Situación actual de México: una perspectiva

Oscar Romo Salazar, Recientes 1 comentario en Situación actual de México: una perspectiva 5678

I.- En el aspecto económico

México entró en lo que se puede considerar la crisis más grave en lo que respecta a su estabilidad económica y financiera, luego de la última época de bonanza lograda durante el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) y su “Desarrollo Estabilizador”. Siendo un presidente de agudos contrastes, sobre el que flota la sombra negra de la Noche de Tlatelolco, Díaz Ordaz recibió de su antecesor Adolfo López Mateos una economía nacional creciente. Con una adecuada política fiscal y crediticia logró un crecimiento de entre el 6 y el 8 por ciento con relación al PIB, gracias a que dio preferencia a la inversión nacional sobre la extranjera. Dejó la presidencia en manos de Luis Echeverría Álvarez, llamado “El Incansable”, y se puede decir que con él empezaron las crisis.
*****
Como es del conocimiento general, la economía mexicana desde hace casi cinco décadas se encuentra en crisis permanente, y desde hace por lo menos 20 años ha sido fuertemente afectada por diversas influencias externas producto de la globalización y de los tratados de comercio que se han celebrado con diversos países del mundo, aunque desde luego también existen factores internos que ejercen una fuerte influencia.

A partir de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, NAFTA por sus siglas en inglés) con Estados Unidos y Canadá en el año de 1994, se puso fin al proteccionismo interno del anquilosado aparato productivo nacional, mediante una montaña de disposiciones que establecían rígidos controles sobre la importación de multitud de bienes de consumo e incluso ciertos servicios especializados. Al abrirse la libre importación de productos bajo las nuevas reglas derivadas del TLCAN la economía de México dio un vuelco de campana, e inició una etapa de intensa actividad entre los tres países firmantes del TLCAN, y también con los firmantes de otros tratados comerciales internacionales que posteriormente se firmaron a partir de aquella fecha.

El TLCAN introdujo cambios profundos en nuestra industria, comercio, y muy en especial en el sector agropecuario mexicano. En ciertos aspectos propició el crecimiento, la modernización y la transformación, aunque en otros generó un gran estancamiento en la producción, especialmente en el campo mexicano.

El explosivo desarrollo del comercio internacional que ha dado lugar a la globalización de la economía, ha propiciado que prácticamente todos los países del planeta dependan unos de otros, en mayor o menor medida. México desde luego no ha sido ajeno a este fenómeno.

Con el cambio de gobierno en los Estados Unidos –que sigue siendo nuestro principal socio comercial- y con la llegada al poder de Donald Trump, cuya política proteccionista tiene indudables semejanzas con el proteccionismo nacional abandonado por México hace casi 30 años, la situación ha empezado a complicarse, al ser sometido el TLCAN a una revisión completa, sin que hasta el momento se haya llegado a un acuerdo final., lo cual mantiene a México en una situación de incómodo suspenso, por todo lo que depende de la firma de ese importante acuerdo, y sus contenidos.

Otro factor que influye de manera muy importante es el desarrollo que han tenido las Reformas Estructurales que se lograron con la firma de Pacto por México, en los albores del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto. Dichas Reformas han funcionado en diferente forma y medida, sin que hasta el momento se pueda decir que alguna de ellas esté funcionando a plenitud, estimándose que pueden pasar todavía varios años para que las más importantes produzcan los resultados previstos, que muchos consideran no se darán.

La situación actual de la economía mexicana es de inseguridad y volatilidad por los factores mencionados, y otros que también afectan de manera importante. La paridad cambiaria, la inflación que ha repuntado este año, el costo del dinero, el acceso al financiamiento para nuevos proyectos de inversión, los escuálidos presupuestos dedicados a la promoción de la ciencia, la tecnología y la innovación, la escasez de inversiones extranjeras y nacionales, la escasa creación de empleos y el bajo crecimiento del Producto Interno Bruto, son algunos de los elementos que mantienen a la economía nacional en suspenso.

Como si lo anterior fuera poco, tenemos encima el proceso electoral que culminará con la elección de un nuevo presidente, del cual dependerá en forma definitiva el rumbo que seguirá nuestro país en los años por venir.

