Dante y las izquierdas: ¿Podrán?

Bulmaro Pacheco Moreno, Recientes No hay comentarios en Dante y las izquierdas: ¿Podrán? 86

Luce juvenil a sus 63 años, a pesar de que desde muy joven su pelo pintó canas y de siempre ha usado gruesos lentes. Su expresión verbal sigue siendo fluida y concisa. Revela mucha energía, casi la misma de sus años mozos. Eso sí, se conserva hiperactivo en sus formas y estilos, con un alud de proyectos, información e ideas, en una actitud política muy suya.

Hace algunas pausas para sumirse en la reflexión y la calma. ¿Símbolo de sus experiencias? Me inclino a pensar que sí, sus nuevas realidades.

Ni lo atormenta ni los aguijonea el pasado, no muestra actitud de reclamo para nada ni para nadie,ni siquiera para aquél que asumiendo cierta amistad personal lo persiguiera siendo procurador del DF en un asunto que no era de su jurisdicción.

Ágil e intacta su capacidad de expresar ideas y conceptos,se conserva atento a los recuerdos, en la nostalgia de los amigos y compañeros de trabajo, en la administración pública, las regiones, la política partidista, el Poder Legislativo y en la intensidad de la vida; las aventuras, las disidencias y las coincidencias, presume ampliamente sus lealtades hacia los tres personajes que más han influido en su vida política: Fernando Solana, Fernando Gutiérrez Barrios y Fernando Elías Calles.

Elías Calles en Pesca, Educación y Gobernación; Gutiérrez Barrios en la política partidista, en el gobierno de Veracruz y en Gobernación; Solana en Educación y Relaciones exteriores. En los tres, la vida, la biografía, la amistad, el afecto y las lealtades sin olvidos ni negación alguna. Gutiérrez Barrios murió en el 2000 siendo senador, Elías Calles y Solana viven y los trata con frecuencia. “Tres Fernandos, tres épocas y tres grandes experiencias”, dice con un ligero brillo en los ojos.

Muy joven aún, Dante Delgado entró a la política cerca de Juan José Bremer e Ignacio Ovalle como funcionarios del círculo interno del presidente Luis Echeverría. Siguió después cercano de Alejandro Carrillo Castro, del equipo del presidente José López Portillo, en tareas administrativas y colaboró en el departamento de Pesca con Fernando Rafful; ahí conoció a Elías Calles. A Solana ya lo había tratado en el IEPES, que dirigió en campaña Julio Rodolfo Moctezuma, y a su paisano Gutiérrez Barrios como subsecretario en gobernación.

Le tocó vivir el “carbonelazo”: Manuel Carbonel de la Hoz había sido ya propuesto como candidato del PRI al gobierno de Veracruz… pero sin consultar a Jesús Reyes Heroles, presidente del CEN del PRI, que con una contundente declaración a ocho columnas en Excelsior: “Yo, como veracruzano no he votado por él” echó por tierra la propuesta, y el PRI rectificó postulando al entonces diputado Rafael Hernández Ochoa. Era 1974, también los prolegómenos de la sucesión presidencial.

Dante pasó después a colaborar a la SEP en diversos cargos: Relaciones Laborales,personal y, a partir de la creación de las delegaciones de la SEP, operó como delegado en Yucatán, Oaxaca y Veracruz.

Aspiró a la alcaldía de Córdoba, se preparó, estudió los problemas municipales, hizo su propio plan de gobierno y al final se impusieron otros intereses que dieron al traste con su aspiración. Lo resintió. Tenía apenas 29 años. Para 1980 el PRI postuló en Veracruz a Agustín Acosta Lagunes, con el que colaboró como subsecretario de gobierno.

Por Veracruz -su estado natal- fue que llegó a la Cámara de Diputados en la LIII Legislatura y de ahí a la dirigencia estatal del PRI. Posteriormente pasó a coordinar la campaña para gobernador del entonces director de Caminos y Puentes Federales, Fernando Gutiérrez Barrios, en 1986 y con él fue secretario de Gobierno hasta noviembre de 1988.

El gobernador Gutiérrez Barrios fue llamado al gabinete por el presidente Carlos Salinas como secretario de Gobernación. Dante lo sustituyó en el gobierno hasta finales de 1992, cuando le entrega el poder a Patricio Chirinos.

Aprovechó e hizo relaciones, amistad con sus pares y se adhirió temprano a la candidatura de Luis Donaldo Colosio.

Al salir del gobierno de Veracruz, apoyado ahora por Fernando Solana, es nombrado embajador de México en Italia. Allá lo sorprende la muerte de Luis Donaldo Colosio, la postulación de Ernesto Zedillo y el cambio en la dirigencia nacional del PRI con Ignacio Pichardo en lugar de Fernando Ortiz Arana. Hasta Italia le llaman para informarle que por instrucciones del candidato Ernesto Zedillo se le invita a colaborar en la secretaría de Organización del CEN del PRI. Era mayo de 1994.

Pasa la elección, y en el nuevo gobierno se le contempla para el gabinete ampliado: Originalmente estaba nominado como director de Caminos y Puentes Federales, pero declinó y fue así como llegó a la Procuraduría Agraria. En forma paralela, al tiempo que coordina el programa de desarrollo sustentable para el estado de Chiapas por la crisis del EZLN, empieza a darle forma a la “Fundación Mexicana para el Desarrollo” y logra organizar periódicamente reuniones de corte político convocando a ex gobernadores. Por diferencias en ideas y enfoques del problema chiapaneco, renuncia a la comisión en noviembre de 1995.

