Bahía de Kino

Ramón Pacheco Aguilar, Recientes No hay comentarios en Bahía de Kino 5

Su nombre lo lleva en honor a Eusebio Francisco Kino, quien visitó estos lugares durante su evangelización allá por el año de 1685, estableciendo un poblado que nombró San Juan Bautista. Mucho antes, fueron los indígenas Comcaac, los Seris, quienes se establecieron allí, cuyos descendientes mantienen a la fecha vivas su cultura y tradiciones. Fue hasta los años 20 del siglo anterior cuando un reducido grupo de pescadores se asentó y fundó un rústico campo pesquero en lo que hoy se conoce como Kino Viejo, desarrollándose en torno a la pesquería de la totoaba.

Bahía de Kino pertenece al municipio de Hermosillo y es la tercera localidad más habitada del mismo, con una población superior a los 6000 habitantes. Por su ubicación costera, es un importante destino turístico del estado solo después de Puerto Peñasco, Guaymas y San Carlos.
Bahía de Kino está conformado por lo que conocemos como Kino Viejo y Kino Nuevo. El primero, el pueblo trabajador, el pueblo pesquero, el pueblo que lucha, el que ha despertado de un prolongado letargo pero sumido aun en un subdesarrollo inexplicable colmado de carencias y muy olvidado del centro de poder del municipio al cual pertenece, Hermosillo. El segundo, lugar de descanso y diversión en ambiente familiar de los hermosillenses; con un importante componente de habitantes extranjeros permanentes, principalmente norteamericanos y canadienses. En Kino Nuevo coexisten dos estilos de vida, el tradicional y el occidental-cosmopolita queriendo emular otras latitudes.

En los últimos años he tenido la oportunidad de convivir, casi semana a semana, con los “dos Kinos”, permitiéndome conocer sus ritmos de vida, sus formas, sus fortalezas, sus alegrías y sus tristezas. Una gran comunidad con una diversidad que cautiva, invitándonos a ser parte de ella, siempre dándonos la bienvenida con su mejor sonrisa.

Es necesario que el municipio de Hermosillo voltee más hacia ambos Kinos y les ponga más atención. Por ejemplo, es necesario mejorar la oferta educativa y los servicios de salud; es necesario pavimentar más calles, limpiar tantos lotes baldíos que se convierten en potencial peligro de incendios, eficientar la recolección de basura, arreglar las luminarias para que todas den buena luz por las noches incrementando la seguridad local, despejar banquetas y reforzar las campañas de limpieza de sus playas por señalar solo algunas acciones que se antojan inmediatas. Se habla de inversión en infraestructura pero se nota poco. Un “muelle” (¿lo es?) en eterna reparación, un embarcadero disfuncional y una cuasi-planta procesadora invadiendo la playa que debiera ser demolida, son ejemplos del desgano y abulia con el que se vienen haciendo las cosas.

Tenemos ahora la primera etapa del “Parque Incluyente Kino Mágico”; esperemos que sea un proyecto que perdure, que sea popular y accesible para toda la población. Bienvenido, por cierto, si cumple con todo ello y con todo lo prometido. Es tiempo de hacer las cosas bien y mejor. Es tiempo de generar una mejor identidad Kino-Hermosillo más allá de solo los fines de semana. En ello, los pobladores de Bahía de Kino y el gobierno municipal de Hermosillo tenemos la última palabra.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top