Un sueño vuelto realidad

Oscar Romo Salazar, Recientes No hay comentarios en Un sueño vuelto realidad 54

“Pobre no es aquella persona cuyos sueños no se han realizado, sino aquella persona que no sueña”: Marie von Ebner-Eschenbach

Cuando un grupo de personas inquietas, con aspiraciones y deseos de superación y deseos de lograr algo fuera de lo usual, se reúnen en torno a una idea, en derredor de un sueño, suelen suceder cosas maravillosas. En el trayecto y durante el proceso, esas personas se transforman, y simultáneamente tienden a transformar su entorno en algo diferente y maravilloso. Esa transformación es una especie de alquimia que involucra mente, voluntad y corazón. No se me ocurre en este momento ninguna forma coherente de explicar el excitante e inusual fenómeno.

Me gustaría pensar que todo ser humano tiene, al menos una vez durante su vida, la oportunidad de convertir siquiera uno de sus sueños en realidad, aunque comprendo que esa creencia tal vez sea una quimera imposible, en este mundo despiadado que suele conceder ninguna, o muy escasas oportunidades a los soñadores.

Acerca de los sueños se han elaborado innumerables reflexiones. Filósofos y personajes famosos han acuñado multitud de frases al respecto. Chuang-Tzé dijo: “No sé si fui un hombre soñando que era una mariposa, o si ahora soy una mariposa soñando que es un hombre”. Alguna vez Gustave Flaubert dijo: “los sueños son las sirenas del alma”, y David Abernathy por su parte afirmó que “se puede matar al soñador, pero jamás al sueño”. Gustavo Paz nos dejó lo siguiente sobre los sueños: “Hay que dormir con los ojos abiertos, hay que soñar con las manos, soñemos sueños activos de río buscando su cauce, sueños de sol soñando sus mundos, hay que soñar en voz alta, hay que cantar hasta que el canto eche raíces, tronco, ramas, pájaros y astros”. Y Bernard Edmonds nos dice: “Soñar todo lo que desees soñar. Esa es la belleza de la mente. Hacer lo que desees hacer. Esa es la fuerza de la voluntad humana. Probar tus límites con confianza. Ese es el coraje de alcanzar la meta”. En fin, es mucho lo que se ha dicho y escrito sobre la importancia y el valor de los sueños.

Gracias a una llamada telefónica que recibí una mañana, hace ocho años -¡ocho años ya, apenas puedo creer lo rápido que corre el tiempo!- empecé a gestar un sueño. Otro de los muchos que he tenido en mis ocho décadas de vida, pero no fue simplemente uno más entre muchos… ¡fue “el sueño”! ¿Y por qué motivo digo “el sueño” entrecomillándolo como algo especial? Permita usted que lo explique: porque fue tal vez el último gran sueño que me tocará tener en lo que me resta de vida. Eso es lo que tiene de especial el sueño que nació con motivo de aquella inolvidable y afortunada llamada telefónica.

En ella el director general de Megacanal Sonora, Víctor Mendoza Lambert, me invitaba a presentar un programa de televisión de una hora una vez por semana en ese canal que forma parte del sistema Megacable a nivel nacional. Sentí una emoción y un entusiasmo indescriptibles, tan solo de pensar lo que representaba una oportunidad inigualable como esa. Después de presentar a Víctor mi idea para el programa, y luego de algunos ajustes menores, un día de mayo del año 2011 presentamos el primer programa en vivo de “CasadelasIdeas”TV. De aquel día a la fecha ya hemos realizado 405 transmisiones, contando la que presentaremos mañana martes.

Ocho años y 405 transmisiones en televisión se dice fácil, y a simple vista puede no perecer gran cosa, pero permita el lector que le diga que no es así, máxime cuando se han realizado careciendo de lo mínimo indispensable que se requiere, como por ejemplo un equipo de producción que es un elemento fundamental en cualquier tipo de espectáculo, y no olvidemos que los programas televisivos, sean del tipo que sean, son un espectáculo, cuya calidad y contenido los diferencia a unos de otros, y queda en manos del público televidente diferenciar lo que vale la pena de lo que es simple chatarra.

