El “Ramal Norte”: kaputt

Oscar Romo Salazar, Recientes 1 comentario en El “Ramal Norte”: kaputt 481

El pasado lunes, en un hotel ubicado al sur de esta ciudad, se realizaron dos eventos relacionados con el tema del agua en nuestra entidad. El que ocuparé como tema del presente artículo es la conferencia de prensa que se llevó a cabo a eso de las 11:30 a.m. en el Salón Zafiro del mencionado hotel, y que contó con la asistencia de un grueso contingente del gremio de periodistas de la localidad, ávidos de enterarse de la información que ofrecerían los delegados estatales de Semarnat, Gobernación, Conagua y Profepa en la entidad. Algo se había filtrado previamente en las redes, pero no había certeza, y en cambio abundaban las especulaciones en el ambiente.

Ese mismo día, pasado el medio día, la Secretaría de Gobernación emitió el boletín informativo que a continuación me permito ofrecer al amable lector:

“Por serias violaciones a la Ley de Aguas Nacionales y su Reglamento, así como de la Ley General de Protección del Equilibrio Ecológico, el Gobierno de la República a través de PROFEPA y CONAGUA, determinaron clausurar la obra en proceso denominada Ramal Norte, por no contar con Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) y su resolutivo; asimismo se actuó en la suspensión de los trabajos en la línea de trazo de tubo del Ramal Norte, como medida cautelar por la ocupación irregular del vaso de la Presa Abelardo L. Rodríguez.
 Así lo informaron en conferencia conjunta los Delegados Federales: Adolfo García Morales (SEGOB); Ulises Cristopulos Ríos (SEMARNAT); César A. Lagarda Lagarda (CONAGUA); y, Jorge Carlos Flores Monge (PROFEPA).
 César A. Lagarda Lagarda de CONAGUA, relató que: “el 31 de marzo pasado se detectaron obras dentro del vaso de la presa, mismas que las estaba realizando Gobierno del Estado a través del Fondo de Operación de Obras SONORA SI (FOOSSI); por ello se emplazó a FOOSSI para que dentro del término de ley, presentará: proyecto y autorizaciones; el 10 de abril pasado, FOOSSI responde de manera muy irregular y deficiente acerca del proyecto y solicita permiso para realizar la obra de infraestructura hidráulica, misma que ya está en proceso, y notifica que en breve solicitará el permiso para el cruce de ríos y trámites de servidumbre de paso; de lo anterior se desprenden violaciones a la Ley de Aguas Nacionales y se actuó en consecuencia suspendiendo la obra como medida cautelar por la ocupación irregular del vaso de la presa”.
Por su parte Jorge Carlos Flores Monge (PROFEPA), informó: “que se realizó visita de inspección a la obra en proceso, por solicitud expresa de fecha 15 de abril pasado, de FOOSSI, vía la empresa Exploraciones Mineras del Desierto dado que pretenden regularizar el proyecto. En dicha visita de inspección se constató que no cuentan con Manifiesto de Impacto Ambiental y su Resolutivo sobre la obra en proceso denominada Ramal Norte, por lo que se procedió a su clausura por graves violaciones a la Ley General de Protección del Equilibrio Ecológico”.
Finalmente, el Gobierno de la República, informó que estas actuaciones para el respeto del marco de legalidad, no afectan el abasto de agua potable a la ciudad de Hermosillo, mismo consumo que sigue garantizado al 100 por ciento, tal y como lo han declarado las autoridades estatales en la materia desde semanas atrás”.

Este boletín contiene la explicación oficial precisa de lo ocurrido la mañana del día lunes 28, entre las 8:00 y las 12:00 horas, en que se realizó la diligencia de clausura del llamado “Ramal Norte” que forma parte de las obras complementarias del acueducto Independencia dentro de esta ciudad capital, y que en los corrillos y mentideros se estuvo diciendo que fue planeado para llevar agua a ciertos negocios y desarrollos inmobiliarios privados, que nada en lo absoluto tienen que ver con el abasto de los usuarios hermosillenses. Esta acción emprendida por el Gobierno Federal a través de las delegaciones que tienen relación con el asunto, marca un parteaguas claro y contundente en lo que respecta al Acueducto Independencia y las obras adicionales que lo complementan.

