Cómo se extraña al López Rebelde

Oscar H. Paco Barrera, Recientes No hay comentarios en Cómo se extraña al López Rebelde 33
Ni en los peores momentos del gobierno de Enrique Peña Nieto, se sentía en el ambiente esa
extraña sensación de que no todo está bien, de que algo puede pasar o de que se acercan
momentos dificultosos; de esos que tensan al colectivo social. Entonces, recordando los tiempos
de Peña Nieto, un líder social que a diario criticaba y respondía con su retahíla de insultos
conocidos al presidente en turno y sus acciones, era el centro de atención que incluía a seguidores
y antagónicos por igual. El nombre del aludido aparece ahora en todos los documentos oficiales y
se firma como el presidente de México.
¡Ah! Como hace falta Andrés Manuel López Obrador como oposición. Estoy seguro que logró más
cosas para sus defendidos—los pobres—entonces que solo gritaba; a ahora que es presidente. No
menosprecio la calidad humana menos la capacidad del ahora presidente, pero no es extraño que
esto les suceda a quienes creen ser poseedores de la verdad absoluta y la certidumbre que a sus
propios juicios inyecta. Andrés Manuel se equivoca y se equivoca de manera muy constante y no
en casos aislados pero si muy frecuentes.
Estoy seguro de que al presidente y secretario de hacienda, AMLO el opositor los trajera fritos
señalándolos como asesinos del progreso, si ellos hubiesen desaparecido el fondo minero y el
seguro popular, tan solo por citar dos de los casos más sonados en materia de aplicar el borrador.
Casi lo escucho gritando a los cuatro vientos la injerencia del poder ejecutivo en el poder
legislativo, obligando a los diputados a aprobar un presupuesto federal orientado a la asistencia
pública y no al desarrollo y crecimiento de la nación.
Peor aún, siguiendo con Andrés Manuel el rebelde, lo imagino señalando la imposición de una
presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que sin reunir los requisitos
de elegibilidad y burlando a la democracia nada más por ser instrucción presidencial; se le agencia
el nombramiento. “No´mbre” lo del Fiscal carnal, le da bola al ejercicio autoritario de colocar allí a
la Sra. Piedra Ibarra.
¿Y lo de Bávispe? ¡El acabose! ¿Cómo el crimen de tres madres de familia y seis de sus hijos, es
visto con tal pasividad y con la invención de teorías que más pareciera un gobierno defendiendo
asesinos y no procurando la justicia inmediata que merecen los sacrificados y familias afectadas?
¿Se acuerdan cuando acusaba a Peña nieto de tibio y temeroso en sus respuestas al gobierno del
gorila vecino Trump? Pues le digo, Peña nieto era un Pancho Villa contra el presidente Trump, si lo
comparamos con el San Francisco de Asís que ha pretendido ser AMLO frente al mismo déspota.
¿Y qué decir de las madres, viudas y huérfanos de policías y militares asesinados por los carteles
de las drogas? Andrés Manuel en su defensa si fuera aun oposición y no gobierno, ya hubiese
organizado varias concentraciones en el zócalo de la Cd. de México con los miles de seguidores
que gozaba exhibir en cada acción emprendida.
En ese extraño municipalismo que dice ser defensor, hoy cierra a los municipios la llave de la justa
distribución y de inversiones extraordinarias a través de sus servirles legisladores, no tan solo no
programando ampliaciones en sus partidas presupuestales, sino quitando a lo que tenían. Su
argumento ofensivo para presidentas y presidentes municipales fue gritar que se acabaron los
moches, los gastos excesivos y otras ofensivas expresiones acusatorias encaminadas a meterlos a
todos los ediles de los dos mil y pico de municipios en la nación, como corruptos y conservadores;
incluyo a los propios en sus extremos dilates temperamentales.
¡AY Andrés Manuel!, tan bien que estabas como oposición y tan mal que te va como gobierno.
Cierro con un pasaje bíblico que está narrado en 1 de Reyes. Cuenta la palabra que se le apareció
en sueños el Señor al Rey Salomón y le dijo:
–Pídeme lo que quieras. Salomón Respondió: –Dame ahora sabiduría y ciencia para presentarme
delante de este pueblo.
A un mes de recibir al 2020, anticipo mi deseo: Que el espíritu de Salomón invada al presidente de
México, para que reconociendo sus limitaciones gobierne a este gran pueblo, sin dividirlo entre los
buenos y los malos, los chairos y los conservadores; los pejezombies y los neoliberales.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top