Puedo establecer con precisión las tres etapas en que se divide la trayectoria de “CasadelasIdeas”TV, con base en los sucesivos equipos de conducción que ha habido. La epata inicial, digamos “de alumbramiento”, corresponde al equipo formado por Joaquín Robles-Linares Negrete, Jorge Murillo Chísem, Carlos Eduardo Romo Freaner y quien esto escribe. Este excelente y esforzado equipo, que permaneció durante los primeros tres años y fracción, fue el responsable de construir los cimientos que sostienen esta casa, y a ellos corresponde el mérito de haber establecido su estabilidad y solidez.

Pero el tiempo corre y en su correr suele llevarse y modificar muchas cosas, entre ellas los equipos de trabajo, que deben cambiar y renovarse por diferentes motivos y circunstancias. La segunda etapa, que podemos llamar de crecimiento y desarrollo del programa, le correspondió al equipo de conducción formado por Bulmaro Pacheco Moreno, Benjamín Gaxiola Loya, Ramón Pacheco Aguilar y su servidor. Este segundo equipo se hizo cargo del programa durante los cuatro años y fracción siguientes, y a la calidad de análisis y la capacidad intelectual de Bulmaro, Benjamín y Ramón se debe que “CasadelasIdeas”TV se haya establecido en forma definitiva como una opción diferente a cualquier otra a nivel local y regional.

La tercera etapa, que es la actual, corresponde a un equipo de conducción que conserva a Benjamín Gaxiola y Ramón Pacheco como elementos de soporte estratégico, reforzado con Gustavo Tena Hinojosa, Noé Becerra López, Jossie Robles y Gabby Salido Véjar, que conforman un sólido conjunto de analistas/panelistas que poco a poco empieza a acoplarse, y que cuenta con sólido prestigio y amplia experiencia en el ámbito de la comunicación. A este grupo ampliado le corresponderá la etapa de consolidación definitiva del programa.

No podemos saber cuánto tiempo más permaneceremos en el medio televisivo donde estamos, en virtud de que esa decisión le corresponde exclusivamente a los dueños de la empresa, pero confiamos en que se nos permita estar lo suficiente para lograr que nuestros análisis y puntos de vista enriquezcan y sean útiles para que el público televidente de Sonora tenga elementos de juicio que le permitan definir sus criterios, en estos tiempos de profunda confusión, intranquilidad e inseguridad que se viven en nuestra entidad y nuestro país.

No tenemos patrocinadores, dueños ni patrones. No vendemos espacios de publicidad. Nadie nos paga, y ninguno de los conductores que han estado antes y que estamos hoy, ha percibido un centavo por nuestro trabajo. Nadie nos indica qué personajes entrevistar. Nadie nos marca la línea editorial de nuestro espacio, ni nos impone los temas que abordamos. No nos mueve ningún interés que no sea el de ser útiles y servir a nuestra comunidad, a través de la manera como desarrollamos nuestro trabajo.

A lo largo de los ocho años que llevamos en Megacanal, hemos gozado de una absoluta y total independencia, situación que agradecemos infinitamente a los propietarios y directivos de la empresa. Desde este punto de vista nuestra situación ha sido envidiable, porque créame usted cuando le digo que no es algo muy común en el mundo de la comunicación.

Confiamos en que muy pronto estaremos en condiciones de ampliar y profundizar nuestra presencia, mediante la utilización de las herramientas técnicas más avanzadas, eficientes y eficaces. Estamos trabajando en ello, sin menoscabo de mejorar todo lo posible nuestra imagen y nuestra calidad en Megacanal, el medio que generosamente nos ofrece cobijo para que sigamos haciendo lo que hacemos.

Aquí estamos y aquí seguiremos, firmes en la trinchera que nos corresponde, mientras Dios nos preste vida, y haya salud y energía y, desde luego, mientras usted nos lo permita.

Espero su comentario en oscar.romo@casadelasideas.com

En Tweeter soy @ChapoRomo

 

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top