Del Führer a AMLO

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en Del Führer a AMLO 22

Leyendo a Adolfo Hitler en su libro Mi Lucha (En Alemán Main Kampf), compendio biográfico y de exposición ideológica sobre el nacionalsocialismo, pensamiento teórico que dio vida a su etapa del Reich (sistema Alemán de gobierno establecido en 1871 y concluido en la caída de Hitler en 1945), me llama la atención su siguiente afirmación: ”Bien se que la viva voz gana más fácilmente las voluntades que  la palabra escrita y que así mismo el progreso de todo movimiento trascendental  se debió generalmente en el mundo, mas a grandes oradores que a grandes escritores.”

Bien, pues créamelo, en mucho me representa al pensamiento ni siquiera filosófico, sino imaginario del presidente López Obrador, quien le apuesta todo al discurso mañanero de la cuarta transformación, del que ya dijo mucho, le cambia poco y lo repite más.

Aunque pretendamos evadir los dichos presidenciales y darle rumbo a otro tipo de comentarios, es imposible resistirse al silencio o al cambio de frecuencia. Andrés Manuel López Obrador, esta convertido en el centro de la vida de México. Todo lo bueno y lo malo que se diga, tiene que venir del comentario de sus intimaciones no programadas.

Lo último que es digno del comentario son tres asuntos: Uno, la propuesta a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión de su presupuesto de egresos, en el cual se le vuelve a pegar otro apretón no de cinturón sino al cogote a las economías de las entidades y a los municipios que integran a los 32 estados y la Ciudad de México. Otro, la denuncia del ex director del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado el Poblano Jaime Cárdenas y las protestas del Frente Nacional Anti AMLO (FRENAA).

El centralismo de AMLO en su gobierno cuatroteista, es absoluto, inocultable, antidemocrático y dictatorial; que coloca a los órdenes de gobierno estatales y municipales en calidad de administradores de lo que la austeridad republicana les permita o mejor dicho, que como sobrante les quiera repartir el gobierno de la república.

Igual pensaba Hitler, quien en el mismo escrito en su libro en comento, dice detestar con odio jarocho al sistema parlamentario que acabó con el nacionalismo alemán, según la narrativa. Los no demócratas, insisten cuantas veces pueden en repetir que si lo son y asumen de entrada que el poder no se comparte, que los caminos no se acotan para el que ostenta el mando nacional y que le estorban los asesores, quienes opinen sobre todo en contra y que los contrapesos no son necesarios a la hora de gobernar. Los colaboradores, son solamente servidores del patrón, antes de servidores de la nación y las iniciativas propias se reservan para mejores ocasiones. La única intención valida es la que con voz de mando instruye ya sabe quién.

Para el actual gobierno federal, el municipalismo no esmateria que le ocupe, si por López fuera, nombraría a un Jorge Taddei en cada pueblo o ciudad, para que le cuide el changarro y le vigile lo que corresponda. Igual los jefes del poder ejecutivo en cada estado, no siendo afines en su movimiento social (MORENA), le estorban, los repele y encabezan al conservadurismo en cada uno de la entidad gobernada.

Con respecto a la denuncia del Abogado Jaime Cárdenas a la Dirección del Instituto de nombre populista y mentiroso al parafrasear  “devolver al pueblo lo robado”. Vale la pena detenerse un poco a la reflexión: Este instituto como otra puntada del presidente López Obrador, fue creado apenas en enero del 2020; ocho meses y en estos 240 días se denuncian pillerías, que van desde subvalorar las prendas ofertadas en tianguis fifi que ellos le dicen subastas, robar piedras preciosas que adornan collares y otras prendas que léasebien, no fueron robadas, han sido decomisadas por las fuerzas de seguridad pública sobre todo en detenciones de miembros del crimen organizado o en eventos sorpresivos en contra del contrabando internacional.

Las personas de buena fe que leen poco y que escuchan mucho, creen que esto es parte del combate a la corrupción y que les fueron confiscados a quienes han cometido abusos en contra del patrimonio nacional, sobre todo en la función pública. Lo único robado de este instituto, es lo denunciado por el valiente y honesto ex director ahora despreciado por AMLO y calificado como servidor público no apto para el ejercicio que le fue encomendado.

Concluyo con el movimiento nacional conocido como FRENAA. Este movimiento nació en Monterrey y estaencaminado a lograr la renuncia de AMLO a la presidencia de México. No hace falta mucho coco para imaginar que esta altísima pretensión no será lograda, simplemente porque no existe en términos constitucionales un marco legal que de pie a la exigencia.

Sin ser partidario del movimiento en mención, si reconozco la libertad de que gozan para emprender su reclamo en la manera pacífica que les concede su derecho de manifestarse públicamente. Ustedes amables lectores (al menos se de tres que lo hacen y les agradezco), deben estar enterados que desde hace días manifestantes de este movimiento están posicionados de la Avenida Juárez en el primer cuadro de la Ciudad de México y que, contra todo el propósito policiaco de impedir la acción de posicionarse en la plancha del Zócalo, frente a palacio nacional, al término de este despacho la madrugada de este jueves, ya habían logrado su propósito y han colocado sus tiendas de campaña en tan ambicionado lugar.

Ciertamente, la represión es reclamo muy efectivo y de simpatía a quien se dice ser víctima y es muy fácil confundirla con la obligación de poner orden cuando los limites son rebasados. Es el gobierno de la Ciudad quien de primera instancia ha tratado de evitar la avanzada de los FRENAA y en algún momento tendrán que solicitar el apoyo federal (Guardia Nacional) para el desalojo que entiendo es la estrategia que se han trazado los líderes del movimiento, para acusar luego de afectaciones a sus derechos.

Ellos, los lideres, a bote pronto se ve son personas económicamente poderosos y preparados intelectualmente. Saben donde están y que puede suceder. Tampoco la presidencia está encabezada por un ingenuo  y menos bien intencionado gobernante. La estrategia oficial que a las claras se ve, es inducir a grupos de simpatizantes de MORENA y de López Obrador que a diario y en determinadas horas emprenden ofensivos ataques verbales en contra de los manifestantes. El riesgo del choque físico entre ciudadanos comunes es mayor cada vez y esto si sería de consecuencias graves que no difiere mucho de la revolución civil.

México no requiere de un merolico apantalla masas. El País está urgido de un líder que imponga primero cordura y adopte a la tolerancia como factor de unidad. Imposible girar todos en una misma opinión nacional, pero posible hacer del dialogo la vía de los acuerdos patriotas que vayan en provecho de la sociedad en su conjunto.

Cierro con una frase de Joseph Goebbels, Nazi del primer circulo Hitleriano: “ Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escacez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en cada momento”.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top