Quién ganó y quién perdió

Hilario Olea, Recientes No hay comentarios en Quién ganó y quién perdió 142

EL GRAN PERDEDOR… Ya es indiscutible el resultado electoral de Sonora. Intentar recursos absurdos es totalmente inútil. Pero bueno,  como hay tanto de por medio, incluyendo cárcel, es obvio que se defenderán como gatos boca arriba. Pero vamos por partes en este análisis de quien ganó y quien perdió. Obvio, que el gran perdedor es Guillermo Padrés, su familia y su pandilla. Porque además del poder, ahora corren el riesgo de perder sus ganancias a costillas del erario público. Pierden en imagen pública, porque la percepción nacional es que son sinónimo de corrupción. No pierden los millones que invirtieron en la campaña, porque a fin de cuentas no era dinero de su bolsa, sino de programas de gobierno. Pero si pueden perder lo que tienen en cuentas en el extranjero.

PIERDE JAVIER… Javier Gándara también es otro de los grandes perdedores. Porque no solo es una derrota electoral, sino la  última oportunidad para aspirar a su  máximo sueño, que era gobernar Sonora. Pierde en imagen personal y social, porque nunca quiso separarse de la imagen de Guillermo Padrés y su corrupción. Y lo peor del caso, es que si no logra complicar el resultado final, no tendrá elementos de fuerza para negociar impunidad legal y con esto también pierde negocios y tranquilidad personal, porque ahora se puede convertir en perseguido de la justicia. Sin cartitas para cambiar, Javier está en riesgo de ser víctima de persecución policiaca. Sobre todo por su cerrazón y terquedad en mantener una guerra ajena.

PIERDE EL PROYECTO DE PADRES… También pierde el proyecto político de Padrés, quien pretendía mantener una estructura de control en todo el estado, ganando de entrada la gubernatura y las principales alcaldías. Desde luego que también era importante el Congreso del Estado. Todo eso se derrumbó como una casa de naipes. Sólo alcanzan impunidad legislativa Teresa Lizárraga y Agustín Rodríguez. El resto queda al desamparo. De los alcaldes panistas ganadores, son pocos los que mantendrán una lealtad férrea. Con esto también perderá el control del PAN, porque el panismo agraviado y derrotado, le dará la espalda cuando intente poner a un sustituto de Juan Valencia.

PIERDE JUAN VALENCIA… El derrotado en toda la línea es Juan Valencia. Acorralado por los talibanes de palacio, con imposiciones de malos candidatos, sin tener el mínimo de poder para decidir estrategias, sin un cargo legislativo para sobrellevarla, totalmente repudiado por los mismos panistas que lo culpan del fracaso, y cargando con la pésima imagen de haber terminado de porro de Guillermo Padrés, pasa a la historia como el peor dirigente del PAN. Más que leal, temeroso del gobernador, tiene que soportar hasta lo último y cargar con el último kilo de lodo sobre su imagen personal. También pierde Gustavo Madero, quien al final fue el que se “las peló”, como gustaba presumir en los mítines. Porque además tendrá una rebelión al interior del PAN y es posible que hasta pierda el control del partido.

PIERDEN LOS TRAIDORES… Los que también pierden y de manera catastrófica son los traidores como José Guadalupe Curiel, Servando Carvajal y Dorotea Rascón, que vendieron al PRD pensando en jugosas ganancias. Pierde Fernando Ortega, un borregista renegado que ofreció 25 mil votos. Pierde Héctor “El Güero” Castro quien se aventó un salto triple sin red en el último momento. Pierden todos los desertores y tránsfugas. Pero en honor a la verdad, pierden por unos meses, porque luego llegarán arrastrándose y cambiando de lomo y de camisa para ofrecer sus “diligentes servicios”, hablando pestes de sus anteriores patrones. Pero algunos, se los digo de antemano, ni aunque lleguen arrastrándose.

GANA CLAUDIA Y MALORO… Sin duda que los máximos ganadores de la jornada fueron Claudia Pavlovich quien remontó casi 20 puntos en las preferencias electorales, luego de la caída que tuvo en la elección interna. El Maloro Acosta remonta casi 25 puntos para ganar con 14 puntos a Damián Zepeda en el bastión más fuerte del panismo y el padrecismo. En este cuadro no podemos poner a Faustino Félix  Chávez, porque en Ciudad Obregón ganaba cualquiera, como lo demostraron algunos candidatos que ni siquiera hicieron campaña. También hay que reconocer el triunfo de la fórmula del PRI en la capital, al hacer la hazaña de casi conseguir carro completo. Bueno, esto hasta los números de este día. Gana Manlio Fabio Beltrones, porque hay que reconocer que enfrentó a uno de los operadores electorales con mito de invencible, pero por chapucero, no por su habilidad política. Gana a pesar de la falta de apoyo del PRI nacional y en su momento de buena parte del gobierno federal. Ni modo, hay que reconocer que todavía le llega la bola a 90 millas.

GANADORES SORPRESIVOS… También hay ganadores increíbles, como el candidato panista de Agua Prieta que gana dos a uno al clan Terán. El Movimiento Ciudadano se convierte en el Partido Cenicienta porque posiciona la marca, da muestra de que tiene capacidad para escoger candidatos competitivos y gana cuatro alcaldías, regidurías y hasta una diputación. De cero a esto, lo tenemos que poner entre los grandes ganadores. Próspero Ibarra en el sur le saca la diputación federal a la pandilla de Roberto Romero, lo mismo que Heliodoro Soto  en Huatabampo. Nada fácil ganarle a este grupo gangsteril.

GANA EL VERDADERO PAN… No hay que dejar de lado que el verdadero PAN también gana al tener la oportunidad de poder sacudirse esta capa de corrupción y tratar de reconstruir el partido. Gana con ello David Figueroa, que supo cruzar el pantano sin mancharse. Dentro de este desastre gana el alcalde Alejandro López Caballero, quien apoyo a su partido, pero sin complicidades ni perversidades, lo que lo libra del lodo y las inmundicias del panismo padrecista. Esto lo pone en la lista de los panistas que podrán encabezar la reconstrucción de su partido.

GANA SONORA… Pero sin duda, el gran ganador de ganadores es Sonora. El poder librarse de este grupo de delincuentes políticos. De un gobierno opresor y depredador. El sacar a funcionarios que han robado y desviado miles de millones de pesos y poder ponerlos en el banquillo de los acusados. El sacudirse esta lacra que nos cayó encima como castigo por  creer en las caretas de políticos corruptos, es toda una bendición. Este es el verdadero triunfo, el saber que ahora si ya se van.  Pero lo más importante, que no se vayan en forma impune y sin castigo. De esta manera es como terminaría ganando de todas todas Sonora.

Pero bueno, amigos, lo bueno que ya ganamos porque es…¡¡¡VIERNES!!!, y miren que con un excelente fin de semana. Por lo mismo no olviden lo que decía don Pascual,  el que escupe para arriba, ya sabe a lo que se atiene. Sale.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top