¡El embarrado…..salpica!

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en ¡El embarrado…..salpica! 139

Creo que ya se ha escrito mucho sobre las trapacerías de Guillermo Padrés y socios en seis largos años de su desgobierno en Sonora. Lo peor  de todo es el silencio cómplice del partido azul y blanco que vestía hasta antes del año 2000 un velo blanco en señal de decencia y rectitud en sus acciones. Fue una larga época de cantar “principio y valores” que supuestamente adoptaban todos los que llegaban al PAN y se cubrían con la blanca túnica de la pureza. Muchos diablos que emigraban del PRI al PAN, automáticamente se santificaban por el solo hecho de cambiar de estafeta. De malos siendo priistas a las diez de la noche del día anterior, se convertían en buenos a las diez de la mañana del día siguiente en que eran anunciadas sus candidaturas a diferentes cargos ya como panistas.

¿Cómo fue que aguantamos en seis años tanta burla y ratería?

No lo vamos a discutir ahora que ya se van. Asumimos un papel en cierto punto alcahuete al dejarlos ensuciar todos los espacios que tocaban. Dieron al traste con la bien ganada fama de punteros que teníamos en educación y salud pública. Dos amigos de Guillermo Padres que su única oferta era esa amistad, fueron elementos que de entrada anunciaron hacia donde nos llevarían. Oscar Ochoa Patrón fue nombrado secretario de educación y cultura—adoleciendo el sujeto de las dos cosas—y Bernardo Campillo en Salud. El primero pronto enseño el cobre y fue despedido por sus afanes enfermizos de enseñar más power que el patrón, aunque a sus cercanos comenta ahora que las corruptelas del gobernador lo hicieron renunciar al cargo y el segundo, hundió su prestigio de médico pediatra al tener frente a si un tentador presupuesto que siendo para mejorar la salud de los sonorenses, se creyó con derecho a disponer de el con las consecuencias que lo tienen hoy con un pie dentro de la celda; que resultara menos cómoda que cualquiera de las caballerizas de sus finos animales pura sangre y de carreras.

Guillermo Padrés armo dos equipos de representación tributaria para el manejo y operación de la inversión pública en transacciones de obra y otros suministros, ambos tendrían la delicada encomienda de administrar las igualas 20-30 (%) aplicados en cada uno de los contratos expedidos. Uno operado por su hermano, el rico de la familia Miguel. El otro frente manejado por su cuñado Roberto Dagnino. Ambos frentes llevaban un mismo fin, enriquecer a las familias al fin que la relación matrimonial Padrés Dagnino es de carácter de bienes compartidos.

¿Quiénes eran los unos y los otros antes de septiembre del 2009? Si bien es cierto que ninguno—el hermano y el cuñado—tienen obligación de la declaración de bienes ante la contraloría del estado por no ser servidores públicos, el SAT si tiene la obligación de la investigación del origen de los recursos obtenidos en esta etapa y la inversión en cualquier tipo de negocio que se le vea futuro.

En la secretaria de gobierno, las rancheras también las cantaban muy bien y si el jefe ve por su familia, porque yo no debió pensar Roberto Romero. Y desde allí se operaron servicios escolares que duplicaban costos en remodelación y equipamiento de planteles y lo que resulte. Por lo pronto este gallo hace semanas no traga polvo sonorense y apenas si su “doña” sabrá en donde hace nido.

En Hacienda hay que hacer equipo con el jefe y se aguanta sentado los reclamos de pagos de empleados del congreso, de comisión federal de electricidad, de gasolina para las patrullas de la PEI, de las rentas que en oficinas estatales en los municipios hace dos años que no se pagan, de maestros y uniformes pendientes y de los fondos perdidos patrimonio de los trabajadores del ISSTESON. Eso sí, el tesorero Mario Cuen resultó ser un exitoso empresario con visión de futuro y en una sola operación comercial se embolsa más de doscientos millones de pesos de utilidades en el productivo negocio de comprar sistemas contables de 75 millones, para revenderlos 4 veces más caros al gobierno al que “sirve”.

Desde luego que no es todo, mucha basura lleva el rio de la abundancia padrecista. No dejo títere con cabeza y debe haber quienes cumpliendo con su deber, trabajaron honrada y puntualmente, pero lamentablemente quien esta embarrado, salpica y eso les pasó también a servidores públicos honestos, que lo debe de haber y hasta a los diputados (as) de la LX legislatura, salvo dos o tres honrosas excepciones, se quedan con el tufo y embarre del sexenio padrecista, al aprobarle parte del paquete de pudrición  con el que se marcha. El poder Judicial no podía ser distinto, también fue contaminado con la inclusión de magistrados con carrera…partidista, no judicial y el colmo, la imposición de un presidente de ese poder que el único requisito que reúne es ser amigo y socio del gobernador.

En todo, el PAN como instituto político fue socio del corrupto gobernador. De entrada el presidente sexenal del partido, se apropia ilegalmente de terrenos del patrimonio municipal gracias a las chuecuras del entonces presidente municipal Javier Gándara por instrucciones de Padres. Acepta el partido del gobierno que—fueron algunos—los ex presidentes municipales de varios municipios que resultaron sancionados e inhabilitados por las contralorías locales, fueran integrados a la función pública estatal para protegerlos y burlarse de los resolutivos emitidos y el colmo, aceptó que en uno de los municipios—Fronteras—fuese registrado como candidato a presidente municipal una persona de evidentes tratos con el crimen organizado, que siendo ya electo fue de la noche a la mañana desaparecido y entregado a la justicia norteamericana, no se sabe si por casa recompensas o por alguna autoridad mexicana.

Ya para cerrar el sexenio, surge el penoso asunto de infantes desaparecidos y se dice vendidos, que incrimina al DIF a la procuraduría de la defensa del menor, además de la casa cuna que resguarda a personitas rescatadas, el acabose y esto supera cualquier acto de corrupción, es un episodio de crimen organizado en donde se requiere todo un equipo humano—asociación delictuosa—que actúan con premeditación, alevosía y traición.

Como en política lo primero que se pierde es la memoria, el PAN trata de olvidar estas andanzas y retoma su puritanismo hipócrita, falso. Las elecciones dejan lecciones dijo Manlio hace poco. Vaya lección que nos dio las elecciones del  2009. El caso ahora es saber si aprendimos la lección o nos repiten la dosis.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top