Por efecto de un memorándum

Oscar Romo Salazar, Recientes No hay comentarios en Por efecto de un memorándum 60

México ha sido siempre un hervidero de ideas muy diversas, de inquietudes, de reclamos atendidos y no atendidos, de insatisfacciones y de luchas de corte social y político. Lo ha sido siempre y me atrevo a afirmar que lo seguirá siendo por los siglos de los siglos, hasta el fin de nuestros días como nación. En este hervidero, en esta inmenso caldero que está en constante ebullición, hay temas que surgen en un momento dado y se esfuman casi de inmediato, sin dejar secuelas visibles. Son temas insustanciales en un día a día que en su monotonía se vuelve cada vez más intrascendente y tedioso. Pero por el contrario, hay asuntos que de pronto detonan con un estallido que nos aturde y hace perder el equilibrio, con el efecto de un golpe directo a la punta de la quijada.

El memorándum emitido por el presidente López el pasado martes 16 ha dado pie a multitud de opiniones de expertos juristas, y comentarios analíticos de los comentaristas, periodistas y comunicadores más reputados y de criterio más solido y mejor fundamentado. Gracias a ellos es posible establecer con toda claridad que el rechazo al documento de marras ha sido, si no unánime, si abrumador.

Pero vayamos por partes. Antes de seguir adelante con el tema, me parece conveniente revisar las definiciones del término “memorándum”. Entre las muy diversas que pude localizar, me quedo con la siguiente: “Un memorándum es un informe donde se expone algo que debe ser tenido en cuenta para un determinado asunto o acción”. “Se trata de un documento o comunicación escrita de carácter oficial que utilizan las autoridades, y que se utiliza para comunicar disposiciones, consultas, órdenes e informes”. En ninguna de las muchas definiciones que existen,se establece que un memorándum tenga fuerza legal para derogar leyes, y mucho menos para cambiar la Constitución.

El desastre sobreviene cuando uno de los poderes, el Ejecutivo, absorbe y se engulle a los otros dos, el Legislativo y el Judicial, y los suplanta arrogándose sus funciones.

El argumento que AMLO ha utilizado para justificar la emisión y la firma del multicitado memorándum es el siguiente: “mientras en el Congreso se resuelve lo de la reforma a la Constitución, a las leyes, para garantizar la educación pública, laica, pluricultural, gratuita, de calidad, en todos los niveles escolares”. En forma abreviada, para ser concretos, la parte central del memorándum contiene las siguientes directrices:

1. La Secretaría de Educación Pública (SEP) tendrá como encomienda administrar las plazas magisteriales, evitar que se trafique con ellas y garantizar la contratación de maestros egresados de las escuelas normales públicas; asimismo, deberá reinstalar a los educadores que fueron cesados por la aplicación de las “evaluaciones punitivas”.
2. A la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuyo titular es Carlos Urzúa: La nómina magisterial quedará bajo el control de esa dependencia, a la cual el Presidente le instruye impedir “prácticas patrimonialistas”, “aviadores” y cualquier otra forma de corrupción.
3. A la Secretaría de Gobernación (SEGOB) encabezada por la ex ministro Olga Sánchez Cordero. Por su parte, la SEGOB  realizará las dirigencias y acciones necesarias para poner en libertad en breve a maestros y luchadores sociales que aún estén presos “por haberse opuesto a la reforma educativa”. De igual forma, deberá encargarse de indemnizar a familiares de quienes perdieron la vida por la “política autoritaria que prevaleció en los gobiernos anteriores”.

La mayoría de las organizaciones que aglutinan a los principales abogados y juristas mexicanos, se han manifestado con respecto al memorándum, conscientes de la importancia y la trascendencia que tienen sus opiniones como especialistas en un tema de tan alto impactopara el país. Entre las diversas organizaciones que han expresado un rotundo rechazo al memorándum, puedo mencionar al Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, al Consejo General de la Abogacía Mexicana, y a la Barra Mexicana de Abogados.

Entre las opiniones particulares mencionaré la de José Ramón Cossío, ministro de la SCJN en retiro: Acabo de leer el Memorándum recién emitido por el Presidente. Carece de fundamentación y motivación. No se cita una sola norma jurídica. Es autoreferente en cuanto a su autoridad. Fácilmente impugnable jurídicamente.

