Operación Valkiria 2015

Oscar Romo Salazar, Recientes No hay comentarios en Operación Valkiria 2015 389

El fin de semana pasado detonó una nueva bomba en el bunker de Javier Gándara Magaña. Este bunker inexpugnable, moderna versión del “Nido del Águila” (Kehlsteinhaus en alemán) que Adolfo Hitler tenía en Berchtesgaden, en los Alpes Bávaros, en el apogeo de aquel demencial Tercer Reich que debería durar 2 mil años. La similitud entre ciertos políticos actuales de sangre azul y filiación también azul, y el hombre que estuvo a punto de cambiar el rumbo de la historia mundial, de haber triunfado en la II Guerra Mundial, es realmente  sorprendente por sus estrategias, por su mentalidad demoníaca, y la brillante irracionalidad de sus actos. Genios locos, o mentes que pierden su luz cuando se hunden en las sombras de un ansia infinita e insaciable de poder.

Y digo “detonó una nueva bomba” porque ya he perdido la cuenta de cuántas bombas han estallado ahí, en el bunker gandarista. Tambien contra Adolfo Hitler hubo varios atentados, como por ejemplo el complot denominado “Operación Walkiria” del que Claus Von Stauffenberg sería el gran protagonista. Esta fracasada operación, que a punto estuvo de tener éxito, fue el plan definitivo de la resistencia antinazi para acabar con la vida de Hitler, y preveía la coordinación de un golpe de estado inmediatamente posterior a la muerte de Hitler, el autor de “Mein Kampf” (Mi Lucha), desembocó finalmente en la brutal ejecución de más de cinco mil personas relacionadas con los conspiradores de la Operación Valkiria. Lo que le sucedió a Adolfo Hitler, al parecer le está sucediendo a Javier Gándara, solo que peor. 

Bombas ocultas, fuego amigo, complots o labores internas de zapa realizadas por “amigos” imaginarios, y enemigos muy reales. Traiciones y puñaladas por la espalda. La gama completa. Estrategias paralelas cuyos resultados no se detectan hasta que se han puesto en marcha, y empiezan a mostrar sus efectos destructivos: Confusión, desorden, caos, pérdida de rumbo; y furia, paroxismos de rabia que ciega y nubla la razón. Una campaña electoral que naufraga en el mar proceloso de las intrigas y la falta de visión, igual que fracasaron los planes de dominación mundial del Führer nazi. Odio mortal a todo lo que entorpezca los sueños de gloria imperial de un panismo ramplón supuestamente eterno. Una réplica actual de aquella “juventud moderna sin Dios” que augurara von Horvath. La doctrina enfermiza del PAN neonazi, elevada a religión delirante… Vive aún, y aplica, la sabia frase de Tomás de Kempis: “Sic transit gloria mundi”.

El sábado anterior me entero de que el Partido Acción Nacional ha entablado demanda contra el Grupo Larsa Comunicaciones, así como de varios comunicadores que conducen, o aportan sus análisis y comentarios, en los programas de esa radiodifusora, por supuestas actitudes inequitativas que favorecen a Claudia Pavlovich, la candidata de la coalición PRI-PVEM-PANAL, en perjuicio del candidato del PAN, Javier Gándara. Los comunicadores acusados son: Víctor Mendoza Lambert, Francisco Javier Ruiz Quirrín, Sergio Romano Muñoz, Soledad Durazo, Socorro Rodríguez, Michelle Rivera, Arturo Soto Munguía, Ana Luisa Pacheco, Francisco Rojo Gastélum y Jesús Rojo Bernal. La audiencia de pruebas y alegatos está programada para el lunes 11 de mayo en la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, en el D.F. a las 10:00 horas.

La susodicha demanda guarda cierta similitud con las denuncias por difamación o libelo, aquellos delitos que terminaron siendo eliminados del código civil mexicano por ser prácticamente imposibles de probar, y en lo personal auguro que terminará en los archivos de lo jurídicamente ridículo. Pero no adelantemos vísperas. Aguardemos y después, en su debido momento, comentaremos.

Al margen de los aspectos legales, este asunto reviste particular importancia por lo que revela, de cara hacia una comunidad que observa y juzga, en medio de un creciente ambiente de desconfianza y temor. Las implicaciones de carácter político son, por mucho, más delicadas y trascendentes que el simple ganar o perder un litigio, en un momento de alta tensión electoral como el que está viviendo el estado de Sonora. La presión está afectando los nervios de los equipos de estrategia de los candidatos, especialmente los que ya van abajo después de haber arrancado con cómodas, pero muy engañosas ventajas, hace apenas dos meses. Y como bien se dice, la desesperación es la peor consejera, y hace que se cometan errores como el que implica esta ridícula demanda.

