Dejemos que nos dividan… y nos vencerán

Gustavo Tena Hinojosa, Recientes No hay comentarios en Dejemos que nos dividan… y nos vencerán 10

Lo mejor para todos es la izquierda dicen unos, no niegan otros, lo mejor es la derecha dicen estos. No seré muy sabiondo de las derechas o las izquierdas, pero sé que la vida no solo puede ser o blanco o negro. La vida tiene millones de colores y matices, así como combinaciones de ellos. Nos han metido en una concepción bipolar de la vida política y social del país.

Mucha gente se ríe de mí cuando digo que hay una estrategia muy bien calculada por las élites del poder para mantenernos a toda la ciudadanía divididos y ocupados discutiendo por cosas que anteriormente eran lo más lógico. “Son teorías de conspiración o fake news” me dicen, mientras me tachan de prianista o de chairo según sea el caso o la fibra que pisé. Pero antes de entrar en mi teoría conspiratoria, déjenme explicar que le llamo yo “elites del poder”:

Me refiero yo a élites del poder a todos aquellos grupos que buscan, consiguen y tratan de detentar el poder, entendiendo poder, como aquel no solo de índole económico, más bien el de tipo político. (Al parecer quien tiene el poder económico, no le satisface al 100% y necesita conseguir a toda costa el poder político, la cereza del pastel).

Partiendo de mi muy personal percepción de las élites, digo que la élite que perdió el poder político en México, pasó de élite política a una más de las élites económicas… que hay varias. Ahora tenemos otra élite en el poder, esta nueva élite está también conformada por gente con poder económico tiene CASI el control total de las instituciones del gobierno… ¿Pero saben qué? No les es suficiente, ese CASI que menciono en el renglón anterior, para esta nueva élite política le tumba todo el sabor al triunfo que lograron en las elecciones más históricas del país. Quieren el poder ABSOLUTO, no menos.

Para quienes estén pensando: “éste es un fifí”. La anterior élite también estaban buscando dividir a la ciudadanía, solo que les volaron la silla presidencial… la de senadores, la de diputados, la de gubernaturas y la de alcaldes, en todo el país. Ahora la nueva élite nos está pidiendo que entremos en discusiones entre nosotros mismos respecto a que es mejor, si la izquierda o la derecha, que si a al aborto… o no, que si a la igualdad de género… o no, que si la prensa “buena” o la fifí, etc.

Como ciudadanos, a mi parecer, no debemos caer en el jueguito de si blanco o negro, recordemos que existen escalas de grises y que tanto un lado como el otro tienen defectos y virtudes. Existen partes o preceptos de la izquierda que son muy positivos y lo mismo con la derecha, así que no nos vayamos a los extremos. Mi padre me dice desde pequeño, “todo en exceso… termina siendo malo”.

El poder acumulado por la actual élite no es positivo, debe existir un balance de fuerzas, porque si todos nos colocamos en un extremo del bote, lo vamos a hundir.

Yo veo con buenos ojos que haya habido un cambio de sistema, el hecho de que la anterior élite haya perdido, deba de hacerla madurar y de ser más balanceada a la hora de tomar sus decisiones y acciones de gobierno… Cuando agarren la silla de nuevo… si la agarran.

A mi juicio no les ganaron las elecciones, las entregaron en bandeja de plata a la actual élite y ésta, al parecer no aprendió la lección en cabeza ajena y quieren tumbar todo lo que hay en el país para empezar de cero… eso sería igual como su triunfo de las elecciones, pero en sentido contrario, porque sería el error más garrafal de la historia del país, tanto que la cuarta transformación opacaría a Santana cuando entrega la mitad del país a los gringos.

¡Ya sé! En el párrafo anterior, al inicio soné PROamlo y cerré el párrafo sonando fifí… pues eso es lo que quiero que me entiendan, es cierto que hay gente que de manera retrograda y sin razonamientos o de manera ciega niegan todo lo que huela a AMLO, pero igual hay gente que de la misma manera ciega e hipnotizada alaban cuanta cosa haga este señor, esté o no bien.

