La ciencia sonorense y el Foro Estatal de Consulta

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en La ciencia sonorense y el Foro Estatal de Consulta 12

En la víspera de la preparación del Plan Nacional de Desarrollo (PND), de manera apresurada se convocó, por parte del Consejo Nacional de Humanidades, Ciencia y Tecnología (CONHACyT), del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (COECyT) y del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT), entre otras organizaciones relacionadas con la ciencia, a la comunidad científica sonorense a una interesante reunión de trabajo para preparar propuestas y opiniones en torno a los problemas que aquejan a la ciencia nacional.

El pasado 19 de marzo se llevó a cabo, aquí en Hermosillo, el Foro Estatal de Consulta “Humanidades, Ciencia y Tecnología en México: Presente y Futuro”, con la presencia de funcionarios de las instituciones antes mencionadas, funcionarios del gobierno estatal, directivos de universidades y centros de  investigación de Sonora, empresarios y profesionistas y un grupo de entusiastas investigadores. Los temas de análisis, discusión y propuesta incluyeron, entre otros: Ciencia básica y su financiamiento, ciencia aplicada y vinculación, federalismo y marco normativo. Interesante reunión, donde se expusieron las principales preocupaciones del sector científico sonorense, ahora en el escenario que deriva del nuevo gobierno  federal. Pronto veremos si este evento ira más allá del engrosamiento del anecdotario.

Necesitamos de una política de Estado en ciencia y tecnología con un marco legal e institucional claro y preciso, de aplicación inmediata, consecuente y sin contradicciones. En cuanto a la ciencia aplicada y el desarrollo tecnológico, necesitamos una política incluyente que considere nuestra diversidad nacional en todos los aspectos y  que, aplicando el federalismo, responda a las necesidades y particularidades de los estados. Necesitamos la aplicación de recursos económicos dirigidos a objetivos específicos de corto, mediano y largo plazo, con metas mesurables y de alto impacto.

Claro que la ciencia tiene un costo; y un costo alto. Así es hoy; así será mañana y siempre. No se puede escatimar gasto en torno a ella. De una política de Estado, clara y precisa, derivará que ese costo se traduzca en inversión, en valor. Es hora de vestir a la ciencia mexicana de gala. Debemos apoyarla debidamente, para poderle exigir, solo así, debidamente. Tenemos universidades, tenemos centros de investigación, tenemos abundante capital humano; sin embrago, todavía insuficientemente articulados con el desarrollo nacional. ¿De quién depende? Con la ciencia debemos jugar siempre en grandes ligas, pero con un equipo donde jueguen científicos, gobierno, empresarios y sociedad; no hacerlo así, significa solo pasatiempo y simulación.

En nuestro País contamos con una amplia plataforma en torno a la ciencia. Tenemos la Ley de Ciencia y Tecnología; el Plan Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECITI); el Plan Nacional de Desarrollo; el Sistema Nacional de Investigadores; el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; el Foro Consultivo Científico y Tecnológico; el Consejo Consultivo de Ciencias (CCC), la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior (ANUIES); la comisión del Ciencia y Tecnología del Senado de la Republica, pero aun así, pareciera que el avance de la ciencia no es un tema estratégico en este país. Cambiemos esta realidad. Es urgente.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top