Antes de seguir adelante con estos comentarios, vale decir que, desde el punto de vista técnico, el proyecto del acueducto inicia en la obra de toma que se localiza en el vaso de la presa El Novillo, y concluye en los depósitos de almacenamiento de agua que deberán ubicarse estratégicamente en las partes altas dentro de la mancha urbana de la ciudad, para luego entregar el agua en los domicilios de los usuarios mediante la red urbana de distribución. Se trata de un proyecto integral, y no existen dos o tres obras distintas. Es una sola obra, de punta a punta, aclaración que me parece pertinente hacer para evitar más confusiones de las que ya hay.

Como todo Sonora sabe, la obra del acueducto arrancó incumpliendo todas las normas y todos los requisitos financieros, legales y técnicos, lo cual dio lugar al enorme conflicto que permanece vigente y en manos de la Suprema Corte de la Nación y de otros tribunales federales, en espera de que se dicten las resoluciones definitivas que pondrán punto final al zafarrancho jurídico. Fuentes confiables me han comentado que el proyecto maestro nunca estuvo completo, y que se fue armando a medida que se realizaba la obra, motivo por el cual esta se encuentra plagada de defectos. El hecho de que el Ramal Norte haya sido cancelado por diversos motivos, entre los cuales está el no haber presentado el proyecto y los datos técnicos exigidos, amén de la manifestación de impacto ambiental en la ciudad, nos habla fuerte y claro: Es exactamente lo mismo que sucedió originalmente con el acueducto.

La obra principal se realizó a pesar de los incumplimientos y las irregularidades técnicas, legales y financieras, hasta que se convirtió en “cosa juzgada”, o más bien en obra concluida. Guillermo Padrés se salió con la suya y para darle visos de legalidad a su pírrico triunfo, se envolvió en la bandera de una presunta preocupación por el derecho humano al agua que le asiste a los hermosillenses, igual que a cualquier otro mexicano. Bandera que no aguanta el mínimo escrutinio, dada la gran cantidad de evidencias que se tienen de que el acueducto fue concebido más como motor de importantes negocios y desarrollos inmobiliarios que hoy, con la cancelación del Ramal Norte, se tambalean.

A mi juicio, el factor que determina con exactitud el antes y el después se llama ‘gobierno federal’, y en manos de quién estuvo antes y de quién está ahora. “Antes como antes y ahora como ahora” parafraseando al yaqui Cajeme. Así fue como el acueducto Independencia pudo construirse en las condiciones mencionadas, porque contó con la complicidad absoluta y total del gobierno federal encabezado por Felipe Calderón. Y por eso es importantísimo marcar ese ‘antes y después’, de manera de responder a las furibundas exigencias que se hacen en el sentido de que el gobierno federal actual debe cancelar el acueducto de inmediato, olvidando que existe un marco legal que lo impide, aunque ese marco legal y esas mismas leyes se hayan evadido y pisoteado cuando la alineación de poderes lo propició y permitió… y la impunidad se hizo.

Hoy las cosas han cambiado radicalmente, y con la ley y los argumentos técnicos en la mano, se empieza a actuar de otra manera. La parte del acueducto que ya hizo está sujeta a procesos jurídicos que no han concluido, y que determinarán el destino final de esta controvertida obra. Las obras adicionales, siendo parte integral del proyecto, están sujetas a la misma normatividad que no se respetó en el proyecto original, y que hoy se exige a rajatabla por otras autoridades no alineadas, fuera de las componendas y las complicidades del ayer.

Las interpretaciones de orden político son libres y corren por cuenta de cada quien. Si se empieza a cerrar el cerco en torno del gobierno de Guillermo Padrés o no, si se trata de las primeras señales de que vienen tiempos tormentosos para la actual administración estatal, si el que la hizo y la sigue haciendo debe pagarla, si esto, lo otro o lo de más allá, todo cae dentro de la especulación, y como tal tiene cualquier color, cualquier significado y cualquier sentido. Se dice, se rumora, se comenta, se afirma que cada versión es la única verdadera… ¿Se ha cerrado el ciclo venturoso de Guillermo Padrés y su klan? ¿Se aprieta el nudo corredizo en torno a sus pescuezos? ¿Ha cambiado el rumbo y la fuerza de los vientos políticos en Sonora? ¿Ha llegado la hora de los ajustes de cuentas?

