Mi linaje es de águila

Oscar Romo Salazar, Recientes No hay comentarios en Mi linaje es de águila 29

Yo no nací para comer excremento.

Yo no nací para ser esclavo, ni para ser usado, transaccionado, concesionado, arrendado, vendido, ninguneado o vilipendiado. Ni nací para ser carne de cañón, o pasto de los buitres carroñeros de la política.

Yo nací de un gran hombre y de una gran mujer, luchadores afanosos, tesoneros, indomables, salvaguardasférreos de la familia que fundaron, y que me heredaron sus ideales, sus principios y valores, su amor por la patria, y su sangre y su corazón. Con ellos y por ellos supe de la promesa de un futuro mejor, y de que un día mi obligación sería la de ocupar una trinchera en la batalla interminablepara construirlo.

Yo nací en un país mágico, mosaico fabuloso de etnias. Pleno de oportunidades y realizaciones. Nací en un estado poblado por grandes hombres y grandes mujeres. Estado inhóspito, duro, exigente, implacable, habitado porhombres rudos, sin pelos en la lengua, de mirada clara y franca, y fieles a la palabra empeñada. Un estado bello, de mujeres bellas, altivas y garbosas.

Yo nací en una hermosa ciudad, plena de sol, plena de amistad. Hospitalaria hasta de decir basta. Caminé mucho por sus calles olorosas a lo mío, llenas de saludos a mi paso. Una ciudad que junto con el aroma de sus azahares, desparramaba el canto del trabajo honesto y fructífero, del esfuerzo que se hace día con día, sin importar su clase ni su importancia. Una ciudad plena de amigos buenos, de juegos sanos, de aventuras bellas. De atardeceres maravillosos, incomparables, únicos en su policromía mágica, y dignos que imprimirse en una estampa. Y me sentí cobijado y seguro en mi terruño, y eso he querido para mis hijos y para mis amigos, y para los extraños, y para los que vengan de donde vengan.

Nací en una tierra donde la palabra del hombre vale mucho. Donde lo que se promete se cumple y donde no se aceptan las lenguas de doble filo. Donde el hombre vale por sus acciones y no por su verborrea, ni por sus títulos, ni por su dinero o su posición social. Donde el ser importa más el tener.

Pero resulta que me han querido robar todo eso. Mi país, mi ciudad, mi dignidad, mi sangre, mi estirpe. Mientras que estaba concentrado trabajando, estudiando, construyendo, participando, las alimañas -como termitas en la oscuridad- se colaron y empezaron a realizar su laborde demolición.

Alimañas que empezaron dejando su excremento en nuestras calles, luego se metieron a nuestras casas y nos embarraron el entorno íntimo, y también a nuestras personas y seres más queridos. Y ahora, nos abren la boca, y quieren que nos traguemos la porquería por la fuerza.

Claramente quiero decirles a esas alimañas: ¡NO SE EQUIVOQUEN CON NOSOTROS. SOMOS PACIENTES Y HASTA CIERTO PUNTO TOLERANTES, PERO NUESTRA CÓLERA HA ENCONTRADO SU CAUCE Y YA LO VAN A VER!

Los hombres y mujeres de verdad que quedamos, y que somos muchos, sabemos distinguirlos fácilmente. Ustedes creen estar bien ocultos debajo de su maquillaje de payaso. Creen equivocadamente que no somos capaces de velos y de identificarlos. Creen poder mimetizarse entre nosotros. Que pueden salirse con la suya porque tienen el poder, y porque lo usan y abusan de él.

Pero no les vamos a dejar el país para que sigan medrando, robando, destruyendo, enviciando, matando. Las abejas en su nobleza, permiten la intrusión de parásitos ladrones en sus colmenas, pero llegado el momento, despliegan todo su poder para eliminarlos, y aún a costa de su vida hunden su aguijón en el enemigo.

Políticos ladrones,  mezclados en el narcotráfico, crímenes y negocios nefandos. Abusos, componendas deleznables. Tráfico de influencias y arreglos en lo oscurito. Políticos que se paran frente a nosotros y desvergonzadamente nos dicen las peores mentiras. Y viéndonos a la cara pretenden vendernos las cuentas de vidrio y los espejos baratos que traen en sus costales de baratijas.

Que nos pretenden hacernos creer que fuimos nosotros los que incurrimos en una deuda nacional impagable que nos mantendrá postrados para toda la eternidad, y esclavizados durate toda nuestra vida y la de nuestros hijos, nietos y biznietos. Que cínicamente nos abofetean con la demanda de que nos sigamos sacrificando… ¡Estúpida demanda la de estas “garrapatas sebosas”, que mientras van chupando la sangre, invitan a su víctima a que no coma! ¡Que poca madre!

Narcotraficantes, viciosos, degenerados, criminales, policías corruptos, conductores idiotizados por el alcohol o la droga. Una pléyade de lacras se ha apoderado de mi país, de mi ciudad. De nuestro país, de nuestra ciudad.

A ti te hablo, hermano, amigo, mexicano. Vamos a demostrarles a estos bribones, a estos canallas que no, que no se podrá. Que no podrán y que no se los permitiremos. Si reconoces que has estado hasta cierto punto metido en el lodo… ¡SALTE DE AHÍ! No te quedes impasible viendo como todo se hace pedazos en tu derredor. No permitas que la apatía cívica haga presa de ti y te domine, convirtiéndote en un anti-ciudadano, en un ente inservible para la comunidad, en un lastre indigno. No les sigas el juego. Rescata tu verdadero linaje de sonorense, de mexicano, de hombre, de mujer íntegros.

Voltea y contempla a tus hijos, a tus nietos, a tus padres, a tu novia, a tus amigos, a tus seres queridos. Piensa en ese pedazo de tierra que ha sido tuyo y que sigue siendo tuyo,y en cuyos surcos tus antepasados sembraron con tantoamor sus semillas, para que tú y los tuyos levantaran la generosa cosecha de orgullo e integridad.

Tú, yo, y ellos tenemos linaje de águilas… ¡Ellos valen cualquier sacrificio!

En Twitter soy @ChapoRomo

Mi dirección de correo es oscar.romo@casadelasideas.com

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top