El presidente feliz, feliz, feliz en Sonora

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en El presidente feliz, feliz, feliz en Sonora 35

 Las visitas presidenciales siempre han sido el gran atractivo para una buena parte de la población. La que hizo Andrés Manuel López Obrador el lunes reciente a Sonora, a Hermosillo su capital en este caso; no pudo ser la excepción. La atención nacional se centró en lo que el presidente dijo, ya que como es costumbre, en su expresar AMLO pone la agenda nacional con el asunto que le pega en gana.

López Obrador si bien es cierto cuenta con un numeroso contingente que no está de acuerdo con él, igual goza de las simpatías de la otra mitad de mexicanos que le cree y mantiene la esperanza de vivir en otro México, en el que reine el amor, la paz, la honestidad y decencia para ser feliz, feliz, feliz.

De que nuestra gobernadora Claudia Pavlovich Arellano se encuentra entre los ejecutivos estatales que el presidente les entrega cortesía y respeto,  ni duda cabe es una realidad. En ese radicalismo en que AMLO se desenvuelve con sus frases arrogantes, retadoras e intolerantes en contra de todo aquel o aquella que se encuentre en otra trinchera que no sea la que el edificó y bautizo como MORENA, manifestarse públicamente con el afecto que demuestra a nuestra gobernante nos agrada y nos complace porque es una manera real de que juntos, se haga historia con más y mejores pactos que beneficien a la ciudadanía en general.

Fuera de la “mañanera” donde se mezclan temas de dulce, de chile y de manteca, tocó varios asuntos de especial interés para los sonorenses. Entre los principales anunció al son del me canso ganso la depuración de los cuerpos policiacos, la reapertura de la investigación en el caso de la Guardería ABC; el reclamado, discutido y ahora litigado ante la SCJNFondo Minero y la 4 carriles, que al parecer está encantada y prometen y prometen y nada que la terminan en su reconstrucción.

Sonora es muy específico en su problemática. La inseguridad, contra todo lo que se quiera argumentar es la punta de lanza que coloca a los gobernantes en los tres órdenes de gobierno en un reto que impone estrategias para enfrentarlo, tiempo para ejecutarlo y resultados para calificarlo. La inseguridad es causante de muchos males, entre ellos la fuga de capitales necesarios para incentivar la planta productiva generadora de nuevos empleos.

Pero vayamos por partes dijo el molacho,  el mecánico del pueblo: La militarización de los mandos municipales y estatales, es de la primera parte del plan de ataque a la corrupción existente en esa relación de bandas del crimen organizado y cuerpos de seguridad pública, según lo afirma el propio presidente y lo confirma el Secretario de Seguridad del gobierno federal Alfonso Durazo, que además dice contar con pruebas contundentes al respecto.

El más riesgoso de los empleos sin duda alguna en los últimos años es el de formar parte de los cuerpos policiacoscualquiera que sea su encomienda, municipal, estatal o federal. En una sociedad invadida por el cáncer de la corrupción como la nuestra, lo más difícil es encontrar el producto humano que esté libre de pecado. En este sentido y hablando de policías, las aproximaciones a lo menos malo deben de ser muchas, a lo excelente en calidad moral y disciplina no tantas y el promedio de lo que debe ser malo y peorcito, al parecer es elevado.

Lo anterior tiene que ver con el déficit de elemento humano para integrar los cuerpos policiacos municipales y estatales, que según lo informa Durazo Montaño es de 40 por ciento. Inclusive, muchos de los agentes que ahora prestan el servicio dicen los jefes militares estrenados ya como Comisarios de policía en los cinco municipios con más problemas de este tipo, son incrustados de las bandas criminales en el sistema público de seguridad para los fines aviesos de esos grupos delincuenciales.

Esto último es una declaración delicada, ya que la pronuncian afirmativamente quitando el “se supone”, lo que equivale a que se tienen pruebas y como autoridades que son, deben de proceder penalmente como corresponde y no ser solo salivazos que adornan sus discursos. Es común en la 4T señalar el pecado y esconder al pecador.

En cuanto al discutido Fondo Minero, del cual le tocan a Sonora poco más de mil millones de pesos, el Presidente insiste en cambiar las reglas de operación en cuanto alsistema de reparto ya que desconfía de los gobiernos estatales y municipales y su intención es operar los programas de obras y la aplicación de recursos sin intermediarios. Sería la SEDATU (Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) quien maneje con manga ancha este programa, salvo que la suprema corte determine lo contrario, atendiendo una controversia constitucional al respecto.

Los dos temas restantes, guardería ABC y carretera cuatro carriles, son temas tan trillados que prefiero esperar los resultados. En el primero retomaran el juicio penal entre los involucrados: IMSS, gobiernos estatal y municipal y padres de los infantes víctimas de la tragedia.

Sobre la cuatro carriles, los plazos de terminación de la remodelación de la columna vertebral de la comunicación carretera en el estado, son cada vez más largos e indefinidos y ahora se le suma el sospechosísimo de que es una obra que aparece pagada como de concreto hidráulico, cuando casi 200 kilómetros (Hermosillo-Santa Ana), siguen siendo asfalto. En fin casos de la vida, dijera doña Silvia Pinal.

En tres meses, amenazó AMLO, estaré de nuevo en Sonora y nosotros feliz, feliz, feliz de esperarlo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top