Las protestas sociales en los tiempos de la 4T

Mario Velázquez García, Recientes No hay comentarios en Las protestas sociales en los tiempos de la 4T 31

Dr. Mario Alberto Velázquez García

El Colegio del Estado de Hidalgo

El día de hoy 23 de enero iniciará la llamada “Caminata por la Verdad, la justicia y la Paz” (CVJP) convocada por organizaciones de desaparecidos y encabeza por Javier Sicilia y Julián LeBarón con el objetivo final de llegar al Zócalo de la Ciudad de México y tener una reunión con el presidente de la Republica. La marcha busca atraer la atención pública respecto al problema no resuelto de la violencia y la falta se seguridad para los habitantes de este país.

Ante la inminente llegada de la CVJP, el jefe del ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que él no se reunirá con los representantes de esta movilización, alegando que sólo se busca, por parte de Javier Sicilia y Julián LeBarón, armar un “show” (espectáculo), que la gente los vea “regañando al presidente” y él tiene la obligación decuidar la figura presidencial.

Esta postura presidencial contra un reclamo de una parte de la población parece ser contradictorio con la trayectoria política del mismo AMLO. Este líder opositor a los gobiernos priistas y panistas construyó su carrera a base de cientos de marchas y manifestaciones ¿Por qué ahora como presidente, decide no reunirse con una manifestación compuesta por personas (entre ellas los dos líderes visibles) que eran cercanas al presidente actual?

La respuesta está en el significado que tienen las marchas en una sociedad que busca ser democrática. Este tipo de actos colectivos, pueden ser entendidos como una especie de luz roja en el tablero del automóvil que nos indica que existe algún problema que requiere ser arreglado rápidamente o el carro podría sufrir un grave daño. La Caminata por la Verdad, la justicia y la Paz reúne a personas que han sufrido en carne propia la desaparición de un familiar y que, en ese sentido, son victimas directas e indirectas de la violencia provocada por la delincuencia.

El presidente de México sabe que está marcha es una prueba de que su estrategia de seguridad no está funcionando y que,al mismo tiempo, esta protesta no puede ser descalificada clasificándola como “conservadora” o “fifí”. Esta marcha está integrada por grupos y personas que en distintos momentos han mostrado su descontento ante la falta de resultado de los gobiernos ante la violencia y la criminalidad. AMLO interpreta de manera correcta que reunirse con los líderes de la Caminata por la Verdad, la justicia y la Paz es aceptar un error en su gobierno. Por ello es por lo que liga este encuentro con un daño a la figura presidencial y un espectáculo; dará la razón a los que han criticado su política seguridad.

El presidente que ha demostrado en su trayectoria ser “un animal político”; no se equivoca en su instinto de conservación frente a las críticas. Pero comete un doble error al rechazar el encuentro con la Caminata por la Verdad. Primero porque es un error pensar que el presidente de México no puede equivocarse (y entonces rectificar) y segundo porque al invisibilizar un creciente reclamo social comienza a abrir una brecha frente al “pueblo” que lo llevó a la presidencia. Negar la realidad es un síntoma preocupante en cualquier persona encargada de dirigir una organización, pero resulta fatal cuando se presenta en el encargado de todo un país.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top