La puritita verdad…

Gustavo Tena Hinojosa, Recientes No hay comentarios en La puritita verdad… 13

La verdad, siempre ha sido escurridiza, discreta o secreta, exclusiva de pocos y negada a muchos… En ocasiones la tienes delante escondida a plena vista o expuesta de frente y nuestros ojos se niegan a verla y mucho menos a aceptarla.

La verdad es buscada por todos y negada por todos… La verdad es la primera víctima de los prejuicios, porque sin saber que es la verdad, todos tenemos una opinión de lo que según nosotros deberían ser; por eso, cuando no cumple o rebasa los parámetros de lo que consideramos posible, simplemente la negamos y la exiliamos a la tierra de las teorías conspiratorias, tan de moda.

La verdad es tan ignorada como el mendigo y más valiosa y exclusiva que los diamantes y el oro.
La verdad se esconde más de los ignorantes, que por lo mismo, carecen de las lentes del conocimiento que hace posible discernirla de entre tantas mentiras… Y éstas, parecen ser preferidas por los carentes de conocimiento.

Para muchos la verdad es como mercurio que se escapa entre los dedos.
En ésta era de la información, la verdad la ocultan tras montañas de datos y la ignorancia campea a pesar de todas las posibilidades que hay a la mano para aprender y absorber el conocimiento. El conocimiento es a la verdad lo que el mar es a los peces.

El conocimiento, crea mientras se adquiere, un círculo virtuoso con la verdad, mientras la ignorancia hace lo propio con la mentira y el embrutecimiento.

Dicen que debes ser merecedor de la verdad. No cualquiera puede con ella.

Pero además hay quienes son poseedores de la verdad y creen que les pertenece a ellos y a nadie más, porque la verdad es el mayor poder que existe y por eso los que abusan de otros la la esconden ya que es la llave de la libertad.

Duda de todo lo que informan los noticieros, si dice blanco… Seguro es negro y viceversa. Tómate un tiempo y busca otras fuentes de información y compara. A veces, para saber más de tu país requieres de noticieros extranjeros.

¿Quieres ser merecedor de la verdad? Edúcate, búscala en TODOS lados, sobre todo en los menos probables, debes luchar por la verdad, debes aspirar a llegar a ella. Si te sientas a esperar a que te llegue solita y desde un medio de comunicación tradicional… No mereces la verdad, no eres digno de ella.

Hay que levantarse, buscarla, luchar por ella y ser digno de recibirla.
O eres CIUDADANO o eres ESCLAVO… Tú decides.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top