Temas escabrosos

Oscar Romo Salazar, Recientes No hay comentarios en Temas escabrosos 45

Hace unos días, por conducto de un buen amigo que radica en Ciudad Obregón, recibí un texto que me provocó una fuerte inquietud, y que a partir de su lectura y re-lectura me ha obligado a reflexionar muy seriamente. Dicho texto, que lleva por título “La derecha católica ansía un nuevo Papa”, y cuyo autor es Bernardo Barranco V., fue publicado en el periódico LA JORNADA en fecha que no se consigna

 

El tema del escrito en cuestión es de naturaleza altamente polémica, y su contenido, como lo podrán comprobar ustedes, es definitivamente capaz de provocar encendidas controversias, en momentos en que la Iglesia católica se encuentra sometida a diversas presiones, y ha emprendido, o está por emprender, ciertos procesos de reforma en algunos de los renglones más complicados y arraigados en los usos y costumbres que tienen una larga tradición, y que durante siglos han sido considerados inamovibles. Me parece que no es necesario enumerarlos, porque si ustedes profesan la fe católica seguramente los conocen, o si son de cualquier otra creencia o religión, probablemente no les interese o les interese poco.

 

Con el ánimo de poner estos comentarios en contexto, y considerando que el susodicho escrito es sumamente interesante en su totalidad, y por lo mismo resulta complicado editar cualquiera de sus partes, reproduciré para ustedes la totalidad de su contenido, a riesgo de extender un poco el espacio habitual de esto video-artículos que comparto con ustedes dos veces por semana. El texto mencionado, que recomiendo a ustedes leer con detenimiento, y luego someter a cuidadoso análisis, dice lo siguiente:

 

“La derecha conservadora, en particular la anglosajona, quiere que el pontificado bergogliano llegue a su fin. Con dos libros con el mismo nombre “The Next Pope” ambicionan crear una atmósfera de fin de pontificado y buscar desde ahora el sucesor de Francisco. Es comprensible la alarma mediática de la derecha por la salud frágil de Benedicto XVI, considerado el verdadero Papa, en contraposición a Francisco, el Papa tercermundista. El pontífice de un indeseable progresismo católico. Esta derecha con sesgos cismáticos, lucha por una hermenéutica de continuidad de Juan Pablo II y Benedicto XVI. No tolera, las rupturas de un pontificado latinoamericano pueblerino, aunque éste, se sustente en el espíritu y la letra del Concilio Vaticano II. Después de siete años, Francisco debe ser remplazado o eliminado. Por ello, la derecha estadounidense quizá imbuida por la atmósfera electoral de Estados Unidos, prepara un clima anticipado de cónclave sucesorio”.

 

“Con muy poco tacto, se han lanzado dos libros con el mismo nombre. El primero, escrito por el reconocido historiador George Weigel y el segundo del periodista Edward Pentin corresponsal en Roma del National Catholic Register y colaborador habitual de los programas de la conservadora cadena televisiva EWTN. Nos ocupamos ahora de éste último, pues tuvo la audacia de proponer candidatos para un hipotético cónclave que releve de su cargo a un pontífice de 83 años que goza de cabal salud y pleno dominio de su potestad pontifical. El texto es una provocación, pues el Papa actual todavía está vivo por tanto es una desleal propuesta editorial. Se trata de un ataque político disfrazado al liderazgo del actual Papa”.

 

No hay un cónclave a la vista, es claro, pero ya han decidido adelantar el fin del pontificado. Teniendo como antecedente la renuncia de Benedicto XVI, no necesariamente tenemos que esperar la muerte de un Papa para elegir un sucesor. El Papa Francisco podría decidir convertirse también en emérito. Y como en la película de Netflix, ‘Los Dos Papas’, Bergoglio podría convertirse en el gran elector del próximo Papa. En una entrevista, el autor del libro expresó: ‘es posible que pueda renunciar y hay muchas teorías por ahí. Una es que Francisco podría renunciar, pero esperaría que Benedicto muera primero. Bergoglio, por tanto, habría intentado hacerse con un sucesor privilegiado, y muchos piensan que esa persona es el cardenal Tagle. Otros creen que es muy poco probable que Francisco renuncie, especialmente porque claramente tiene un plan para reformar la Iglesia de acuerdo con su visión personal’.

 

‘The Next Pope: Los Principales Candidatos a Cardenales’, editado por la conservadora Sophia Institute Press, es una extensa publicación de más de 700 páginas que ofrece los perfiles de 19 candidatos. La justificación es chata, se trata de llegar al cónclave con la mayor información posible de los candidatos no sólo para la feligresía sino para los cardenales electores. El libro es una detallada y precisa información de cada uno de los prelados que se aprestarían para una nueva era posfranciscana. El texto de Edward Pentin refleja una visión bastante obcecada sobre el estado de la Iglesia. Ha circulado en Roma el rumor de que la investigación de los 19 papabilis propuestos son fruto de minuciosas investigaciones del FBI y de los registros de la CIA. Mostraría el interés y la impaciencia de la administración de Donald Trump por desnaturalizar un líder internacional antagónico a los intereses actuales de la Casa Blanca. El libro tiene, pues, sólida información.

