En política y el matrimonio, ¡hay divorcios!

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en En política y el matrimonio, ¡hay divorcios! 21

La renuncia voluntaria a la militancia en los partidos no deja de ser interesante cuando se da en activos que, en el transcurso del tiempo han dejado páginas escritas en el historial de la organización política de la que se van.  De entrada, debo calificar como un retiro digno a quienes proceden de esta forma y como en los matrimonios: el divorcio es un acto legal y el inicio para cualquiera de los dos involucrados, de rehacer esa parte de la vida en la forma que mejor convenga.

En plena campaña electoral del 2018, cuando en el PRI no fue señalado como candidato al Senado de República Antonio Astiazarán Gutierrez, este optó por renunciar a la organización que le permitió entre otras cosas empezar su actividad política en cargos relevantes, tales como secretario particular del entonces gobernador del estado Lic. Armando López Nogales, para posteriormente convertirse en Secretario de Turismo apenas a sus 29 años.

Indiscutiblemente que el Toño, como es popularmente conocido, es un joven aún con potencial político y con características necesarias para ello como el inevitable carisma que conquista votos. Bajo las siglas del PRI, fue electo Diputado Federal en dos ocasiones, 2003-2006 en su primera y 2012-2015 la segunda ocasión; siempre por el distrito electoral IV con cabecera en su natal Guaymas. De 2006 a 2009, igual por el PRI, fue presidente municipal del puerto.

Un tercer lugar recibió en las pasadas elecciones—sigo con Toño Astiazarán—para senadores en 2018, ahora ya como candidato del PAN. No fue de extrañar tal resultado. Si una vez Javier Gándara dijo que la firma (PRI) entonces, le hizo perder la presidencia municipal de Hermosillo; igual le ocurrió a Astiazaran Gutierrez, en su ir derecho y no me quito el pasado primero de julio.

El PAN no ha superado aun la condición de desprestigio en que lo dejo sumido el nuevo sonora en este 2019, menos lo hacia un año antes. Lo otro fue el sunami Peje que arrasó con todo, sin importar condiciones favorables de ninguno de los candidatos que no fueran los de Morena, PT y PES. Un voto en contra de todo, favoreció a personajes desconocidos y perfiles que ya en presencia, están muy lejos de ser los indicados para una transformación.

Ya más actual, están dos renuncias de peso en cada una de las organizaciones políticas en que desarrollaron sus carreras políticas, que se valga la redundancia. Ricardo Bours Castelo, indiscutible líder social y político no solo en Cajeme, su municipio; sino en toda la basta región del sur del estado, en una dimisión anunciada formaliza su renuncia al PRI. Para la dinastía del muy respetado Don Javier, su padre, hasta 2018 había sido el estadio en que jugaban las inquietudes políticas los miembros de tan distinguida familia de donde emerge un gobernador. Eduardo Bours Castelo fue un muy buen gobernador si permiten mis dos lectores y tres lectoras emitir un juicio personal, en el sexenio 2003-2006.

El mismo Don Javier, en su momento fue presidente municipal de Cajeme y Diputado Federal con una hoja de servicio intachable que coloca al distinguido empresario como un ejemplo de servidor público, de quien hablan sus resultados y sus valores personales. El mismo Ricardo, rescató en las elecciones del 2000, con todo y la ola Fox, la presidencia municipal que estaba en manos del PRD y que la fiebre política del momento daba posibilidades al PAN. Si debo ser claro que, si algo han demostrado los Bours Castelo, es la independencia en la toma de decisiones que cada uno determina al menos en lo político. Rodrigo Bours Castelo, si usted recuerda ya fue candidato independiente en 2018, quedando en segundo lugar de seis competidores que eran.

Ricardo Bours, entonces, se ha ido del PRI. Hay un capital político importante que seguramente lo acompañará cualquiera que sea en su futuro, el rumbo que a sus naturales inquietudes les de y si, el sitio que deja en el PRI al menos por un buen tiempo, será difícil reponerlo.

Finalmente, en el PAN también hay aves que buscarán nuevos nidos. De un tiempo acá es el PAN el partido político que más migrantes exporta, en una diáspora que toma rumbos diversos, hoy de extremo radical al preferir caminar a la izquierda a pesar de ser de derecha por situación de propósitos de su partido. En fin, cada uno le cree a su brújula, dibujando un horizonte muy propio.

Francisco García Gámez, el Cananense dos veces presidente municipal y otras dos como diputado local también se va de su partido. Pancho no es novato en esto de la política, sabe del oficio y mucho más que figuritas infladas al tono que les impuso GPE y su ocotillo.

Los dos, Ricardo y Pancho García harán falta en donde estaban, igual pueden hacer atractiva la boleta electoral del 2021, si este fuera su propósito.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top