La mal ejercida crítica política

Mario Velázquez García, Recientes No hay comentarios en La mal ejercida crítica política 45

La mal ejercida crítica política: ningún triunfo para el gobierno Federal y el Huracán Patricia 

La semana pasada entró a territorio nacional el mayor Huracán registrado en el hemisferio occidental: Patricia. Este fenómeno climático fue de tal intensidad que el Servicio de Meteorológico Nacional de los Estados Unidos (NWS por sus siglas en inglés), planteó la posibilidad de agregar dos nuevos niveles a la escala Saffir-Simpson que clasifica a los ciclones tropicales por la intensidad de los vientos.

El huracán Patricia registró vientos sostenidos de 325 km/h y una presión mínima de 879hPa. Esto fue superior al mayor huracán registrado anteriormente que fue Allen en 1980, este último alcanzó vientos de 305 km/h. El reciente huracán también dejó atrás el registro de menor presión atmosférica de Wilma (882hPa) en 2005.

Las autoridades mexicanas declararon en alerta a los servicios de protección civil y a los dispositivos del ejército y la marina  (DN-III). Las autoridades, por medio de las redes sociales, los medios sociales de comunicación, pero principalmente el despliegue en el terreno de funcionarios, militares y marinos lograron desalojar a la población de las zonas consideradas de riesgo, pues podrían ser afectadas de manera directa por la entrada del huracán a tierra o indirectamente por las lluvias asociadas, las inundaciones o avalanchas de tierra.

La peligrosidad del meteoro era tal que el gobierno de los Estados Unidos, horas antes de la llegada del Huracán, mandó mensajes para ofrecer su ayuda una vez que el fenómeno hubiera terminado. En todas las proyecciones hechas por autoridades meteorológicas y civiles de México y Estados Unidos se preveía una verdadera catástrofe por el paso de Patricia.

Sin embargo al día después, -no sin asombro-, las noticias sobre zonas afectadas mostraron que se produjo un daño mucho menor al esperado. Hubo destrozos en plantíos, casas y otro tipo de construcciones, pero ninguna pérdida humana. El gobierno anunció “saldo blanco”. Parecía algo anti-climatico, una especie de amenaza que no sucedió.

Comenzaron a darse explicaciones sobre el no-desastre causado por Patricia. Las hubo meramente meteorológicas: el huracán se movía con una velocidad tal que sus efectos no eran muy grandes en las zonas donde pasó, que la Sierra Madre Occidental sirvió como una barrera natural y que la entrada a tierra se produjo por una zona poco habitada.

Todo ello sucedió, pero ninguna de las anteriores explicaciones, incluso el conjunto de ellas, bastan para explicar por qué no se generaron pérdidas humanas. Como argumentó uno de los mejores sociólogos de la historia (Durkheim) en el libro germinal de metodología para esta ciencia: un hecho social debe ser explicado por otro hecho social.

¿Qué explica entonces que el mayor huracán en el hemisferio occidental no causara muertes? Sin duda un factor central fue la respuesta coordinada de la autoridad. Los servicios de protección civil y militares funcionarios con una eficiencia notable. Desde mi perspectiva no es posible comparar lo que sucede entre cada uno de los casos donde un huracán entra a tierra, porque todos se producen en condiciones y zonas particulares. Sin embargo dos hechos son incuestionables: Patricia es el mayor huracán jamás registrado y no se produjeron pérdidas humanas relacionadas a su paso.

A pesar de lo anterior, han sido raros los medios de comunicación (prensa, radio, televisión) no oficialista donde se ha hecho un reconocimiento a la labor oficial. Por el contrario, se ha criticado la posición oficial: fue un huracán mediático aprovechado para “tender una cortina de humo” ante otros hechos.

Dos fenómenos de nuestra sociedad contemporánea parecen estar asociados a esta reacción mediática ante la acción gubernamental: 1) en la época de los nuevos medios de comunicación el problema no es la falta de información, sino como seleccionarla. Todo tipo de teorías y posiciones puede encontrar respaldo. 2) Las posturas políticas contrarias al gobierno mexicano confunden la crítica con la descalificación automática. Reconocer un acierto en la actuación gubernamental significa “vender” sus luchas o posiciones. Esto sin lugar a dudas es un error y no colabora en la construcción de un sistema verdaderamente democrático que requiere de una discusión razonada de los problemas y las acciones gubernamentales. La protección civil ante desastres naturales es una de las áreas de acción gubernamental que, con fenómenos como el huracán Patricia, muestra un alto grado de institucionalización y eficiencia. Resulta un absurdo no conceder este adelanto en el funcionamiento de las instituciones nacionales. Esto no significa que el gobierno funcione de la mejor manera en las demás áreas, sólo es una muestra sobre la polarización de algunos grupos y posturas.

Dr. Mario Alberto Velázquez García

El Colegio del Estado de Hidalgo

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top