En la jugada electoral 20-21

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en En la jugada electoral 20-21 21

Oficialmente son dos quienes han dicho que están en la pelea por el gubernatura. Bueno tres, si atendemos el anuncio del amigo Francisco (Pancho) Arvayo, el empresario gasolinero que anuncio recientemente su candidatura por la vía independiente.

El primero de ellos es Ricardo Bours Castelo, ex presidente municipal de Cajeme y líder del poderoso grupo político conocido como el Yaqui Power, que ha trabajado en el tema en los municipios del sur del estado por lo menos en los últimos 25 años. Cuentan los cajemenses que fue sin duda alguna un buen presidente municipal. Su solvencia económica no proviene de las inquietudes políticas familiares, el trabajo, la vida ordenada y responsabilidad administrativa son características que se les admira a todos los miembros del Clan y es así que ocupan importante lugar dentro del empresariado mexicano. Sobra decir que sus empresas generan cientos y quizás miles de empleos en diversas partes no solo del estado, sino de la república misma.

Sus padres, Doña Alma Castelo y Don Javier Bours Almada, gozan del cariño y respeto de la exigente sociedad cajemensepor su don de gentes y trabajo altruista a favor de personas de escasos recursos  económicos, además de impulsor de la educación particularmente en el nivel profesional. Don Javier, cuenta entre sus logros del pasado en materia política con haber sido regidor y presidente municipal, además de diputado federal. Ricardo como todos sabemos, es hermano menor de Eduardo Bours Castelo; gobernador del estado 2003-2009.

Si bien es cierto que la característica de los Bours fue siempre su militancia priista, en 2018 Rodrigo el menor del Clan, disputo la presidencia municipal como candidato independiente y como tal hoy en día se desempeña como regidor del cabildo en Cd. Obregón. Ricardo por su cuenta renuncio al PRI en años recientes y hoy se anuncia como candidato del Partido Movimiento Ciudadano a la gubernatura del estado.

El otro que anuncia su candidatura y se da el lujo de renunciar a su encargo de secretario de estado en el gobierno federal, es Alfonso Durazo Montaño; ex secretario particular de Luis Donaldo Colosio Murrieta y Vicente Fox. Con el primero desde su estancia en la presidencia del PRI nacional, después en la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal y ya como candidato a la presidencia de la república en 1994. Con el segundo, siendo este (Fox) presidente de la república. Entre sus cargos políticos se encuentra haber sido diputado federal por la alianza entre las izquierdas que encabezaba el PRD y Senador de la República, cargo que ganó electoralmente en 2018 ya como MORENA.

Su presencia como Secretario de Seguridad en el gobierno federal no le concede puntos suficientes como para ganar una elección por efectividad en su carrera política. Sus críticos sobreabundan y fundamente la crítica en las condiciones de inseguridad en que se encuentra el País.

El triunfo indiscutible de Morena en 2018, difícilmente se repite. Andrés Manuel López Obrador no estará en la boleta electoral y sin él su partido queda reducido a simple movimiento ciudadano que en dos años de ser gobierno, no garantiza la satisfacción plena que atraiga los votos suficiente que garanticen desde ya una victoria electoral. De los millares de votos que Morena logró en Sonora en 2018, un gran porcentaje provenía de militantes y simpatizantes priistas y panistas, que desilusionados creyeron encontrar enla nueva opción de cambio que ofrecía AMLO, aquella postal del México amoroso que dibujaba como atracción de su oferta política.

Si recordamos, la base del partido de López Obrador, son las izquierdas agrupadas y unidas con todo y sus diferencias en aquel PRD que llegó a convertirse en segunda fuerza política en 1997, aquí en Sonora. Después de aquel capitulo de efímera presencia política, sus alcances no pasaban de un 10 y 12% de la votación total de los votos logrados en las elecciones de 2003, 2009 y 2015.

Entre otros autoengaños a que son dados los lideresmorenistas, es suponer que los 30 millones de votos obtenidos en 2018, son militantes de ese partido. ¡No! Ya muchos de esos votos confiesan haberse equivocado y regresan al hogar que les dio calor político o de plano se suman a otras fuerzas electorales que nada tienen que ver con López y sus partidos (Morena, PT, PES y ahora el Verde). ¿Pruebas? revise resultados de hace una semana en los estados de Coahuila e Hidalgo, en donde como el ave Fénix resurge el siempre presente PRI.

En capilla con la oficialización de sus candidaturas, se encuentro Ernesto Gándara Camou (PRI), la velocista Ana Guevara, ganadora de oro en competencias mundiales y con malos comentarios en su estancia en la CONADE, organismo rector del deporte nacional.

Se habla de un caballo negro en el PRI, que de repente por allá en la lejanía deja escuchar un desabrido relinchido, que como decía Salinas de Gortari, no lo veo ni lo oigo.

Gándara, el borrego para sus amigos y simpatizantes, tiene tras él un numeroso contingente de esperanzados no solamente priistas, sino militantes de otras fuerzas políticas como el PAN por ejemplo, que según los encuestadores que se dicen serios y profesionales, mantiene un empate técnico con Durazo Montaño en las preferencias de la ciudadanía estatal. Cauto, inteligente, conocedor de los tiempos y con espíritu triunfalista, el borrego—confiancitas que uno se toma—se mueve como felino, esperando su momento.

Debe de estar pasando Ernesto Gándara un mal momento. Su amigo del alma, su entrañable compañía desde la infancia, su asesor y el hombre de más confianza en su equipo Juan Pedro Robles, lamentablemente murió, como otras muchas víctimas del microscópico asesino conocido como el COVID 19. Seguramente familiares y amigos de Gándara le aligeraran la carga emocional que ocasionan sucesos de este tipo y pronto lo veamos en la actividad que es su pasión: la política.

De los cuatro que hoy me ocupan, dejando al PAN intencionalmente al margen y entre los pendientes de analizarlos en su momento, dos muestran preocupante situación: Durazo, si en verdad Ana Guevara va por el PT, tendrá impacto negativo en los votos que pudiese obtener. Igual Gándara, la presencia de Ricardo Bours en la boleta electoral claro que le restaría votación, sin ser esta deducción producto de la alta escuela en materia de análisis político.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top