El gobierno necesita a Lozoya

Bulmaro Pacheco Moreno, Recientes No hay comentarios en El gobierno necesita a Lozoya 30

El Gobierno necesita al ex director de Pemex Emilio Lozoya Austin para  ajustar cuentas, y esa práctica no es nueva en el sistema político mexicano. La medida va contra Enrique Peña Nieto y el PRI, a menos de un año de las elecciones, y se da, junto con el ataque político a Felipe Calderón con eso de comandante Borolas”— al restregarle a cada rato el caso del procesado García Luna, y al repetirle a la menor oportunidad que se robó la elección del 2006.

También golpetean a Movimiento Ciudadano, a través del gobernador de Jalisco Enrique Alfaro aunque a Dante Delgado no le han contestado ninguna de sus dos cartasy al PRD lo relegancon la marginación del gobernador Silvano Aureoles.

Vicente Fox no le ha importado a la 4T. Lo ningunean y se burlan de él sin contemplaciones. Al parecer, a Fox ya se le mojó la pólvora al estarbuscando dinero para comer en su ostentoso ranchosegún dice.

Los ex presidentes Salinas y Zedillo ya no le son de utilidad al Gobierno, porque se ubican lejos enla imagen de los potenciales votantes. En la nueva estrategia oficial, ahora van por el PRI y el PAN, los verdaderos adversarios en la próxima elección.

El gobierno necesita traer a México a Lozoya, y exhibirlo. Que suelte la sopay diga todo lo que tiene que decir, a cambio de la flexibilidad en su probable sentencia. La estrategia no es nueva, (criterio de oportunidad) se utiliza también en otras realidades con los acusados, como en los Estados Unidos a cambio de ablandar penas y sentencias.

¿Cuánto le reportaron a Lozoya o a sus cómpliceslas mochadas de Oderbrecht y a dónde las enviaba?, ¿Quiénes sabían de esas operaciones?, ¿Cómo y quiénes operaron las ventas de algunas empresas estatales, como la de fertilizantes?, ¿En qué se gastaron las aportaciones de la trasnacional y con quién?

A los personeros del Gobierno les urge que Lozoya diga si el expresidente Enrique Peña Nieto estuvo involucrado y cómo. También esperan saber si el ex poderoso Luis Videgaray sabía de las operaciones y hasta dónde.

No les ha bastado con el caso de Rosario Robles, porque el objetivo central de ese proceso era su excompañera de partido exjefa de Gobierno del DF y dirigente nacional del PRD, con la que tenían algunas rencillas pendientes y cuentas por cobrar. La encarcelaron a la mala y va para un año privada de su libertad.

Ahora les dio por manejar políticamente el caso del exgobernador de Quintana Roo Mario Villanueva Madrid, al que le promovieron prisión domiciliaria para dar imagen de tolerancia y humanismo.

Quieren que hablen los ex gobernadores Yarrington y Hernández, de Tamaulipas, que están encarcelados en los Estados Unidos, porque  tienen valor político, pero por el proceso electoral del 2006. También ha sugerido el presidente que hable Elba Esther Gordillo.

El Gobierno ha visto de reojo sin embargo el caso de César Duarte en Chihuahua, porque quien más ha insistido en su persecución es el gobernador Javier Corral, un panista crítico no precisamente de los afectos del gobierno federal.

A los presidentes de México les interesa mandar señales de que se ataca la corrupción, y esa práctica se aceleró con el presidente José López Portillo cuando sorprendió a los mexicanos enviando a la cárcel a los primeros ex secretarios de Estado de la historia: Félix Barra García y Eugenio Méndez Docurro de la Reforma Agraria y Comunicaciones y Transportes. Seguiría después Alfredo Ríos Camarena (Fideicomiso Bahía de Banderas), Fausto Cantú Peña (Instituto Mexicano del Café), y Lidia Camarena Adame (Productos Pesqueros Mexicanos) y a Óscar Orrantia Hernández (director de Telégrafos Nacionales)

El presidente Miguel de la Madrid persiguió a personajes consentidos del expresidente López Portillo: Al exjefe de la Policía de la Ciudad de México, Arturo Durazo Moreno; al exdirector de Pemex Jorge Díaz Serrano, y a Everardo Espino, ex director del Banco Rural.

