CONACYT ayer, CONAHCYT hoy

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en CONACYT ayer, CONAHCYT hoy 26

Con todo estos cambios que están sucediendo en nuestro País; buenos los unos, mejores los demás y aquellos otros cuestionables, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), no podía mantenerse ajeno a ellos. Su nueva directora, Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, al momento de recibir la  institución indicó que como parte de la cuarta transformación, como se le ha dado en llamar, el CONACYT se transforma en el Consejo Nacional de Humanidades, Ciencia y Tecnología (CONAHCYT), el cual articulará de una manera más proactiva y horizontal, no solamente el quehacer de los científicos, sino también el conocimiento tradicional de este gran país pluricultural y biodiverso.

Ante este interesante cambio, cabe preguntarnos que son las “humanidades” en contraposición de las ciencias, y en particular de las “ciencias sociales” incluidas, por supuesto, en el ámbito del hasta hace un corto tiempo CONACYT. “Cuasi-complejo” predicamento, que me llevó a buscar alguna publicación que describiera de manera sucinta, precisa y clara la diferencia entre “humanidades” y “ciencias sociales”. Y encontré las “Notas en torno a las humanidades y las ciencias sociales”, escritas en el número 38 de la Revista Filosofía, Cultura y Sociedad, por el Mtro. Juan Cruz Rivero, Director del Departamento de Humanidades del ITESM Campus Estado de México.

Señala el Maestro Cruz Rivero que el surgimiento de las humanidades se da en un contexto histórico y social que concibe al ser humano como sujeto de inspiración estética y de naturaleza perfectible, por lo que abren la posibilidad de ver lo humano no como algo trazado y limitado por un destino sino como en un amplio universo de posibilidades en el que el ser humano se puede pensar y asumir como un sujeto capaz de su auto- construcción.

Entonces ¿Qué diferencia tienen las humanidades con respecto a las ciencias sociales? “Las humanidades es una forma de pensar amparada por la filosofía e incluye otras formas específicas de planteamientos, como la epistemología, la ontología y la ética. Son una forma de pensamiento que se produce en la historia de la filosofía, a modo de actualización, durante el Renacimiento (Siglo XV), con el interés de rescatar lo humano respondiendo a la vieja pregunta, ¿Qué es el ser humano?”

Y continua mencionando, por otro lado, que las “ciencias sociales es una forma de pensar la sociedad que, con el paso del tiempo (Siglo XIX), se desprende, desliga y busca su plena autonomía de la filosofía. Mientras las humanidades se interesa básicamente por producir ideas sobre cómo debe ser (idealizar) el mundo, las ciencias sociales, se interesaran por cómo es el mundo (descripción). “Las humanidades es una forma de pensamiento, que puede determinar acciones, y cuya tarea, asignada por la sociedad, como universo de comunicación, es responder a preocupaciones sobre quién es y qué debe hacer el ser humano para llegar a realizarse. Mientras tanto, las ciencias sociales, tienen la tarea de diagnosticar el estado que guarda la sociedad. Es decir, una describe y otra proyecta ideales, a modo de expectativas a realizar (guía)”.

Como vemos, en este contexto emerge la inquietud humanista por recobrar la dignidad de lo humano. Dicho todo lo anterior, me gusta que el CONACYT se transforme en CONAHCYT. Enhorabuena.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top