Balance

Joaquín Robles Linares, Recientes No hay comentarios en Balance 16

Por hoy ha quedado saldada la cuenta democrática en el País,  el balance democrático es positivo, sin lugar a dudas. El reconocimiento  de los actores en el proceso era necesario, se dio con generosidad y en dos casos, con algo que en la política mexicana es un faltante ancestral, grandeza.

Creo que el discurso de Meade la tarde del domingo fue el mejor que ha dado en su vida, sereno y emocionado, consciente y seguro, enfatizando lo que decía y hacía aquella tarde, era a fin de cuentas lo más honesto y sensato para un hombre con su trayectoria, que al final confirma lo que muchos defendimos de él, es un hombre de bien.

Otro de los comportamientos que llamaron la atención positivamente fue el del ganador, amplio reconocimiento al Jefe del Estado mexicano por su actitud y conducta en la contienda, algo que siempre estuvo en duda por parte de él y sus seguidores, a fin de cuentas también confirma algo, López Obrador es un político profesional y no anida odio ni rencores.

Ahora viene el resto del juego sexenal y en lo cual es él y nadie más el responsable, conformar un equipo eficaz y sensible, dos elementos indispensables para hacer política, sin alguno de estos componentes el fracaso es irremediable, luego formar gabinete, contener impulsos precipitados, frenar egos desbordados, reconocer experiencias acumuladas.

Impedir protagonismos nocivos, tutelar aspiraciones prematuras  y, lo más importante, que sin lugar a dudas será un imperativo social, cumplir a cabalidad y sin maquillaje verbal  cada una de las promesas de campaña, conducir un país desigual y complejo, representarnos a todos y ser depositario de anhelos y aspiraciones, de éxitos y fracasos, de frustraciones y logros, nada fácil.

Habrá que recordar que esta campaña no fue de temporada, sino un largo y difícil camino, hasta lo que hoy se ha transformado en la Presidencia de la República y el control abrumador de las dos cámaras, en un número muy importante de gubernaturas, secretarías federales y estatales, delegaciones federales, congresos locales, presidencias municipales, a fin de cuentas en la primera fuerza política del País.

La composición de su equipo y cercanos es  diversa, son gente madura y con trayectoria, algunos dentro de la academia, otros han ocupado posiciones importantes en instituciones de prestigio, así como otros con desempeños destacados en el ámbito profesional,  creo que la suma de estos perfiles será positiva.

En dónde tengo muchas dudas, es en gubernaturas, en las cámaras federales y locales, presidencias a lo largo y ancho del país, en esos ámbitos hay gente y personajes de dar pena, con trayectorias dudosas y algunos que ni siquiera trayectoria tienen, veo que el reto de López Obrador es mucho más grande de lo que se imaginan.

En el arribo a la presidencia de Fox nunca pararon de festejar, pasaron seis largos años de verborrea y ocurrencias, en la gubernatura panista de Padrés festinaron su triunfo por tres años, después vino lo que todos conocemos. En el sistema político mexicano no hay tiempo ni espacio para festejar, lo que se asoma es colosal.

En los momentos que vienen lo más importante es la serenidad y la responsabilidad, si no es así y no se atienden de inmediato los excesos, bravuconerías y amenazas, pasaremos de la oportunidad única, a la desolación del día siguiente de una juerga irresponsable, días y noches largas, llenas de recuerdos y arrepentimientos.

 

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top