II.- En el aspecto político

En el terreno político existe también una situación de alta inestabilidad, en parte derivada de la baja popularidad del partido en el poder y del actual presidente Enrique Peña Nieto. Aunque el país conserva su potencial y su viabilidad, y a pesar de que el gobierno de Enrique Peña Nieto no ha resultado tan malo como los opositores pregonan, es indudable que la carga negativa ha creado una imagen de ineficiencia, corrupción y violencia que perjudica seriamente al clima social del país.

La crisis evidente que existe en el interior de algunos partidos importantes, como el PAN y el PRD, hace que la situación de inestabilidad política se acentúe y adquiera tintes sombríos. La formación de alianzas, coaliciones y frentes electorales como recurso electoral para enfrentar al PRI y removerlo del poder presenta aspectos de inseguridad e incertidumbre en los resultados, y se prevé que las elecciones resulten sumamente competidas estimándose que las elecciones del próximo año resultarán sumamente competidas, y los resultados serán muy cerrados. En estas condiciones es probablemente que sobrevenga una etapa post electoral turbulenta y hasta violenta, con lo cual el país entraría en una crisis sumamente peligrosa.

Y una crisis política, aunada a una crisis económica como la que está en desarrollo, puede acarrear resultados sumamente negativos para el pueblo mexicano en general.

III.- En el aspecto social

El principal factor que incide en la situación social de nuestro país es sin lugar a duda la pobreza que no cede, manteniéndose su nivel de afectación por encima del 50% de la población, a pesar de los esfuerzos que se hacen por abatirla. Los programas sociales que se han implementado son más bien de efectos asistencialistas, sin penetrar realmente al fondo del enorme problema. No hay a la vista señales de que esta situación vaya a cambiar, por lo menos en el corto y mediano plazo, por lo que el fenómeno de la pobreza nacional seguirá siendo “el coco” para el gobierno, sea el que sea el partido que triunfe en las próximas elecciones.

La inseguridad y la violencia son dos peligrosos sub productos que se asocian con la pobreza que no cede y se mantiene. En este aspecto también se perciben en el país diferentes niveles de inseguridad y violencia, dependiendo de la región de que se trate y de la magnitud e importancia de los grupos delictivos que mantienen el control en esos lugares e imponen su ley. El narcotráfico, el tráfico de carne humana, el tráfico de armas, el secuestro en sus diferentes modalidades, la extorsión también en sus diferentes modalidades, el asesinato individual o masivo, los robos y los asaltos, la violencia intrafamiliar, etcétera, etcétera, son manifestaciones palpables de la descomposición social que prevalece en el país.

La Reforma Educativa, siendo tal vez la más trascendental de las reformas emprendidas por el actual gobierno, muestra diferentes grados de avance dentro de territorio nacional, habiendo algunas entidades donde ha funcionado satisfactoriamente, -como es el caso de Sonora- y otras donde se mantiene el clima de turbulencia e inestabilidad social, principalmente por efectos de las acciones de la CNTE, como es el caso de Oaxaca, donde definitivamente se localiza el principal foco de infección.

Siendo México un gran mosaico de culturas, ideologías y formas de vivir, es natural que los problemas sociales presenten también un amplio abanico de situaciones, haciendo que los programas diseñados para abatir la pobreza, y los sub productos que genera, sean marginales y poco estables.

La gran diferencia entre la productividad de los estados del norte del país, y los del sur y sureste, establece una brecha que hasta el momento ha sido imposible resolver a plenitud. La fuga de mexicanos hacia el norte, buscando mejores condiciones de vida, prosigue a pesar de las políticas anti inmigración adoptadas por el país del norte desde hace muchos años, y que se han agudizado con la llegada de Donald Trump y su radical política aislacionista y absurdamente racista.

Conclusión

La odisea de México prosigue. En la búsqueda de rumbo y destino se agita y convulsiona entre fuerzas externas e internas cuya potencia es devastadora, y que no obstante son poco identificadas por la masa ciudadana. En la actualidad México se debate entre la disyuntiva de mantener el rumbo que lleva, o dar un golpe de timón y moverse hacia un modelo de país diferente, con todos los riesgos y promesas que ello implica.

En la decisión electoral que los mexicanos adoptemos el próximo año muy probablemente se decidirá el futuro de nuestra nación. De ahí su trascendental importancia.

Espero su comentario en oscar.romo@casadelasideas.com
En Tweeter soy @ChapoRomo

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

1 Comment

  1. Leonardo Ceja Avalos. 16/04/2019 at 5:09 pm

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top