El COVID-19 ¡Nos está ganando!

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en El COVID-19 ¡Nos está ganando! 33

Continuamos viviendo con “el alma en un hilo”, decían nuestros abuelos, cuando algo los mantenía tensos, preocupados y alarmados. Esto en referencia a los altos índices de contagios y las recurrentes mortandades que como consecuencia suceden ya con un ritmo que nos asusta a muchos y les vale a muchos más.

Veamos juntos el comportamiento de la estadística sobre la pandemia en los últimos cinco días, solamente en Sonora:

Sábado 4 de julio: 264 casos, que hacen un total de 10,065 y 26 muertes;

Domingo 6 de julio: 267 casos, que hacen un total de 10,332 casos y 18 muertes;

Lunes 7 de julio: 287 casos, que hacen un total de 10,619 casos y 21 muertes;

Martes 8 de julio: 433 casos, que hacen un total 11,052 casos y 31 muertes

Miércoles 9 de julio: 214 casos, que hacen un total de 11,266 casos y 31 muertes.

Como usted puede apreciar, en solamente cinco días sucedieron 1,465 casos y se tuvieron 127 fallecimientos, que nos dicen que no está domada la pandemia, menos que se tenga algún control preventivo y peor aun que los muertos en algún momento vayan a la baja. Ya es común leer en el diario acontecer de tal o cual mujer u hombre joven o maduro, llegaron al fin de su vida a consecuencia del criminal virus.

En casi cuatro meses los gobiernos federal y estatal han dejado de ser quienes colocan la agenda política y social y se han convertido en administradores del combate a la pandemia, estableciendo reglas con decretos que no han alcanzado el beneplácito general, porque como siempre, nos sobran los especialistas en todo y colaboradores en nada. “Ningún chile les embona”, dijo un día de abril del 2018 el presidente entonces Enrique Peña Nieto, en referencia a los críticos que permanente tuvo y que nunca estuvieron de acuerdo en sus acciones dentro de los 72 meses de su gobierno. Hoy se encuentran igual, nada les satisface a los que no creen, no se cuidan ellos; menos cuidarán a los demás.

Ya son tantos los conocidos que sucumbieron ante el mortal evento, que lo que más duele es aceptar sin más que ya no están y que sus nombres dejaron de serlo, solo para convertirse en un numero más dentro los 1,200 que ya para hoy aparecen como acumulado del conteo estatal.

Los pronósticos de científicos no solo epidémicos, no son esperanzadores. Resulta que ni agosto, o septiembre son vaticinados como posibles meses que nos indiquen abiertamente que el Covid-19 se convierta en reto superado por esta humanidad y los augurios para acertadamente predecir lo que sigue se trasladan hasta los primeros tres meses del 2021.

En la nueva realidad que ahora se nos presenta, la fragilidad humana es quizás lo más notable de ella. En los aprendizajes necesarios que cada época nos obliga a conservar para las futuras generaciones, la solidaridad es la de mayor necesidad. No hemos sido solidarios del todo aunque la publicidad diga lo contrario. Ser recíprocos en los resultados no es solidaridad, es consecuencia. La solidaridad es unión, es empujar juntos la carreta, atendiendo la instrucción del encargado de la rienda.

Se nos convoco al “quédate en casa” y no todos lo atendimos. Nunca se entendió que el esfuerzo patronal de seguir pagando sueldos era un pago para estar confinados y se entendió como disfruta de la vida, sal, paséate, visita, aprovecha y vete al oxxo a esperar te llegue el turno para obtener la exquisita cerveza, por ejemplo.

Nos hartamos del encierro y buscamos la libertad, como si estar en casa no fuera ejercer la máxima libertad de que gozamos. Empezamos a justificar nuestra movilidad en nuestras ciudades y la llevamos hasta otras vecinas. Contagiados ignorantes de serlo, se encargaron de repartir el virus en sus visitas y movimientos y ahora nos asustan los resultados.

Un presidente municipal, Rigoberto González Pacheco de Bacoachi, falleció a consecuencia de la pandemia. Su responsabilidad de serlo, lo obligó a seguir atendiendo su encomienda y por allí le llegó la contaminación. Varios funcionarios de gobiernos municipales incluyendo a Célida López Cárdenas presidenta de Hermosillo han tenido que guardar la cuarentana exigida al haberse encontrado dentro de los positivos al contagio. Igual funcionarios del Gobierno Estatal, que desarrollan importantes carteras del gabinete de la Gobernadora Claudia Pavlovich, siendo ellos los secretarios de trabajo y de gobierno, Horacio Valenzuela y Miguel Pompa respectivamente. Más recientes los secretarios de desarrollo social, salud y de educación, Manuel Puebla, Enrique Claussen y Víctor Guerrero; en el mismo orden nos indica la gravedad del caso.

Unir esfuerzos es de gente responsable. Cuidarnos es cuidar el entorno y su contenido y créame no es difícil realizarlo. El gobierno solo imposible pueda, pero la sociedad con gobierno ¡es capaz de alcanzar el cielo! ¿Le entramos?

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top