El serrucho: COVID, sin respeto…

Recientes, Victor Mendoza Lambert No hay comentarios en El serrucho: COVID, sin respeto… 24

Siempre hemos dicho que el coronavirus no respeta a nadie, ni edad, ni sexo, ni religión, ni clase socioeconómica. Una investigación de Animal Político nos dice claramente lo que ha sucedido y quienes eran los más de 200 mil fallecidos por esta terrible enfermedad contagiosa en nuestro país.

Del 100% de las muertes registradas en México, nos dice qué el 66.8%, o sea 137 mil de las personas muertas sólo llegaron a cursar la educación básica, me refiero a primaria y secundaria.

El 13.4% pudo llegar hasta bachillerato, o sea qué 27 mil de los fallecidos terminaron o cursaron su preparatoria. Mientras que el 16.4% esto es casi 30 mil mexicanos de los que han muerto ellos si pudieron terminar una carrera e incluso algún postgrado.

Partiendo de la investigación de Animal Político podemos identificar que la pandemia y el Covid no son tan selectivos como lo pensamos en un principio y le han hecho el mismo daño proporcionalmente a todos los sectores socioeconómicos. 

En efecto han muerto más quienes menor educación y seguramente menos posibilidades económicas tuvieron, pero el porcentaje va de la mano con el número de mexicanos que han cursado ciertos estudios, de ahí la importancia también de considerar dicho factor en la vacunación que se está llevando a cabo.

Queda muy claro que familias con mayor educación han sufrido menos bajas, pero eso no representa menor porcentaje, han sido menos porque el número de profesionales porcentualmente en México es muy parecido al de fallecidos por covid. De ahí que esa gastada frase de “primero los pobres” definitivo que no aplica en este tema. Aquí se debe ayudar y salvar a todos. 

Es por ello que debemos seguir entendiendo que las muertes por este virus no se van a acabar en poco tiempo, es más, seguramente viviremos con ello los próximos años o décadas. Lo que debería de acabar es la confianza que tenemos cuando baja el número de contagios y muertes, tal como lo vemos ahora.

No se en otras ciudades, pero en Hermosillo algo está sucediendo en este inicio de Semana Santa, una movilidad extraordinaria, carros y más carros cargados hasta el techo saliendo y tomando las diferentes carreteras.

Los centros turísticos para bien de hoteleros y restauranteros con reservaciones totales, nadie dice el porcentaje que puede tener pues eso lo define el color del semáforo aunque bien sabemos que cada quien hace lo que quiere, eso de los colores del semáforo es un auténtica vacilada.

En las carreteras de Sonora ya se siente el tráfico pesado y puntos como San Carlos, Bahía de Kino y San Pedro ya se siente la cargada de los turistas. Los tiendas de conveniencia llenas hasta el tope, los jóvenes con pocos cuidados y los no tan jóvenes también.

Así qué si otra cosa no sucede y como lo hemos venido comentando en semanas pasadas, será en el mes de abril cuando de nueva cuenta venga esa carga de enfermos en los hospitales, carga que los médicos no se dan a basto y de ahí los panteones a reventar.

De ida

Muy lamentable el accidente aéreo que se dio el pasado sábado en Hermosillo, un vuelo en donde el destino final la Ciudad de Tucson sería para recibir una segunda dosis de la vacuna contará el Covid. 

Muchos sonorenses han realizado ese viaje para sentirse protegidos y seguros, en el estado de Arizona vacunarse como mexicano está permitido, o si quieren ser más rigurosos no está prohibido, con solo poner en la solicitud una dirección del vecino estado recibes tu dosis de la vacuna, nadie te cuestiona, por el contrario la amabilidad y atención es extraordinaria por quienes ahí aplican dichas vacunas.

Lo complicado y costoso es viajar y para ello muchos sonorenses han hecho ese esfuerzo, los que tienen aviones privados han hecho de estos viajes un gran negocio, pero con el riesgo que ahora ya sabemos.

De vuelta 

Es por eso que insistimos y lo seguiremos haciendo, urge que vacunen a adultos mayores y no tan mayores en Hermosillo, no se puede entender que la capital sonorense donde se han registrado más de 32 mil contagios y casi dos mil muertes no se haya aplicado vacuna alguna, nos dicen que ya mero, hasta nos dan lugares para recibir la vacuna, incluso hasta en carro, pero es un hecho sigue sin haber vacunas y eso sigue costando vidas. 

Urgente que las autoridades federales se pongan las pilas, pues no tenemos porqué estar recibiendo vacunas en el vecino país cuando el nuestro es el responsable de ello, o al menos así debería de ser.

Aserrín

Quienes fallecieron en este accidente aéreo, mi sincero deseo es que descansen en paz, a sus familiares y amigos pronta resignación, aunque estas muertes repentinas y trágicas son complicadas aceptarlas. Pero como bien lo sabemos el tiempo cura cualquier herida.

Conocí al piloto, Elíseo fue un profesional de su trabajo, conocí a varios de los que perdieron la vida, todos y todas sonorenses de enorme valor, hombres y mujeres de familias muy queridas y personas trabajadoras  y exitosas en sus actividades. Es por ello que estas desgracias dejan marcados a toda una sociedad y por lo mismo nuestro reiterado pero más sentido pésame a todos quienes rodearon a estas extraordinarias personas.


Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com 

Twitter: @VictorMendozaL 

Facebook: Victor Mendoza Lambert 

WhatsApp: 6624335077 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top