El Guasón y la profecía de la lucha de clases

Mario Velázquez García, Recientes 1 comentario en El Guasón y la profecía de la lucha de clases 123

Dr. Mario Alberto Velázquez García

El Colegio del Estado de Hidalgo

La película el Guasón dirigida por Todd Phillips (2019) se ha convertido en un fenómeno cinematográfico. Uno de los ángulos que la convierten en una extraordinaria cinta es la critica que realiza a la sociedad actual. Mediante el recurso narrativo de colocar la historia en una época y una ciudad no reales (ciudad gótica en una década que podría ser el ahora o los setenta), el director proyecta una distopía del futuro que nos espera. La idea de Phillips sobre nuestro destino no es nada halagador y coincide en términos generales con una de las profecías más famosas hechas por algún investigador: la lucha de clases de Marx y Engels.

El Manifiesto del partido comunista, publicado por Karl Marx y Friedrich Engels en 1848 como un encargo de la Liga Comunista, en su primer capitulo titulado “Burgueses y proletarios” inicia con las frases siguientes:  Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de luchas de clases…Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre, empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y abierta, en una lucha que conduce en cada etapa a la transformación revolucionaria de todo el régimen social o al exterminio de ambas clases beligerantes…”

La cinta del guasón inicia hablando de la basura, de la falta de un servicio regular de recolección y los problemas que esto provoca. Con ello, el director representa un gobierno colapsado, incapaz de cumplir con sus obligaciones másbásicas. Esto se confirma con la noticia que le da una trabajadora social a Arthur Fleck, el personaje que se convertirá en el Guasón, quien ya no podrá seguir contando con las medicinas y consultas gratuitas. La basura, como uno de los elementos que representan una distopía, ya había sido utilizado en Robocop (Paul Verhoeven, 1987). En la cita de Todd Phillips, al igual que en la mencionada de Robocop, los personajes centrales se enfrentan a una sociedad corrompida, cruel, insensible, donde sus desgracias se producen porque los personajes centrales siguen principios morales que guíannuestra vida colectica como la solidaridad, la verdad y la honradez. En el caso del Guasón, su caída es un contra relato de una de las ideas fundamentales del llamado “modo de vida norteamericano” es decir, que todo aquel que sigue sus sueños y persevera podrá lograr el éxito. Arthur Fleck busca por medio de su esfuerzo lograr el “destino” que su madre imaginó para el: “traer risa y alegría al mundo”. Sin embargo, sólo encontró las burlas y abusos. Es decir, la promesa americana de alcanzar el éxito ya no esta al alcance de todos, particularmente no de los pobres. Esto está relacionado con el otro relato que liga la historia: el Guasón vive en una sociedad donde existe una creciente desigualdad entre los ricos y los pobres. Este abismo en ingresos, forma de vida y oportunidades es ejemplificado de una manera brutal con el hombre más rico de esta ciudad y padre del futuro Batman: Thomas Wayne. En esta cinta, un personaje altanero y egoísta, que no se interesa por la vida de una exempleada suya: los trabajadores son desechables una vez que ya no sirven para trabajar.

El punto de quiebre para el Guasón y Ciudad Gótica está en la muerte de tres jóvenes, y las declaraciones de Wayne al respecto, quien califica como payasos a los pobres. Esto parece develar la ilusión que existía (todavía presente en la madre de Arthur Fleck), sobre la preocupación de los ricos hacia todos los habitantes de esta urbe: los pobres deciden no aguantar más e iniciar una serie de protestas que terminarán en una revuelta y la consagración, aunque sea momentánea de la figura que sirve como el detonante de esta resurrección: el Guasón. ¿Cuál es entonces el mensaje social de la película del Guasón? Que las sociedades actuales están a punto del colapso por la evidente y creciente desigualdad entre ricos y pobres, y sólo es necesario que un pequeño acto prenda esta chispa. Mientras Marx y Engels apostaban por la organización y los obreros como los únicos agentes del cambio por venir, para Todd Phillips basta un acto desesperado de un loser y noticias esparcidas por las redes sociales para iniciar la revolución más temida por la sociedad norteamericana: la lucha de clases. Como un giño a los viejos comunistas, las ropas del Guasón son rojas, como su bandera.

1 Comment

  1. Gabriel Santos 17/10/2019 at 8:40 am

    Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in and view the post's comments. There you will have the option to edit or delete them.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top