De estreno

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en De estreno 9

Bueno, finalmente llegó el día. Estamos estrenando gobierno y como siempre que sucede un evento de este tipo, el júbilo debe campear en nuestro estado de ánimo. No sé si este sea el sentimiento de todos, pero al menos el de un servidor lo es; sin embargo, no exento de interrogantes, dudas, cuestionamientos, diferencias, pero también de buenos deseos y muchas expectativas.

Después de tanta mala historia colmada de mediocres gobiernos, donde nuestro limitado progreso se ha negado a llevar el bienestar, necesario y urgente, a más del 50 % de la población, es explicable el sentimiento de apoyo, respaldo e identificación, aún con reservas, a lo que es ya el nuevo gobierno federal. Ojalá que todas esas promesas de campaña cristalicen en realidades, y que las contradicciones manifiestas a la fecha no terminen haciéndose regla. Sería un mal comienzo, un mal sistema.

Cumplir todo lo prometido es el primer obstáculo a enfrentar por el nuevo gobierno. No sé si el periodo presidencial será suficiente. No sé si las corduras, capacidades y eficiencias de los del nuevo equipo son las requeridas y suficientes. No sé si las arcas permitirán logarlo. Lo único que sí sé es que las expectativas, las ilusiones y las necesidades de cambio son tantas, que el escenario prometido podría tornarse complicado e inestable en caso de su incumplimiento. Por ellol, es responsabilidad de todos trabajar para que así sea y que la funcionalidad del nuevo gobierno sea no solo eficaz sino eficiente, integrada, e  incluyente.

¿Qué pasará con la pobreza, con la falta de empleo, con los bajos salarios, con la educación deficiente, con la falta de competitividad en los mercados, con la crisis de los sistemas de seguridad social, con el insuficiente financiamiento a las universidades, con el reducido apoyo a la ciencia, con la seguridad y el caos en la mayoría de las ciudades, con la falta de servicios básicos en las comunidades rurales e indígenas, con tanta guardería infantil sin la mínima seguridad para nuestros niños? ¿Se resolverá todo ello o al menos mejorará? Yo solo sé, yo solo siento, que todos debemos ser parte de la respuesta, parte de la solución. Si queremos un México mejor, construyámoslo. Nadie debe quedar fuera o al margen de este proceso, incluidos los escépticos y los críticos eternos.

El País somos todos. Ellos son gobierno, por eso su comportamiento, su hacer y su decir deben ser el comportamiento, el hacer y el decir de buenos líderes. Esos líderes que han tardado tanto en llegar. Ya veremos. Pero la verdad, es que queremos ver bien. Ellos deben aprovechar la oportunidad que la historia y las circunstancias les brindan; pero nosotros, los ciudadanos, también. Que así sea.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top