El mayor daño de GPE contra Sonora ¡es moral!

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en El mayor daño de GPE contra Sonora ¡es moral! 120

Al momento de escribir estos renglones, 48 horas separan a Sonora de tener por vez primera una gobernadora. La expectativa es grande y no porque el mando de la mujer salió ahora de la casa a la cosa pública, la expectativa se debe a que también por primera vez nuestro estado es entregado por los que se van, en calidad de víctima de guerra  entre ruinas de moral y vergüenza de quienes tuvieron la oportunidad de escribir otra historia y prefirieron la riqueza producto de la corrupción a la honra producto del deber cumplido.

Claudia Artemisa Pavlovich Arellano no es, bajo ningún concepto producto de la equidad de género que la ley prevé para que tengan igualdad de circunstancias y oportunidades hombres y mujeres de ejercer cargos públicos. Ella es producto de la carrera política, del interés por servir, de las ganas de ser y de la ausencia de limitantes genéricas que imponen barreras más venidas de la costumbre que de la medición de capacidades. Si a Manlio lo parieron político como dijo Don Faustino, a Claudia la política le viene por transmisión sanguínea, por ingestión, por herencia.

No tengo ninguna duda, si algo caracterizara el sexenio de Claudia, será la honestidad y transparencia en el actuar de quienes reciban la alta responsabilidad de colaborar con ella.

Sonora está urgido no de funcionarios públicos si de servidores públicos. De mujeres y hombres que entiendan desde el momento de levantar su brazo para protestar cumplir con su cometido, que lo que hagan bueno o malo es a su jefa la gobernadora a quien le impacta. El poder ejecutivo es un monstruo por su capacidad de aglutinar personas para operar en correcta forma, pero debe ser un gigante de una sola cabeza y muchos tentáculos para estar coordinados.

¿Que para ser integrante del gabinete de la gobernadora es necesario reunir perfiles especiales? de entrada sería lo ideal si no fuera que en la función pública se atiende a mandantes, no a clientes. La condición humana necesaria para servir, es elemento que a lo mejor se alimenta con buena educación, pero se adquiere en el trato, en la comprensión y en la misericordia. Quienes sean invitados al servicio público por la gobernadora, deberán pensar antes que es a ella a quien le deben la gratitud de la oportunidad y servirle al pueblo, asumiendo con ello que así le sirven a la jefa.

A nuestra próxima gobernadora cada uno de los que hemos reclamado de tiempo atrás el comportamiento deshonesto del que ya casi se va, la hemos comprometido sin más y casi la hacemos responsable de que en lo futuro Guillermo Padrés y fauna que le acompaña respondan ante la ley por los abusos ya muy señalados. Olvidamos que la ley cuenta con tiempos, plazos y eventos indispensables para ejecutar su acción. No me cabe la menor duda que las procuradurías federal y estatal tendrán especial carga de trabajo cuando formalmente y acreditando las pruebas necesarias sean acusados quienes abusaron de la confianza de todos quienes habitamos este bello, noble y muy querido estado.

Nunca he escuchado—salvo aquella lavada de manos familiar de los Padrés—que el gobernador en lo personal o alguno de sus colaboradores igualmente acusados por la sociedad, hayan dejado ver un mínimo desmentido. Igual que Padrés es delatado como corrupto, sucede con Roberto Romero, Eduardo Campillo, Carlos Villalobos y otros del primer círculo hasta funcionarios menores que robaron y vendieron infantes y empresarios proveedores de enseres y servicios y todos nadan de muertito en ese mar de cinismo e importamadrismo que solo la acción de la justicia puede superar.

Una sociedad solidaria espero seamos todos los sonorenses, incluyendo a los panistas que cruzaron el pantano sin mancha alguna, para que el mal ejemplo de esta caterva de rufianes nunca de los nunca se repita. La gobernadora nos necesitara y debemos respaldarla para también exigirle. Faltaba más.

oscarhpaco@hotmail.com

Twitter: @PacoBarrera   

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top