Nuevos partidos

Especiales, Recientes No hay comentarios en Nuevos partidos 18

Por Jorge Alcocer V.

Cuando en 2002 en alguna entrevista para TV me preguntaron por la pertinencia de buscar registro legal para un nuevo partido político, mi respuesta fue que los derechos ciudadanos están para ser ejercidos y uno de ellos, fundamental, es el de asociación. Mantengo la misma opinión y por tanto no tengo motivo para criticar a los ciudadanos que decidieron buscar, y ahora han alcanzado, el registro de tres nuevos partidos políticos nacionales: Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); Partido Encuentro Social (PES) y Partido Humanista (PH).

En cambio, tengo una crítica al trabajo de fiscalización y vigilancia que el INE (antes el IFE) desarrolló para garantizar que, en el cumplimiento de los requisitos, las organizaciones interesadas se apegaran estrictamente a las normas constitucionales y legales. Al igual que en ocasiones previas, funcionarios y consejeros electorales han cerrado los ojos ante evidencias suficientes de que, al menos en un caso, Partido Encuentro Social, hay posibles y graves violaciones a la normatividad.

Es de dominio público que en esa organización, ahora partido nacional, intervienen de manera directa ministros de culto de iglesias evangélicas, lo que está prohibido por la Constitución; hay denuncias ante el INE de que para la afiliación y asistencia de los ciudadanos a las asambleas distritales del PES, sus dirigentes ofrecieron 50 mil pesos a los promotores que alcanzaran el requisito de asistencia y que a los asistentes les entregaron despensas y otros bienes en recompensa por su participación.

Ayer, la consejera del INE, Pamela San Martín, dijo en entrevista con Alejandro Cacho, en MVS radio, que de la investigación efectuada se concluyó que las violaciones denunciadas ocurrieron solamente en algunas asambleas, que no fueron consideradas dentro de las válidas para efectos del registro otorgado al PES. Tal enfoque me recordó al candidato inde pendiente a presidente municipal de San Blas, Nayarit, que declaró que sí robó, “pero poquito”. Ese candidato ganó la elección; el PES tiene registro, a ciencia y paciencia de los consejeros electorales del INE y de la Secretaría de Gobernación, autoridad competente en materia de ministros de culto y agrupaciones religiosas.

Los tres nuevos partidos políticos iniciarán actividades, con plenitud de derechos, a partir del primer día de agosto próximo; tendrán derecho a financiamiento público, ordinario y de campaña; acceso a tiempos de TV y radio y participarán en las elecciones federales de 2015 y en las locales concurrentes, en 17 entidades federativas. Por ser su primera incursión en lides electorales, no tienen derecho a establecer coaliciones con otros partidos. Deberán acreditar, por sí mismos, el porcentaje mínimo de votación nacional, del 3 por ciento, para conservar registro.

Por experiencias ajenas y propia, sé que obtener la votación mínima de ley, especialmente en elecciones intermedias, es una barrera letal para la mayoría de los nuevos partidos. Así lo demuestra la estadística. Para el PES y el PH, implantarse, en unos pocos meses, en los 300 distritos electorales federales, y participar en las elecciones locales, es un reto mayúsculo.

Morena es caso aparte. Sin cuestionar el derecho de López Obrador a poner casa propia, el registro legal de su partido es un retroceso en el largo y sinuoso camino de la unidad de las izquierdas. Su destino electoral depende de cuántos votos le arranque al PRD, y de su capacidad para desfondar, electoralmente hablando, al PT y MC. El registro de Morena es una buena noticia para Andrés Manuel y sus seguidores; es una mala para el futuro de la izquierda mexicana, no solo en el ámbito electoral, sino también en la vida política nacional.

López Obrador y Morena apostarán al radicalismo extremo; para el PRD se abre el dilema de competir en ese terreno o acentuar su perfil como partido que sabe conjugar la oposición con el diálogo y la construcción de soluciones, por el bien de todos.

Author

Leave a comment

©2012 Casa de las Ideas, Derechos reservados. l Sitio desarrollado por: Freaner Creatives

Search

Back to Top