La sociedad abierta y sus críticos: la ciencia neoliberal

Mario Velázquez García, Recientes No hay comentarios en La sociedad abierta y sus críticos: la ciencia neoliberal 120

Dr. Mario Alberto Velázquez García

El Colegio del Estado de Hidalgo

La ciencia es una forma de conocimiento, pero no es la única. Una de las grandes diferencias de la ciencia y las otrasmanearas en que podemos conocer el mundo que nos rodea es la existencia de un método. La aplicación del llamado “método científico” permite que cualquier persona pueda conocer y verificar los resultados o conclusiones. Cualquiera replicar lo que se nos presenta en una investigación o en su caso, mostrar que se cometió algún error. Esto genera, entre otras cosas, que todas lo producido por la ciencia esté sujeto a revisión y que ningún resultado sea una verdad definitiva y eterna, por el contrario, la investigación se construye con la continua verificación o mejora de lo que otros investigadores hicieron anteriormente. La ciencia es entonces una empresahistórica, social y colectiva que requiere de la participación libre de muchos actores. Esta colaboración implícita y explicita en la generación de la ciencia hace que las ideas y teorías estén abiertas al uso de toda la gente, a su crítica y análisis.

La semana pasada la directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se presentó dentro de las conferencias matutinas del presidente de México para anunciar la construcción de respiradores con tecnología cien por ciento mexicana. Esta fue sin duda una excelente noticia porque demostró que contamos con investigadores que cuentan con las capacidades necesarias para construir uno de los dispositivos tecnológicos que resultan vitales para la atención de los pacientes que presentan complicaciones graves por COVID19. Durante la exposición de este logro, la directora del Conacyt dijo que la construcción de este tipo de dispositivos en México hubiera sido imposible en los gobiernos anteriores donde imperaba lo que ella denominó como la “ciencia neoliberal”.

Para la doctora Elena Álvarez- Buylla la ciencia neoliberal se define por: una capacidad de articulación limitada, baja eficiencia de innovación transfiere millonarias cantidades al sector privado y abandona la ciencia básica. Con estas características la directora de la dependencia encargada de dirigir la ciencia en México realizó un diagnóstico resumido de lo que ella considera fueron hasta ahora los principales problemas de la labor científica en nuestro país. Como investigador es necesario coincidir en que el análisis anterior resumen acertadamente algunas de las problemáticas más grandes de este sector: los gobiernos federales mexicanos dedicaron cantidades cada vez menores de dinero público al desarrollo de la ciencia en México (a pesar de tener la obligación de destinar 1% del PIB nacional a esta área), existía una tendencia a favorecer la investigación tecnológica para las grandes empresas así como una disminución en el dinero destinado a lo que llamamos investigación básica, es decir, aquella que no necesariamente tiene fines prácticos inmediatos sino que busca incrementar nuestro conocimiento sobre la naturaleza o la sociedad.

No obstante, pienso que en términos generales constituye un error de la encargada de Conacyt decir que estos problemas son atribuibles a la “ciencia neoliberal”. La doctora Elena Álvarez no separó sus convicciones personales de su papel de investigadora y directora de un cargo federal. Me explico. Álvarez- Buylla ocupa un cargo de funcionaria PÚBLICA, en donde su principal responsabilidad es lograr que la ciencia en México (que no es otra cosa que el trabajo de todas las personas dedicadas a ello) crezca, produzca y colabore al mejor desarrollo del país y su población. En este papel, la Dra. Álvarez es una representante de TODOS los investigadores de México, incluidos aquellos que ella ahora definió como científicos neoliberales; la descalificación por parte del máximo funcionario del sector científico de un parte, pequeña o grande, del grupo que por su cargo debe atender resulta una mala señal.

En su rol de académica, la afirmación de la Dra. ElenaÁlvarez sobre la existencia de la “ciencia neoliberal” resulta, cuando menos, sorprendente para una investigadora, pues los pocos elementos que ella presentó para sostener sus dichosresultan insuficientes si recordamos los principios del método científico mencionados antes; no existe ninguna investigación o teoría que permita confirmar la existencia de una “ciencia neoliberal” que sea distinta a la ciencia que realizan todos los investigadores en México.

Los analistas y académicos que son cercanos a la llamada 4T han aplaudido y felicitado a la Dra. Elena Álvarez por “denunciar” a esta “ciencia neoliberal” que “tanto daño hizo a México”. Estos mismos felicitan y han expresado su reconocimiento a la labor de otros personajes como el Dr. Anthony Fauci, uno de los investigadores más destacados dentro del equipo que encabeza la lucha contra el COVID19 en Estados Unidos. Sin embargo, lo que ha forjado el reconocimiento al Dr. Fauci en su tarea actual es la entereza con la que corrige lo dicho por su jefe: el presidente de los Estados Unidos. Aunque el Dr. Fauci ocupa una posición que depende totalmente de Donald Trump, él ha escogido no traicionar sus conocimientos científicos, aunque estos sean contrarios a los intereses políticos de su presidente y empleador. Caso contrario a lo hecho por la dra. Elena Álvarez en el tema de la “ciencia neoliberal”, donde decidió dejar de lado su postura de científica y de servidora pública para coincidir con la ideología de su jefe; no es que un funcionario en este nivel no pueda tener sus propias convicciones o ideologías, pero resulta preocupante que las utilice en un cargo donde esperábamos que predominen los principios de una investigadora y funcionaria pública. Esperemos que la “ciencia neoliberal” sólo sea parte de las anécdotas que nos dejará la pandemia del COVID19 respecto a la respuesta de los gobierno y no se convierta en un criterio explícito o peor implícito, para decir quiénes pueden ser considerados como “verdaderos” científicos y quienes son descartables por ser neoliberales. La ciencia no tiene adjetivos.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top