Continúa organizando reuniones políticas en su casa, ahora sumando a dirigentes sociales. En su interior, Dante ya manejaba la idea de ampliar la representación de alguna organización de las izquierdas; en un principio pensó en fortalecer al PPS.

En una de esas reuniones, el ex gobernador de Coahuila José “El Diablo” De las Fuentes Rodríguez, de reciente incorporación al grupo, propone que la siguiente sea en su casa.Sorpresivamente asiste el dirigente nacional del PRI Santiago Oñate. Ironías de la vida: Al dirigirse a esa reunión, es cuando asesinan al ex gobernador de Baja California Sur Alberto Álvarado Arámburu, para robarle el reloj en avenida Universidad.

Siguió con interés al PPS para tratar de elevar su porcentaje de votos. En noviembre de 1996, en una ceremonia en el Congreso en honor del ex coordinador parlamentario Luis M. Farías, a la que asiste también Carlos Castillo Peraza, Dante se declara fuera del PRI y se desata el escándalo.

Se le informa que para entonces el gobierno de Veracruz lo investigaba en relación a presuntos malos manejos de su gobierno. Viene un intenso tira-tira en los medios, ofrecimientos, acusaciones diversas y al final, la Contraloría de Veracruz lo inhabilita -sin derecho de audiencia- por 10 años. Es detenido por policías del DF y Veracruz el 17 de diciembre de 1996, y trasladado al penal de Pacho Viejo en Coatepec.

Acusado de peculado y de otros delitos, pasa 451 días en la cárcel. “A diferencia de otros ex gobernadores procesados, “mi encarcelamiento fue por motivos políticos” dice: “porque al final todas las acusaciones cayeron y se resolvieron a mi favor”. No se arredró y trabajó con intensidad desde la cárcel para formar una organización política. Sale de la cárcel el 4 de abril de 1998 y el 28 del mismo mes presenta la solicitud de registro ante el IFE de Convergencia como partido político.

“Todo lo certificó el IFE –afirma-: Hicimos 200 asambleas distritales y presentamos un padrón cercano a los 200 mil afiliados”. El registro como partido lo obtiene el 1 de agosto de 1999. Participó en su primera elección en el 2000, y desde entonces dicho partido se ha movido entre el 4 y el 8% de la votación, casi siempre en alianza con las izquierdas.

Dante llega al senado por elección en 2006 y fue candidato al gobierno de Veracruz en 2004 y 2010.

En agosto de 2011 cambia del nombre Convergencia a Movimiento Ciudadano. ¿La diferencia? Antes las candidaturas externas llegaban hasta el 50% de las postulaciones, ahora son al menos el 50% sin necesidad de “afiliación o militancia”. Dante sustituye a Luis Walton como dirigente nacional, ahora como coordinador de la Comisión Operativa Nacional compuesta de nueve miembros, “nueve entre pares”, dice.

Confiado y optimista en el crecimiento de su partido, le apuesta al crecimiento en aquellas regiones donde se ha acentuado -y asentado- el bipartidismo PRI-PAN y la gente demanda otras alternativas.

Su reto es enorme. En 20 Estados de la República ningún partido de las izquierdas rebasa el 5% de la votación.

En lo ideológico, el partido se define por las causas de un “liberalismo de izquierda, socioliberal, socialdemócrata, progresista de participación ciudadana y en el espectro político nacional como una formación de centro-izquierda”. Al espetarle que desde que cayó el Muro de Berlín, las izquierdas en el mundo han tratado de conformar proyectos alternativos a los neoliberales pero que todavía no les alcanza, se le pregunta: ¿Alcanzará para tanto el partido Movimiento Ciudadano?.

“Claro”, dice: “Movimiento Ciudadano se ratifica como un partido Socialdemócrata-humanista (libertades, justicia social, inclusión social), es el futuro, dice. Se trata según él, de fortalecer un polo progresista de izquierda que incremente y rebase el 17% del votante nacional que prefiere las izquierdas ante el fracaso de las ofertas neoliberales que agotaron las alternativas a los problemas nacionales ”, reafirma.

En el caso del Movimiento Ciudadano, confiesa no advertir riesgo alguno de que el partido pudiera perder el registro por no alcanzar el 3% de la votación nacional el próximo año.Actualmente cuentan con el gobierno de Oaxaca y en alianza participan en Guerrero, DF, Puebla, Sinaloa, Morelos y Tabasco.

Gobiernan Puerto Vallarta y Texcoco, entre otros de los 140 ayuntamientos que han ganado. En la Cámara de Senadores cuentan con un escaño y 10 en la de diputados, así como 32 diputados locales y reportan un padrón de 380 mil militantes activos.
¿Tiene futuro la izquierda en México?, le pregunto. “Mucho. No cede la profundidad de muchos problemas y la crisis social no amaina”. La gente estará siempre en busca de alternativas dice, y el partido Movimiento Ciudadano por eso y por otras cosas, seguirá en ascenso… ya lo verás… Revisa bien lo que está pasando en Jalisco, y verás, que las izquierdas no solo son opciones para el medio rural”,enfatiza.

Al despedirnos ratifica: “La política es una lucha diaria, constante y decidida contra la realidad, pero muchos no lo entienden así porque se van por la frivolidad o por la corrupción, ve cuantos casos hay en la actualidad”, y citando al político Francés Charles Maurice de Talleyrand se despide: “sólo hay una cosa más terrible que la calumnia: la verdad” y “En la guerra se muere una sola vez… y en política… muchas veces”, ¿O no?

bulmarop@gmail.com

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top