 

Los papabilis de Pentin son diversos, pero predominan los conservadores. Por supuesto que hay en la lista varios ultraconservadores como el cardenal estadunidense Raymond Burke y el guineano Robert Sarah. Cardenales que se han distinguido por oponerse públicamente a las posturas de Francisco. Pocos progresistas como el filipino mencionado Luis Tagle, cardenal emérito de Manila, actual Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y presidente de Cáritas Internacional. También figuran actores de centro, como el secretario de Estado, Pietro Parolin, quien tendría los inconvenientes de una estrecha vinculación con el papa Francisco. Pero Parolin ha guardado bajo perfil, es italiano y es condescendiente con la beligerante ala conservadora. Tiene 65 años y gozaría de un consenso o pacto entre los bandos encontrados. Hombre de aparato, diplomático pero que nunca ha sido obispo diocesano, es decir, no tiene un perfil pastoral. Pentin, ha excluido de su lista a cuatro de los seis cardenales asesores actuales del papa Francisco, con peso, se trata de los cardenales Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Alemania, y ex presidente de la conferencia episcopal alemana; Oswald Gracias, arzobispo de Bombay; Giuseppe Bertello, presidente de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano; y Óscar Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa, Honduras.

 

El actual colegio cardenalicio que elegiría al nuevo Papa, luce equilibrado. Con 66 cardenales (54 por ciento) de electores han sido nombrados por Francisco, 40 por Benedicto XVI y 16 por Juan Pablo II. El Papa argentino ha creado 88 cardenales, muchos no elegibles por razones de edad. Francisco ha privilegiado el Tercer Mundo y 17 países tienen un cardenal por primera vez; hay que resaltar que el Colegio Cardenalicio también es menos europeo, tiene ocupado 41 por ciento, y en conjunto los prelados tienen menos experiencia burocrática en el funcionamiento del Vaticano.

 

El libro es una agresión disfrazada. Francisco es el objetivo de severos cuestionamientos en Europa y Estados Unidos que buscan minar su autoridad y ablandar sus reformas. También están involucrados políticos, gobiernos y empresas que anhelan un Papa a modo”.

 

No se requiere ser un erudito, ni tampoco un experto en las cuestiones que tienen que ver con la política que se practica en el Vaticano, para captar la seriedad de estos juegos de poder dentro de la Iglesia. Se dice, y yo creo que con justificada razón, que la política en la vida civil, por sucia y pervertida que sea, no le llega ni a los talones a la que se practica en las más altos niveles de la jerarquía eclesial.

 

Sin dar ni pedir cuartel será la pugna que se ha entablado entre la facción más conservadora y tradicionalista que existe dentro de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, y la corriente reformadora y progresista de la cual el Papa Francisco es el máximo exponente en la actualidad, por ocupar el trono de Pedro y ser el que ostente el bastón de mando. En opinión del suscrito, centro evidente del asunto, el meollo y objetivo principal, es sin duda el control del poder dentro del Vaticano, y por ende sobre la inmensa feligresía católica que, a pesar de la embestida de las religiones separadas y las diferentes sectas, sigue siendo de las más numerosas en el planeta.

 

El conflicto no es muy serio (todavía) entre la gran masa de fieles laicos que conformamos el cuerpo real de la Iglesia. Donde el problema parece ser verdaderamente grave es entre la alta jerarquía, por las implicaciones profundas y las derivaciones indeseables e inconvenientes que puedan generarse, a medida que se desarrolle y profundice el conflicto, que en un caso extremo pudiera incluso derivar en un cisma fatal. Así de grave percibo la situación, en lo personal.

 

Lo más conveniente, en este momento, es mantenernos atentos y reflexionar con calma y sin aceleramientos inconvenientes. Este asunto constituye un gran iceberg del que apenas estamos viendo la punta más externa, pero aún falta que se defina, desarrolle y muestre en plenitud. Entre tanto, lo más adecuado es ir asumiendo nuestras posiciones, con base en nuestros criterios personales, como punto de partida para enfrentar los complicados tiempos que vienen.

 

He planteado la situación a algunas amigas y amigos de amplia experiencia y criterio confiable que tengo, y una de esas amigas me responde lo siguiente: “Creo que es un artículo con muchos elementos de verdad. En general en nuestro mundo las estructuras de poder se están cayendo, está saliendo la mugre que en ellas hay. De alguna manera los patriarcas están siendo cuestionados. No me extraña que la Iglesia Católica también esté funcionando con estructuras viejas, injustas y obsoletas, cosa que el Papa Francisco ha visto y ha expuesto. Creo que su personalidad, su ser jesuita y su manera abierta y aceptante a toda persona no gusta a los poderosos, porque no colabora con los intereses de USA. Desde que fue nombrado Papa, Francisco tiene muchos enemigos, tanto fuera como dentro, y el Papa Emérito ha colaborado mucho a que así sea. Realmente no sé qué sucederá. Estamos en un tiempo astrológico muy parecido a cuando fue la gran división del cristianismo. Protestantes y católicos muy probablemente traten de realizar ese supuesto cónclave, más sin embargo yo escucho las palabras de Jesús: ‘yo estaré con ustedes hasta el final de los tiempos’. El Papa Francisco ha visto, ha mostrado, y ha expuesto. Eso me llena de paz y de mucha confianza. No una paz y confianza ingenuas, sino con sustento en la Palabra del Señor”.

 

Presiento que este complicado debate subirá de tono e intensidad, conforme transcurran los días y las semanas y se desarrolle y madure el conflicto entre las poderosas fuerzas que concurren. Y creo que sera conveniente y necesario que las personas, católicas o no católicas, participen en el debate, pero deberán hacerlo en forma serena, informada y bien orientada. De otra manera esto puede terminar convirtiéndose en un típico “Rosario de Amozoc”.

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top