¿Qué deja la vista del Papa Francisco a México? Una reflexión sociológica

Mario Velázquez García 1 comentario en ¿Qué deja la vista del Papa Francisco a México? Una reflexión sociológica 57

La primera visita del Papa Francisco a México concluyó hace pocos días. El gobierno y los medios de comunicación se volcaron a cubrir dicho evento. Dada la importancia que se le dio en varios foros a la presencia de este líder religioso en nuestro país resulta importante  plantearse las siguientes preguntas: ¿Cuál es el saldo de la visita Papal? ¿Qué deja la presencia  del Papa Francisco a México? Por mi parte me gustaría reformularla en términos de un análisis sociológico: ¿Qué resultados obtiene la sociedad mexicana por la presencia del Papa Francisco? El cambio parece sutil o menor pero no lo es, busca centrar los temas que deben considerarse para obtener un balance de este viaje.

Un primer elemento a considerar es el tipo de representación social y política que tiene el personaje que visitó nuestro país. El Papa Francisco es líder de una de las religiones que tiene un mayor número de fieles alrededor del mundo y, concretamente en el caso de México, Francisco es el dirigente de la adscripción religiosa más grande del país. Pero al mismo tiempo es el jefe político de un Estado, el Vaticano. La visita no tenía un carácter oficial entre gobiernos. Las reuniones entre el Presidente de México y el Papa no tuvieron este nivel diplomático, pero sin duda un objetivo político concreto para ambas partes: mostrar las buenas relaciones entre el estado mexicano y el Vaticano. Esto representa un cambio significativo en la historia moderna de México, pues es un símbolo de la creciente institucionalización de las estructuras políticas mexicanas; la presencia de líder religioso católico no representaba un desafió a la gubernamentalidad mexicana y nadie podía temer que el Papa tuviera la intención de influir en las decisiones del gobierno mexicano. Por ejemplo, aunque en algunos estados todavía se discute la manera de definir o reglamentar el aborto, el Papa Francisco no buscó influir en ello. En este primer sentido, un resultado de la visita Papal es constatar la existencia de una institución política mexicana, con problemas internos sin duda, pero con probada autonomía ante un poder internacional como la iglesia católica que tiene su sede en el Vaticano.

Una segunda dimensión son los valores. En tanto un líder religioso, el Papa buscaba dejar un mensaje a las personas mexicanas que comparten su misma fe. En este sentido, los discursos de Francisco mostraron, en líneas generales, su visión sobre las relaciones al interior de la iglesia, pero principalmente cuál debería ser el papel de los cristianos en un entorno lleno de problemas como es la sociedad mexicana actual. Diversas opiniones se han dado sobre la trascendencia y los alcances de los cambios y continuidades que tiene la visión de este líder sobre el presente y futuro de la iglesia que dirige.

Sin embargo, desde mi perspectiva el mensaje más fuerte del Papa no estuvo en sus palabras sino en la misma elección de los lugares que decidió visitar: Morelia, Ecatepec, Ciudad Juárez y San Cristóbal. ¿Cuál es la trascendencia de estos lugares? Que en ellos se representan y reproducen algunos de los problemas más graves de la sociedad mexicana. Morelia está dentro de uno de los estados más afectados por la actual ola de violencia relacionada al crimen organizado. Este lugar fue, por un tiempo, en narco –estado donde el poder real era ejercido por un narcotraficante que controlaba con dinero y armas a toda una sociedad. Ecatepec es el peor resultado de los procesos de urbanización desordenados y sin control. Este municipio no sólo es uno de los más poblados sino el que tiene algunos de los índices más altos en la comisión de delitos, destacando casos como los feminicidios. Ciudad Juárez fue, por muchos años, un sinónimo de violencia, particularmente hacia las mujeres y los migrantes. Aunque actualmente presenta una significativa recuperación en el funcionamiento del sistema de derechos, todavía existen problemas que podrían re-traer esta ciudad a su estado anterior de caos. Por último San Cristóbal sigue siendo un ejemplo de desigualdad y discriminación hacia los indígenas. Esto a pesar de que esta fue la ciudad más importante tomada por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. En la actualidad la población indígena continúa deambulando en una ciudad que no les pertenece y que los rechaza.

 En este último sentido la visita del papa tuvo un fuerte efecto moral sobre México al  recordarnos, con su presencia en estos lugares, cuáles son los problemas centrales de este país: la desigualdad, la criminalidad, la corrupción y la pobreza. Mientras no se corrijan estos temas nada cambiará realmente en esta sociedad. La presencia de Francisco en estos lugares hizo algo más contundente que señalarlo en un discurso, hizo visibles las heridas de México al mostrarlas, al recordarnos que esos lugares siguen ahí. Sería importante hacer una reflexión sociológica sobre el tipo de liderazgo que ejerce Francisco a diferencia de Juan Pablo II, Pero eso sería objeto de otro ensayo.

Dr. Mario Alberto Velázquez García

El Colegio del Estado de Hidalgo

 

1 Comment

  1. Juan Francisco Salamanca Montes 07/12/2016 at 9:14 am

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top