Si la clausura del Ramal Norte es algo más que una acción derivada del incumplimiento de la normatividad existente, y se trata de una primera e inequívoca señal de lo que viene, no tardaremos mucho en comprobarlo. El hecho es que el lunes pasado cayó un rayo en Sonora, y aunque dicen que el rayo nunca cae dos veces en el mismo lugar, hay ocasiones especiales en que los dichos fallan… sobre todo cuando son los hombres de gran poder los que deciden dónde caen, cuántas veces caen y a quién le caen los rayos justicieros.

Esto en lo que respecta al Ramal Norte. Ahora falta ver qué pasa con el otro ramal… si es que se hace.

Por favor, envíeme su comentario a continuación, o bien a oscar.romo@casadelasideas.com
En Tweeter busque también mis comentarios en @ChapoRomo

Author

Oscar Romo Salazar

Nací en Hermosillo, Sonora, el 12 de noviembre de 1937, en la antigua Calle Comercio (hoy No Reelección) al mismito pie del bienamado “Cerro de la Campana”.
Desde pequeño mostré una gran afición por la lectura y a lo largo de mi vida he sido un ávido lector. Leo todo lo que cae en mis manos, desde novelas de ficción, biografías de personajes famosos, libros de superación personal, revistas, periódicos impresos y virtuales… todo y de todo.
Me gusta mucho escribir sobre mi ciudad, sobre todo la pequeña ciudad donde me crié y donde crecí, dicen que tengo una gran memoria porque recuerdo cosas que sucedieron cuando yo estaba muy niño. Es posible. Trato de mantener vivos mis recuerdos escribiéndolos y compartiéndolos con quien quiera leerlos.
Estudié primaria, secundaria y preparatoria en Hermosillo, y posteriormente me fui a Monterrey a estudiar la carreta de arquitectura, la cual finalmente terminé en la ciudad de México, D.F.
Me casé cuando aún no terminaba mi carrera y formé mi familia con María Emma Freaner, originaria de Nacozari de García, quien me dio tres hijos: Oscar Upton, Carlos Eduardo y Leonel, los tres casados con excelentes mujeres. Tengo siete nietos, cuatro varones y tres mujeres, la mayor de 15 años y el menor de un año y medio.
He dedicado los últimos 26 años de mi vida a escribir, 25 de ellos en el periódico “El Imparcial”, y durante varios años lo hice simultáneamente para el periódico diocesano “En Marcha”, cuando lo dirigía con gran tino el padre Teodoro Pino, hoy Obispo.
Durante dos años y medio, de 2004 a mediados del 2007 tuve un programa de análisis político en Telemax al que llamé “Controversia”. Dicen que tuvo bastante éxito y que mientras duró fue muy visto.
El año pasado abandoné a “El Imparcial” por incompatibilidad de criterios y visiones con la actual dirección, y durante un año y medio aproximadamente (de principos del 2009 a mediados de este 2010, he venido colaborando con el portal “Contactox” de Claudio Escobosa Serrano.
Desde al año 2008 soy Presidente del Consejo Consultivo de Zona Histórica de Hermosillo y soy miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.
En el mes de mayo de este año 2010 presenté mi libro “A Contracorriente: 25 Años Desde la Trinchera”, el cual fue editado por el Instituto Municipal de Cultura y Arte. Este libro es una primera compilación de unos 200 artículos de los más de dos mil que escribí durante el cuarto de siglo que tengo escribiendo.
Formo parte del elenco de escritores de “Casa de las Ideas”, un espacio donde espero concluir mis días como escritor, y desde donde me propongo seguir contribuyendo con mis escritos e ideas a mejorar en lo posible mi comunidad y, como soñar no cuesta nada, también el mundo donde vivo.

1 Comment

  1. Ariel Obregon 01/05/2014 at 8:13 am

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top