Entendamos todos por favor antes de entrar en pleitos con conocidos, desconocidos, amigos o incluso con familiares, hay aspectos positivos y negativos tanto de un lado como del otro. Vamos agarrando lo bueno de cada lado y evitemos pelearnos entre hermanos, porque al final de cuentas todos somos mexicanos.

¿Cómo podemos identificar si los que están en el poder quieren manipularnos y crear divisiones en la sociedad? Muy fácil, usando y promoviendo terminologías o calificativos como la de chairos y fifís y nos meten en cuestiones como que si los pobres son buenos y los ricos son malos, crear duda calificando a todo un sector con términos negativos para hacerle ver como enemigo, la prensa del hampa o prensa fifí.

Es cierto, existe una prensa vendida, está vendida para un lado y también hay prensa vendida para el gobierno en turno. Pero también existe una prensa que analiza todo desde una óptica más balanceada… ¿Dónde está? ¿No la encuentras? Simple hay que echarse un clavado a buscarla, porque este tipo de prensa no vendida carece de inyección de billetes para hacerse ver pero existe.

La prensa fifí, se supone que es financiada por los poderes que perdieron las elecciones y la prensa No Fifí es financiada por el actual gobierno. Por eso vemos en medios quienes dicen que AMLO es lo mejor que pudo haberle sucedido a México y otra prensa que dice que el diablo es bueno enseguida de él.

Los ciudadanos debemos usar la lógica y la razón empoderadas por la duda, si ciudadano no le creas a nadie, NO ME CREAS NI A MI, busca otras informaciones y compáralas… Que no te dé flojera investigar y leer o ver otras informaciones, ese es el único lujo que no podemos permitirnos, la flojera. ¿De qué le sirve a cualquier gobierno tenernos divididos? Le sirve porque le facilitamos el trabajo, no tiene que reprimirnos porque lo hacemos entre nosotros mismos.

Los mexicanos tenemos tantas cosas buenas y una de ellas es la pasión y el sentimiento, pero tenemos algo que creemos que es muy bueno, pero en realidad nos tiene bien jodidos… la esperanza. Eso es lo que todos los políticos nos venden toda la vida, la esperanza. Ya basta de esperanza yo quiero hechos. Con eso de la esperanza y el “ya merito llega el cambio”, así nos traen desde la revolución mexicana donde murieron un millón y medio de personas para cambiar al dictador Porfirio Díaz por los dictadores del PRI, luego los cambiamos por los dictadores de PAN, que después acordaron y se convirtieron (No oficialmente) en PRIAN, sin olvidar tampoco a los del PRD que eran agua que pactaba con fuego y luego llega nuestro actual presidente, quien correteó incansablemente llegar al poder, como aquel personaje de “El señor de los anillos” Gollum que buscaba de manera demencial a su “precioso” (El anillo del poder).

¿Quién me dice que este personaje no es otra decepción más o algo peor? Si tomamos en cuenta la estadística, el 100% de los presidentes mexicanos sumieron al pueblo en cada vez mayor y mayor pobreza… y cada uno lo hizo cada vez más a lo grande.

El cambio no debe venir de un gobierno… el cambio debe venir de la propia gente. Nosotros debemos educarnos, nosotros debemos cuidarnos, nosotros debemos buscar desarrollarnos y crecer. ¿Cuándo vamos a entender? Ningún gobierno presente ni futuro va darle al pueblo ese cambio, lo que menos quiere el gobierno es que algo cambie, solo nos regala unos cuantos “cambios” disfrazados de dádivas, pero nada cambia y si lo hace es para apretar más y culpar a otros, en el caso actual, a los fifís.

 

Gustavo Tena H.

Ciudadano y fotógrafo profesional

Ciudadanov1966@gmail.com

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top