Airbnb, el Uber del hospedaje

Ignacio Lagarda Lagarda, Recientes No hay comentarios en Airbnb, el Uber del hospedaje 41

Corría el verano del 2007, y en San Francisco se celebraba la convención del partido demócrata en la que Barack Obama sería escogido como candidato a la presidencia, que había abarrotado los hoteles de la ciudad.

Esa misma semana, dos estudiantes veinteañeros de diseño recibieron la noticia de su casero que la renta de su departamento subiría el 25% de la noche a la mañana. Y entonces a los dos se les saltó una idea para hacerse de recursos: decidieron comprar unos colchones inflables y crear una plataforma y rentar el poco espacio disponible de su departamento ofreciendo cama y desayuno para que los asistentes a la convención tuviesen una alternativa mas barata que los hoteles. Esos días ganaron 1,000 dólares con las rentas.

Así nació Airbnb, un acrónimo de airbed and breakfast (colchón inflable y desayuno), es una empresa startups en Internet para reservar y hospedarse en viviendas privadas, fundada en noviembre de 2008 en San Francisco, California por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, uno de sus antiguos amigos y compañeros de departamento, licenciado en ciencias de la computación de Harvard que se les unió poco tiempo después.

Utilizando el contexto político antes de las elecciones americanas, los fundadores decidieron crear cajas de cereales con la cara de Obama y McCain, el candidato republicano llamadas “Obama O’s” y otro “Cap’n McCains” que pusieron en venta en una web por 40 dólares cada una. En pocos días ganaron 3,500 dólares y pudieron financiar las siguientes semanas de la empresa.

Un año después, la incubadora de empresas Y-Combinator les facilitó 20,000 dólares para perfeccionar el modelo, y poco después la firma Sequoia Capital, de Merlo Park, les inyectó 600.000. Así lograron consolidarse y en el 2009 decidieron llamarse finalmente Airbnb.

Para el 2011 la empresa ya estaba operando en 89 países y registraba más de 1 millón de reservaciones, entonces inversionistas de Silicon Valley los financiaron con más de 112 millones de dólares.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas, pronto surgieron ciertas controversias con sus servicios, un caso claro fue el de un anfitrión que se quedó con su casa en muy mal estado, otros vecinos se quejaron de ruido y suciedad dejadas por clientes.

En junio de 2011, el bloguero y competidor Dave Gooden alegó que la práctica de ventas dudosas, incluyendo envío masivo de correos electrónicos automáticos enviados a los dueños de propiedades en Craigslist.

En julio de 2011, empezaron los primeros informes negativos de un cliente, “EJ”, el cuál sufrió un robo y el destrozo en su apartamento por parte de un huésped contactado a través de Airbnb.

Tras el incidente, más clientes (dueños, anfitriones, etc. de viviendas) expusieron sucesos similares, incluyendo a un hombre cuya casa había sido alquilada a través de Airbnb por un adicto a la metanfetamina que más tarde robó el certificado de nacimiento de dicho dueño, y destrozó todo lo que tenía, causando miles de dólares en daños.

En 2012, hubo una redada policial en un apartamento escandinavo el cuál fue alquilado por dos prostitutas a través de Airbnb.

En respuesta a las reclamaciones sobre los daños a la propiedad por parte de los huéspedes, Airbnb lanzó la “Garantía Airbnb para anfitriones” que consiste en un programa de protección de la propiedad, que salió en agosto de 2011 y que cubría la pérdida o daños causados ​​por el vandalismo en la propiedad y también robo (hasta $ 50.000).

En mayo de 2012, Airbnb contrató un seguro en Lloyd’s of London y así consiguió extender la garantía a $ 1 millón en daños a la propiedad, sin costo extra para los dueños de las propiedades listadas en la Web.

En enero de 2013, el usuario de Airbnb, Nigel Warren, fue condenado a pagar una multa de 2,400 dólares a la ciudad de Nueva York por el alquiler de su habitación en Airbnb. Fue debido a una infracción en la “ley de hoteles ilegales” vigente desde 2011 en la Gran Manzana para proteger a la industria hotelera. Warren alquiló su dormitorio en un apartamento del East Village en septiembre de 2012 a una mujer por tres días a través de Airbnb. Los agentes especiales de Nueva York encargados de hacer cumplir la ley impusieron una sanción de más de 40,000 dólares al dueño del depatamento por violar la normativa de los hoteles transitorios. La legislación neoyorquina prohíbe a los residentes alquilar sus propiedades por períodos inferiores a 30 días, a no ser que vivan en la casa durante la estancia del huésped. Este fue el caso de Nigel Warren, cuyo compañero permaneció en el domicilio mientras duraba el alquiler gestionado por Airbnb. Finalmente, el beneficiario del alquiler accedió a pagar la multa final, de 2,400 dólares, en lugar de su casero, que fue acusado de operar como un hotel ilegal.

Entre las  condiciones de servicio de Airbnb figura que los usuarios deben cumplir las legislaciones locales, pero la compañía estadounidense sostiene que las leyes de la ciudad de Nueva York no se dirigen a los inquilinos individuales, sino a prevenir que los propietarios compren edificios residenciales y los operen como alojamientos turísticos. La ciudad de los rascacielos no es el único lugar del mundo en el que la empresa ha tenido problemas.

El 26 de mayo de 2013, el periódico Globe and Mail publicó un artículo titulado “Quebec toma medidas contra Airbnb” con respecto a la objeción que presentó la sección de Turismo de Quebec por el tipo de vacaciones ofrecidas en Airbnb. Una portavoz de Turismo Quebec dice que la provincia está investigando a 2.000 personas por el alquiler de sus viviendas para estancias de corta duración sin un permiso. “Los agentes del gobierno, incluso están haciendo solicitudes de reserva falsas para aumentar los incidentes. A los residentes no se les permite hacer publicidad o alquilar su apartamento de forma regular, por menos de 31 días sin registrarse y pagar una cuota de $ 250.

La regulación legal del alquiler vacacional es un tema controversial en el que los gobiernos apenas están legislando y definiendo las reglas a las que se debe de ajustar cada alquiler vacacional. La legalidad vigente varía entre países y en el caso de España entre comunidades autónomas.

En Amsterdam las autoridades han criticado a Airbnb aludiendo que sus transacciones eluden las normas locales, como el pago de los impuestos turísticos.

En México, la empresa tiene actualmente 52 mil ofertas de hospedaje, entre ellas la casa que fue propiedad del muralista José Clemente Orozco en Coyoacán, en la ciudad de México, por 2,900 pesos la noche y el huésped puede darse el lujo de sentarse en la mesa donde compartieron el pan y la sal Frida Khalo y Diego Rivera. En el 2016, 974 mil visitantes utilizaron los servicios de Airbnb en este país, donde los lugares más visitados son la Riviera Maya, Cancún y Puerto Vallarta.

Nueve años después de su nacimiento, sus cofundadores ocupan a sus treinta y cuatro años el puesto 495 en la lista de personas más ricas del mundo según Forbes, con una fortuna de aproximadamente 3,000 millones de dólares cada uno. En 2015 se coronaron también como los séptimos emprendedores más ricos de América por debajo de los cuarenta años y se colaron en el puesto número sesenta y dos del ranking de las personas más ricas del sector de la tecnología.

Hasta hoy, la empresa que ha revolucionado el sector de los hoteles tradicionales ha conseguido alojamiento a 11 millones de personas, 150,000 cada día y cuenta con una oferta de más de 600,000 de apartamentos y habitaciones en todo el mundo.

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top