Roberto Gil Zuarth, abogado y ex senador panista, dice: Problemas constitucionales del memorándum educativo: no es válido, por haberse emitido sin facultades y fuera de los procedimientos de creación normativa; si el Estado lo aplica con eficacia, estamos frente a la ruptura del orden constitucional.

Por su parte, Miguel Carbonell, distinguido abogado directivo del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell, coincidió en que no se cita ninguna norma jurídica que sostenga al memorándum, y recalcó que AMLO necesita asesoría jurídica con urgencia.

Queda claro entonces que, independientemente de que lo haya sabido o lo haya ignorado, el presidente López actuó claramente al margen de las atribuciones que la Constitución y las leyes en la materia le confieren. Cabe preguntarnos si el abogado Julio Scherer Ibarra, Consejero Jurídico de la Presidencia de la República desde el 1º de diciembre de 2018, y supuestamente responsable de revisar y sancionar todos los documentos jurídicos que emite la Presidencia, tuvo conocimiento de este menorándum y permitió que se pusiera en circulación y se diera a concer públicamente, con un propósito que todavía no ha quedado plenamente clarificado.

Pero como nada sucede simplemente por casualidad, o por coincidencia, el solo hecho de que un documento como este haya sido dado a conocer el martes de Semana Santa, cuando prácticamente todos los mexicanos se preparaban para tomarse unos días de vacación, nos habla de una intención aviesa y totalmente perversa. En términos de derecho penal, equivale a un crimen que se comete bajo los tres agravantes: premeditación, alevosía y ventaja. Y desde luego, es totalmente inadmisible la ridícula explicación de que se emitió “mientras en el Congreso se resuelve lo de la reforma a la Constitución”.

Con el debido respeto que me merecen las dignas organizaciones de abogados mencionadas párrafos atrás, y las opiniones de los eminentes juristas que afirman que el memorándum no tiene bases jurídicas de sustentación y que es fácilmente impugnable, debo decir que están rotundamente equivocados: Los hechos están demostrando que el ilegal e inadmisible memorándum está teniendo la fuerza total de una orden dictatorial emitida por un emperador, y no por un presidente elegido de manera legal, para que actúe en forma democrática, y no como un barbaján déspota y totalitario.

Lo anterior se confirmó la madrugada de ayer jueves, cuando la horda legislativa que medra en el comedero de San Lázaro, destacadamente encabezada por los legisladores del siniestro cártel PRI-MORENA, le dael primer tiro en la frente a la Reforma Educativa, la cual pasará ahora al Senado, para que termine de rematar a la agonizante reforma. El PRI, que apenas en 2013 danzaba su danza de lobos festejando la aprobación del “Pacto por México”, ahora se convierte en cómplice de los asesinos de la educación de los niños de México. No más evaluación magisterial, no más exámenes en las aulas para los niños de primaria. La anhelada calidad de excelencia que queremos para los niños mexicanos se aleja irremedianlemente, dejando en la estructura de nuestro país una cuarteadura imposible de reparar.

Por encima de la ley nadie. Al margen de la ley nadie… nadie excepto el omnipotente personaje que surgió de entre las zarzas y los espinos de una izquierda contrahecha, desfondada y adulterada desde sus raíces, por ser producto de las peores semillas de podredumbre y corrupción del aborrecido y aborrecible PRI, que se mantiene como el máximo productor de alimañas que ha habido en este país.

Los efectos visibles del momorándum son apenas la punta del iceberg que flota, ominoso y letal, en los mares de un México desprevenido, idiotizado e inerme. Lo que queda debajo de la superficie es algo infinitamente más horrendo y peligroso que lo que estamos viendo. El horizonte se nos presenta lleno de oscuras nubes de tormenta, y aunque el número de mexicanos que están conscientes del peligro es todavía insuficiente, poco a poco empieza a crecer una conciencia pública de que es perentorio, urgente e impostergable que nos organicemos, nos pongamos de pie, y asumamos nuestra posición en la épica batalla que se avecina, en la que estará en juego todo lo que nos es precioso, y todo lo que nos es sagrado.

Espero su comentario en oscar.romo@casadelasideas.com

En Tweeter soy @ChapoRomo

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top