El cuarto de tiliches

Hilario Olea, Recientes No hay comentarios en El cuarto de tiliches 20

PRESUME LO BARRIDO… Los informes presidenciales son como las casas, siempre presumimos la fachada y los cuartos donde está todo barrido.  Dando por sentado de que el resto de la vivienda está igual, por eso nunca llevamos a las visitas al cuarto de los tiliches.  Esto no lo está inventando la cuarta transformación, sino es un recurso desde los tiempos de don Porfirio.  Recordar como presumió de lo que hizo al país por las fiestas del Centenario de la Independencia en 1910, para luego tronar como chinampina.  Por eso, en el segundo informe del presidente Andrés Manuel López Obrador no podría ser la  excepción y menos cuando sugenética política viene del PRI, en donde la figura presidencial es reverenciada  y  exaltada hasta la ignominia, podría decir con propiedad el Lic. Molécula.

PELICULA DE PEDRO INFANTE… Considerando esa herencia genética presidencial,  este segundo informe no tuvo ninguna sorpresa. Es más, si ustedes recuperan la columna del lunes, van a decir que soy brujo, porque salió como si  hubiéramos hecho un guión.  Empezó con el combate a la corrupción que es fuerte. Se brincó los 65 mil muertos por el coronavirus y al estilo López Gatell le echó la culpa  los sexenios anteriores de la estructura médica, a pesar de que lleva ya dos años de gobierno, los culpables de que los hospitales estén como estén son los de atrás, porque los de adelante corren mucho.  También comentamos que habría un culto a la personalidad, que la comenzó el propio presidente López Obrador al presumir que es el mejor gobierno para enfrentar la crisis sanitaria y económica. Acá mis tortas, como dice el presidente, ¡Tengan para que aprendan!  En términos generales fue lo mismo de siempre, salvo por el besamanos presencial, aunque si se tuvo de manera virtual. El punto es que cumplió con el ritual de ser un evento más choteado que las películas de Pedro Infante o los programas del Chavo del Ocho.

MANTIENE LIDERAZGO… Lo que vale la pena subrayar es que el presidente López Obrador mantiene el liderazgo del país. Todo parece que es un desastre, pero como decían los viejos de la tribu, desastre muy bien organizado.  Presumió de haber rescatado 560 mil millones de pesos de la corrupción, aunque no dijo que salvó al paciente a costa de cortarle los dos brazos y las dos piernas.  Porque mucho de este dinero fue producto de los severos recortes presupuestales y de estructura de gobierno.  Se supone que esta cantidad de 500 mil millones sería anual, pero no puede ser metiendo tijera a ese nivel.  Aunque el periódico Reforma presumió tener información de que viene otro ajuste en las oficinas de gobierno que dejará manca  y tuerta a la administración. De hecho, en este momento hay quejas de millones de gestiones están atoradas por la falta de gente y sobre todo capacidad de los que están al frente.  Son miles de millones que se pierden, no por la corrupción, sino por la incapacidad.

NADA PARA ESCRIBIR A CASA… Como dirían los clásicos, cumplió el ritual del segundo año. Nada de anuncios espectaculares. Mucho que presumir, aunque poco que demostrar. Para eso está el área de imagen y comunicación.  Coscorrón a los adversarios, que no es nuevo, recuerden que a Echeverría y a López Portillo les encantaba echar tierra. De esos tiempos a los entonces conservadores los llamaban los “profetas del desastre”. Y otras chuladas. Presumieron una base por bolas como si fuera un jonrón con casa llena.  Se maquilló todo para que no se viera lo cacarizo del país. Se habló de la crisis, pero no del rescate financiero. Al contrario, el dinero para los pobres, aunque sigan sin empleos.  En fin, nada para los libros de historia. Cuando menos este año. Ah, y lo que no sabíamos, que somos los más chingones para resolver la crisis económica y la pandemia. Inches rusos y alemanes, ya quisieran.

PANDEMIAS CUATAS…  Pero bueno, hay que dar vuelta a la hoja y volver a la realidad. Los especialistas médicos están advirtiendo, comenzando por Estados Unidos,  que tenemos una seria amenaza en puerta en materia de salud.  Resulta que ya viene la temporada de la influenza, que como sabemos en ocasiones suele salirse de control y volverse pandemia. Pues bien, los gringos le han llamado una pandemia gemela porque se juntará con el coronavirus.  Aquí en México dicen que será una pandemia cuata. ¿ Y cual es el riesgo? Es muy claro,  primero porque estaremos en semáforo amarillo o quizá verde, lo que provocará que mucha gente se desborde a la calles y lugares públicos sin tomar medidas de seguridad. Esto puede generar contagio de cualquiera de las dos enfermedades, y con ello duplicar la demanda de camas de hospital.  Por eso el consejo es si estamos en el sector vulnerable, salir corriendo a vacunarnos contra la influenza.   Aguas, porque esto puede venir en serio y en serie.

BUENA ACCION DEL STJ… Buena disposición del Supremo Tribunal de Justicia de Sonora, al resolver que en el resto del año no haya desalojos de viviendas por juicios civiles o mercantiles. Dejan en claro que los juicios no se van a detener y en caso de que alguien tenga resolución en contra,  podría ser embargado, pero no se le despojará de su vivienda o bienes muebles embargados. A menos, nos aclaran, que el demandando no quiera quedar como depositario de los mismos. Una muy buena medida del Tribunal que encabeza Francisco Gutiérrez, porque con esto le quita un enorme peso a la gente en este momento de crisis sanitaria y financiera. Esto es aplicar justicia y no solamente la ley.  Medidas así necesitan las familias para no hundirse más.

Pero como dijo el Chemali Carranza,  recuerden que caballo que alcanza, algo se trae. Sale.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top