, cientos de mujeres salieron a las calles para manifestarse por el feminicidio de Ingrid de 25 años, quien fue brutalmente asesinada por su pareja de 46 el pasado 9 de febrero en esa capital. En los últimos meses cada vez más mujeres han alzado la voz respecto a la violencia de género, incluso las denuncias han llegado a instituciones educativas como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), factor que se encuentra entre los que motivaron al paro de algunas escuelas de la máxima casa de estudios.

Lo reprobable de estas manifestaciones, es que pandillas de mujeres encapuchadas con más ánimo destructor que de defensa, aplican violencia superior a la que los grupos anarquistas de varones encapuchados—me reservo la calificación de hombres—destruyen patrimonio público y privado sin consecuencias algunas.

En una muy fría respuesta del Presidente de la República—que ha ordenado a las fuerzas del orden toda la tolerancia del mundo para estos actos vandálicos—porque no somos represores dice, evadiendo así una obligación constitucional de procurar y brindar seguridad a los gobernados. Él dice ser diferente a los que ya no están y se traga sus propias mentiras, pues su visión no es de solucionar problemas, sino administrarlos para sacar de ellos el mejor resultado posible en las siguientes elecciones.

El brutal asesinato de una niña de siete años en un barrio del sur de la capital mexicana obliga al Gobierno de México a tomar medidas urgentes sobre la violencia que vive el país. A seis días dedesaparecida, el pasado fin de semana, el cadáver de Fátima Cecilia Aldriguett Antón fue hallado en bolsas de basura y con señales de haber sido torturada.

¿Qué nos pasa? ¿Qué mente enferma de odio es capaz de tal brutalidad en contra de una pequeña amén de inocente, incapaz de autodefensa alguna? Lo peor está que la incapacidad gubernamental raya en la estupidez, cuando se trata de justificar la fiscalía de la Cd. de Mexico con un boletín que habla de las deficiencias conductuales de la familia de la menor, con un padre incapaz por su demencia senil y una madre con trastornos en sus facultades mentales. Casi acusándolos a ellos de la culpabilidad en el horrendo crimen.

En aquella cantaleada excusa de que “no tengo cargos de conciencia” del presidente de la república, debe caerle ya el 20, de que a más de quince meses de gobernar al país, es hora de su conciencia le obligue a estimular resultados. Fue en el estado de Mexico, en donde se logró la captura de dos personas relacionadas con tan artero crimen.

La violencia de géneros, los problemas intrafamiliares, los crímenes pasionales ahora convertidos en feminicidios y los abusos a infantes son un problema social, con origen en las perversidades de las peores condiciones humanas cuyo única acotación esta en las conductas personales de cada quien. Aquí sí, la solución somos todos como dijera López Portillo.

La omisión de actuar no está solamente en la inacción de fiscalías y grupos de combate a la violencia intrafamiliar, esta primeramente en las potenciales víctimas que soportan ofensas verbales y físicas, preludio de la gravedad en lo que sigue y que no son denunciadas por el que dirán y aquí se incluyen familiares y amigos que son testigos o saben del problema que vive aquella y su descendencia.  

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top