La (anti) democracia de Andrés Manuel López Obrador

Mario Velázquez García, Recientes No hay comentarios en La (anti) democracia de Andrés Manuel López Obrador 195

Dr. Mario Alberto Velázquez García
El Colegio del Estado de Hidalgo

El 24 de agosto pasado el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) designó a Claudia Sheinbaum como “coordinadora de organización territorial”, dicho en otras palabras, la virtual candidata para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. La temporalidad y el medio (método) seleccionador por el Partido MORENA refleja, una vez más, el no cumplimiento de las reglas democráticas vigentes por parte de la dirigencia de este partido.
Primero, el no respeto a los tiempos electorales marcados por la ley. El partido MORENA, evitando el poder ser acusado de actos anticipados de campaña, disfrazó la elección de su candidato bajo el nombre de elección de “coordinadora de organización territorial”. ¿Desde cuándo la designación de un puesto interno como este es objeto de una (supuesta) consulta por parte de este partido o cualquier otro? Desde luego que cada partido tiene el derecho de elegir por el método que decida a su estructura, pero cuando un recurso como este es usado excepcionalmente para disimular otro objetivo, esto resulta altamente cuestionable. Esta forma de proceder es consistente con las prácticas del dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien busca sistemáticamente “madrugar”, es decir, adelantarse a sus competidores y posicionarse o en este caso, colocar adelante a su candidata. No deja de ser paradójico que las instituciones que seleccionan a las personas que se encargan de la elaboración de las leyes sean las que buscan, en todo momento, maneras de burlar las mismas leyes que ellos aprueban. Cualquier ciudadano común está expuesto a una sanción por el no cumplimiento de reglas como pasarse un semáforo en rojo o evadir el pago de impuestos, ¿Por qué los dirigentes de los partidos políticos pueden violentar el marco legal sin que exista ningún castigo?
Segundo, las prácticas no transparentes en la elección de la coordinadora de organización territorial (la candidata a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México). Aunque AMLO no pierde oportunidad para criticar al actual gobierno federal y al titular del ejecutivo, entre otras cosas, por la opacidad del gobierno, el partido MORENA anunció que se realizó una encuesta donde resultó ganadora Claudia Sheinbaum. De nuevo, cada partido tiene el derecho de elegir el método para designar a sus candidatos. En este caso, el tema es que la supuesta encuesta nunca fue mostrada: no sabemos cuándo se realizó, entre qué tipo de población (llamadas telefónicas, en la calle, etcétera), cuánta fue la población consultada, cuál(es) fue(ron) las preguntas realizadas y un largo etcétera de dudas. Se nos dijo que Sheinbaum fue primer lugar, ¿Cuál fue el margen entre el primer y segundo lugar? ¿el tercero qué porcentaje obtuvo? ¿El cuarto? Esto también resulta consistente con las estrategias electorales de AMLO que, durante sus dos campañas electorales previas a la presidencia, siempre ha dicho que “sus encuestas” lo colocan adelante sin mostrar, nunca, dichos levantamientos de información.
En conclusión, ¿Cómo podemos pensar que un partido y un candidato como Andrés Manuel López Obrador que tiene prácticas autoritarias pueda usar métodos distintos una vez que ganara la presidencia de México? ¿Qué pasará cuando se consulten políticas públicas centrales o cambios a la constitución con este tipo de “encuestas”? AMLO es un líder autoritario que no ayuda a la construcción de la democracia de este país, todo lo contrario, la destruye constantemente. Lo peor, es que todo esto lo hace con recursos públicos: nosotros financiamos la antidemocracia de MORENA.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top