Se dice que una de las reglas básicas en cualquier guerra -y una elección lo es, sin duda- es saber seleccionar los enemigos y, sobre todo, los campos de batalla. Atendiendo a lo anterior ¿no le basta al candidato panista tener enfrente a una enemiga que se le ha puesto al brinco, y que ya empieza a superarlo en forma clara y sostenida, que ahora parece haber decidido entrar en una refriega cuerpo a cuerpo con una importante empresa en el ámbito de la comunicación regional, y además con un grupo importante de periodistas de reconocido prestigio e influencia?

Si bien es cierto que la absurda demanda ha sido presentada por el PAN de Sonora, un instituto político que no tiene rumbo ni futuro, también lo es que es imposible que Javier Gándara y su desorientado equipo de estrategia sean ajenos a ella, y desconozcan su existencia y, sobre todo, los efectos nocivos que indudablemente va a tener sobre su tambaleante campaña. Sin duda lo saben, pero si acaso no lo saben la cosa está todavía peor, y querrá decir que el barco gandarista se ha ido irremediablemente a pique, cuando quedan apenas tres semanas de campaña, en las que cada día, cada hora y cada minuto cuentan, y las malas y las pésimas decisiones acaban por determinar el triunfo o la derrota.

Ahora bien ¿a qué obedece la marcada insistencia de confrontación que mantiene el gobierno de Guillermo Padrés desde su llegada aquel lejano 2009? ¿Es producto de su naturaleza belicosa y rompemadres? ¿Es simple torpeza y falta de capacidad para resolver los conflictos que paso a paso ha ido creando con su tope manera de gobernar? ¿Al ganar el poder por vez primera en Sonora, perdieron automáticamente la cordura y la sensatez? ¿Se les recrudecieron los instintos autodestructivos a la par con los instintos depredadores de que han hecho gala a lo largo del sexenio? ¿Qué demonios le sucede a esta horda de asaltantes, que se ha ido convirtiendo poco a poco en una incontrolable manada de animales salvajes?

Se sabe que en sus orígenes, una vez que le funcionaron sus artimañas para obtener el triunfo en las elecciones de 2009, Padrés tenía en mente crear un enclave de poder similar al que el PAN creó y ha mantenido durante dos docenas de años en Baja California. Una suerte de Tercer Reich en el mundo de la carne asada. El tremendo predominio panista en la entidad vecina se puede entender y explicar por la calidad del panismo bajacaliforniano, muy superior en todos sentidos al panismo sonorense el cual, a pesar de que ha tenido figuras importantes y de excelente calidad política y moral, no se compara con sus colegas de BC. Con el arribo de Padrés y sus 400 ladrones esos panistas de calidad se fueron retirando paulatinamente, seguramente asqueados ante lo que los padrecistas hicieron, y siguen haciendo en su nefasto paso por el gobierno de nuestro estado.

Hasta el momento hay claras señales de que la mayoría de los sonorenses están decididos a no refrendarlos en el poder. No importa lo que las encuestas estén diciendo, en este caso en particular los hechos son mil veces más elocuentes que los números, y los hechos nos dicen que las campañas de los candidatos priistas en general son mucho mejores que las de los panistas, que basan sus posibilidades y esperanzas de triunfo exclusivamente en la enorme cantidad de dinero (mal habido, por supuesto) que acumularon durante el sexenio, precisamente para este momento que es clave para ellos que quieren quedarse a toda costa, y para nosotros, que queremos que se vayan con su música a otra parte.

Quedan escasas tres semanas de campaña. No es mucho si vas a la zaga, y puede ser suficiente si llevas la delantera. Lo importante es conservar la cabeza fría, tanto como sea posible, y tanto si llevas ventaja como si no la llevas, porque el que se enoja pierde y el que pierde la cabeza pierde la elección. Ha sucedido antes, y seguramente volverá a suceder. Y por lo que estamos viendo, los que están volviéndose locos de desesperación son los que tienen más que perder, porque aparte de las elecciones, de las fuentes inagotables de ingreso, y el control de todo cuanto hay, bien pudieran perder hasta la libertad, en el esperado caso de que la justicia decidiera ¡por fin! actuar en contra de los que tanto daño nos han hecho.

Mientras son peras o son manzanas, los lobos de fauces babeantes de la Operación Valkiria 2015, versión Sonora, merodean, sobre todo en las sombras de la noche. Lobos feroces capaces de devorar a los enemigos, pero que sienten apetito especial por ciertos “amigos”… aunque ya tengan la piel tiesa y correosa por la edad.

Envíeme su comentario a continuación, o bien a oscar.romo@casadelasideas.com

En Tweeter busque también mis comentarios en  @ChapoRomo

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top