El presidente Salinas re inauguró otra etapa y removió lo que a su juicio eran obstáculos para su gobierno: Los gobernadores de Baja California, Michoacán y el Estado de México, por haber descuidado la elección de 1988 (con el triunfo de Cárdenas en esas entidades). Posteriormente, caerían de sus liderazgos en el sindicato petrolero: Joaquín Hernández Galicia, y de maestros: Carlos Jonguitud Barrios. El primero pasó una larga temporada en la cárcel, elsegundo pasó al ostracismo político.

Los casos de los ex gobernadores perseguidos se dieron a partir de las alternancias estatales, por los altos niveles de corrupción, denuncias de las autoridades de los Estados Unidos y reyertas políticas internas.

Guillermo Mercado Romero, exgobernador de Baja California Sur, fue encarcelado cuatro meses por su sucesor Leonel Cota Montaño, del PRD. Cota quería ser candidato del PRI al gobierno estatal. Mercado se opuso.

Cota saldría después del PRD y acabó siendo candidato del PANAL a la municipal de Los Cabos en 2011. López Obrador lo rescató y lo promovió como subsecretario de Seguridad Pública.

Otro exgobernador de BCS encarcelado sería Narciso Agúndez Montaño (PRD) primo de Cota, denunciado por su sucesor Marcos Covarrubias Villaseñor (PAN). Se le acusó de peculado por 5.8 mdd y salió con una fianza de 2,400 dólares (32 mil pesos).

En otras realidades la historia ha sido similar: Andrés Granier (PRI), en Tabasco, pasó 6 años en la cárcel demandado por Arturo Núñez (PRD); Javier Duarte (PRI), de Veracruz, cayó en la cárcel en 2017 y fue demandado antes de la llegada del gobernador Miguel Ángel Yunes (PAN); Roberto Borge (PRI), de Quintana Roo, permanece en la cárcel demandado por Carlos Joaquín González (PRD-PAN); Pablo Salazar Mendiguchía (PRD), de Chiapas, fue encarcelado por su sucesor Juan Sabines Guerrero (PRD), por peculado de 104 millones; Jesús Armando Reynoso Femat (PAN), de Aguascalientes, fue sentenciado a seis años de prisión por peculado de 14 millones de pesos, acusado por su sucesor Carlos Lozano de la Torre (PRI).

Humberto Moreira de Coahuila dejó el cargo antes de terminar su período, fue acusado de lavado de dinero y apresado en España. Su sucesor Jorge Torres López, fue encarcelado y extraditado a los Estados Unidos; Guillermo Padres de Sonora pisó la cárcel y está bajo fianza. Fue acusado de varios delitos por su sucesora Claudia Pavlovich (PRI); Jesús Reyna García de Michoacán (PRI), que relevó por seis meses a Fausto Vallejo fue encarcelado del 2014 al 2018, acusado de proteger al cartel de los caballeros templarios. Salió libre al desistirse la PGR.

Roberto Sandoval Castañeda de Nayarit (2011-2017) ha sido acusado de enriquecimiento inexplicable y de nexos con el narcotráfico. Hasta el momento se dice: se encuentra prófugo de la justicia.

Flavino Ríos Alvarado, de Veracruz, gobernador durante dos meses en sustitución de Javier Duarte, fue condenado a un año de prisión por haber facilitado el escape del exgobernador Javier Duarte Ochoa.

Por lo que se ve, han sido de todos los partidos yla lucha contra la corrupción de funcionarios y ex gobernadores no ha sido una invención del actual gobierno, que entre otrosha puesto oídos sordos a las denuncias que se han hecho contra sus propios servidores.

A Enrique Peña Nieto, que tuvo la cortesía de cederle a López Obrador decisiones antes de tomar el poder, lo denigraron desde antes de tomar posesión diciéndole que tanto su nuevo aeropuerto como sus reformas no habían servido para nada.Lo execrable es que ninguno de los beneficiados por su gobiernoléase empresarios y los caciques políticos que en su sexenio se sirvieron con la cuchara grande, ni su propio gabinete, hayan salido alguna vez en su defensa.

Ahora le toca el turno a Peña Nieto para casos de emergencia político-electoralde la 4T y ante la cercanía del 2021 irán contra él; Lozoya es el medio, Ayotzinapa también. Porque si Lozoya aceptó la extradición para llevar su proceso en México y cambió de abogado, algo trae entre manos con el gobierno. Por cierto: ¿Dónde andarán los que cada rato afirmaban que el no tocar a Peña estaba negociado con AMLO?. En los primeros meses de gobierno las cosas lucían diferentes y no era de utilidad. Ahora el verdadero estratega de Morena para el 2021 ya sabrá que hacer.

bulmarop@gmail.com

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top